Cine

Victoria Alonso sobre ‘Eternals’: ‘Nosotros no hacemos películas para que tengan buena crítica’

La productora argentina es la mujer más poderosa de Marvel Studios. ‘La Nación’ fue parte de una mesa redonda con ella, donde habló sobre el filme de superhéroes que divide opiniones

Victoria Alonso sabe que Eternals es una película que divide criterios. Lo tuvo claro posiblemente desde el mismo momento, unos cinco años atrás, en que ella fue parte de la discusión dentro de Marvel Studios que dio génesis a una de las adaptaciones de cómics más arriesgadas que ha lanzado la compañía en toda su historia.

El filme sobre un diverso grupo de superhéroes basado en un cómic clásico pero poco conocido por el gran público, ha dado mucho de qué hablar desde su estreno. Dirigida por la oscarizada cineasta china Chloé Zhao, la película es la 26° en la narrativa del interconectado Universo Cinematográfico Marvel (MCU, por sus siglas en inglés) e incluye hitos que parecían utópicos en el antiguo modo de hacer las cosas en Hollywood, con la novedad de muchos “primeros” superhéroes: un hombre gay, una mujer sorda, un hombre pakistaní, una mujer mexicana...

Alonso defiende esas decisiones. La productora argentina se sumó a Marvel Studios en el 2005, justo a tiempo para ser parte del desarrollo del filme que inició todo, Iron Man (2008). Desde entonces ha sido una de las grandes responsables de llevar las riendas de la franquicia -en equipo con Kevin Feige y Louis D’Esposito- y sus créditos de productora ejecutiva se extienden desde The Avengers (2012) hasta la venidera Ant-Man and the Wasp: Quantumania (a estrenarse en el 2023), abarcando todo lo que Marvel Studios ha hecho en el medio, tanto en cine como en televisión (series de Disney+).

Presidenta de Físico, Post Pruducción, Efectos Visuales y Animación de Marvel Studios, Victoria Alonso es una de las mujeres y latinas más influyentes de Hollywood, donde empuja por una mayor y mejor inclusión de talentos de nuestra región. Así lo evidenció en la cálida conversación que sostuvo con distintos medios de Latinoamérica, incluida ‘La Nación’, mediante videoconferencia y en el marco de la promoción de Eternals.

Este es un extracto de la plática.

Eternals incluye un elenco y espectro de personajes diversos. ¿Cómo fue incluir todos estos elementos distintos del Universo Marvel en una película?

— En cierta manera fue simple, pues tenemos la capacidad de introducir 10 nuevos personajes y podemos hacerlo no porque es políticamente correcto, sino porque es parte de la historia. Siempre dijimos que no íbamos a hacer las cosas porque ‘tenemos’ y si bien la audiencia nos ha pedido la inclusión, tenía que tener sentido y ayudar a tejer las historias en nuestra franquicia. Así que por suerte, haber tenido un elenco grande, nos permitió mostrar al mundo que en nuestras diferencias está lo mejor.

— Siendo Eternals la película 26°, ¿cómo asimilan las críticas mixtas que ha recibido?

— El cambio siempre va a tener formas de remover el piso. Nosotros le damos la bienvenida a todas las críticas, por supuesto, pero lo importante es que cuando el mundo la vea se diga “sí, me veo representado”, “sí, me veo reflejado”, “sí, entiendo lo que han tratado de hacer”, “sí, me gustó esto y lo otro”. Nosotros no hacemos películas para que tengan buena crítica, las hacemos porque nos parece que es una buena historia. En cierta manera, una vez que terminamos la película ya no está en nuestras manos, sino en las manos de aquellos que van a ver si pueden encontrar algo en esas dos horas y media que les conmueva. Véanla, pues hay críticos que la critican sin verla y eso me parece injusto, pues es como decir que no te gusta comer sushi sin probarlo.

— Ver a una latina como una de las mujeres más poderosas de Marvel es un hito para toda la región. ¿Cómo crees que se puede incluir a más actrices de nuestra región en películas como estas?

