Carlos Láscarez S.. 13 febrero

Un cargamento de casi dos toneladas de cianuro, que estaba en el corredor de una vivienda, fue decomisado este miércoles por oficiales de la Policía de Fronteras, indicó el Ministerio de Seguridad Pública (MSP).

El hallazgo de los 1.900 kilos, que estaba distribuido en 38 sacos, ocurrió en el poblado de Peñas Blancas, en La Cruz, Guanacaste, donde los oficiales efectuaban un patrullaje.

Los 38 sacos tenían 50 kilos de cianuro cada uno. Oficiales de la Policía de Fronteras lograron la detención de un sospechoso, quien permanecía dentro del inmueble. Foto: MSP
Los 38 sacos tenían 50 kilos de cianuro cada uno. Oficiales de la Policía de Fronteras lograron la detención de un sospechoso, quien permanecía dentro del inmueble. Foto: MSP

Una vez que los oficiales llegaron al sitio, observaron los sacos con el material, por lo que coordinaron con agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y del Cuerpo de Bomberos para la revisión del producto y las respectivas pruebas.

Como sospechoso, las autoridades aprehendieron a un costarricense apellidado Mendoza, quien permanecía dentro del inmueble al momento de la incursión policial. No se descarta que el material fuera empleado para la extracción ilegal de oro en la mina Crucitas, mencionó la Policía.

Allan Obando, director de la Policía de Fronteras, manifestó que se trata de material altamente peligroso para la salud pública y muy dañino para el ambiente.

“Su decomiso impide que sea utilizado para la extracción de oro, actividad ilícita que hemos combatido intensamente desde semanas atrás con diversas acciones operativas en el país”, dijo Obando.

Añadió que los operativos continuarán en toda la zona fronteriza, para combatir la extracción de oro en la mina Crucitas, en Cutris de San Carlos.

¿Para qué se usa?

El cianuro es una sustancia altamente tóxica y usada en la extracción de oro. Este cargamento es catalogado por las autoridades como histórico.

La extracción ilegal de oro se basa en una técnica conocida como cianuración del oro o lixiviación con cianuro. El proceso permite extraer oro, plata, cobre y zinc de minerales que los contienen en baja concentración.

Dicha técnica permite crear compuestos cianurados de dichos metales, los cuales son solubles en agua. Estos compuestos se extraen del agua al final del proceso. Al ser de bajo costo y alto rendimiento, es el método más utilizado.

Sin embargo, el cianuro y el mercurio son altamente tóxicos, al grado de que su uso se prohíbe en decenas de países por el riesgo de contaminación de mantos acuíferos.

En nuestro país, el transporte o comercialización sin autorización de materiales peligrosos como el cianuro de sodio es castigado con una pena de prisión de dos a 15 años.