― Lo importante es que con cada película, con cada historia, con cada show de Disney+, con cada proyecto de animación, se pueda incluir a cuanta más gente sea posible. Vos sabés que estoy constantemente tratando de incluirnos, de incluirlas, y tratando de cambiar no solo lo que está frente a la cámara, sino detrás de cámara, pues lo básico es que la representación sea en todos los niveles. Es importantísimo tener ese balance porque si hay más gente como vos y como yo, vamos a cambiar un poquito la conversación y mover un poquito la aguja.

— Ya con la película afuera, todas las decisiones que se tomaron tienen sentido: tener a una directora como Chloé, a este elenco tan diverso e incluso cambiar el género de algunos de los personajes con respecto a cómo son en los cómics. En el 2021 eso tiene sentido pero este es un plan que empezó tiempo atrás. Todos quisiéramos poder entrar a ese cuarto donde ustedes se sientan a discutir el futuro de Marvel. Remontémonos a esas primeras discusiones sobre Eternals y a las apuestas que se tomaron.

— La idea siempre era tener el mejor director o directora que pudiéramos encontrar. Ahí entra Chloé Zhao cuatro años atrás, cuando ni siquiera había terminado con Nomadland, no sabíamos que iba a ser una ganadora del Óscar. Lo importante es la historia que teníamos que contar y cuando empezamos a hablar con directores ya llevábamos un año de trabajo previo. Ahora bien, si tenés la oportunidad de incluir 10 personajes nuevos y contar una historia de 7000 años, ¿la contamos con toda la gente viéndose igual? ¿O la contamos por gente que es muy diferente, que ha vivido de formas diferentes?

No porque uno sea un Eterno, la experiencia es igual: uno decide tener una familia con un ser humano, otra se va con un grupo de gente a protegerla de los malos, la otra tiene su pareja a la que va a proteger de su propia salud mental, ¿ves?, o lo lindo de que alguien que no pueda escuchar el sonido pueda encontrar el eje, el núcleo del problema, como Makkari, que si bien es sorda entiende el latido de la voz. Todo eso lo venimos hablando desde hace muchísimo tiempo.

Poder entender que a veces si bien nos dicen ‘esto es lo que tenés que seguir’, que es lo que le pasa al personajes de Salma Hayek, Ajak, que durante mucho tiempo siguió a alguien en quien creía, al haber podido vivir en el entorno se dio cuenta que seguir con esas directivas no era beneficioso para la gente. Son temas globales y nos encantaría que el mundo los pudiera hablar más allá de una película; sí podemos empezar un poquito de discusión, de diálogo, sobre si seguimos ciegamente a quien te dicen que tenemos que seguir o si realmente tenemos el poder de decisión. Son todos temas que están ahí, que son parte de la película, así que quien quiera ver una película de superhéroes la va a ver y quien quiera ver los otros temas, ahí están.

— Como una latina que ha estado en Hollywood más de tres décadas, ¿cómo ves el estado actual de nuestra comunidad en la industria cinematográfica estadounidense?

— Me parece que ha habido cambios pero a paso de tortuga, muy lento. Lo importante es que la gente no pierda la fe y deje de luchar por el cambio, porque cuando la gente no ve los resultados rápidamente se frustra, se desmoraliza. En una maratón no podés dejar de correr en la milla 15 ni en la 18 ni en la 26, se termina en la meta. Estamos en este momento en un cambio, hay mucha más representación aunque no tanta como me gustaría y eso tiene la culpa Hollywood y nosotros por no hacernos nuestro lugar en el mundo.

Yo siempre digo que si entrás a una reunión y no te sentís que pertenecés, tenés que decir “yo acá pertenezco” y permiso porque me voy a sentar. Hacete tu lugar en la mesa. Pero si entramos sintiendo que no pertenecemos no hay manera de ganar esta batalla. Para mí es importantísimo que todos sientan que las cosas pertenecen; si yo te digo que pertenecés y te lo crees, vas a pertenecer. Si entrás con duda, la gente lo va a saber y no te van a dar el lugar... la gente con duda no tiene lugar en la mesa. Pónganse la ropa de que “sí puedo” y adelante.

Víctor Fernández G.

Víctor Fernández G.

Jefe de información de Entretenimiento. Ingresó al Grupo Nación como periodista de espectáculos al diario Al Día en 1999 y luego pasó a La Nación y al periódico juvenil Vuelta en U, del cual fue su director. Graduado de la Universidad de Costa Rica.