Hugo Solano C.. 22 febrero
El Yaris en que viajaban los dos fallecidos quedó a un lado de la vía en Mata Redonda, tenía multiples impactos de bala. Foto: Cortesía.
El Yaris en que viajaban los dos fallecidos quedó a un lado de la vía en Mata Redonda, tenía multiples impactos de bala. Foto: Cortesía.

Juan Pablo Barrientos Castillo, de 28 años, uno de los dos hombres abatidos dentro de un carro en Mata Redonda este domingo, laboraba como empleado de la Municipalidad de San José.

Así lo confirmó la oficina de prensa de esa entidad, donde lamentaron el deceso y explicaron que Barrientos tenía cinco años de trabajar como barrendero en el departamento de Aseo de Vías.

Junto con Barrientos fue asesinado un amigo de él, identificado por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como Jonathan Díaz Pérez, de 25 años, quien le acompañaba al volante.

Ambos quedaron sin vida dentro del carro, un Toyota Yaris blanco, modelo 2014, inscrito a nombre de un hermano de Juan Pablo.

Los hombres fueron sorprendidos cuando transitaban por Mata Redonda, San José, con rumbo a la casa de la excompañera sentimental de Juan Pablo, quien iba a visitar a su hijo de seis años.

El OIJ informó de que, según las primeras investigaciones, al menos dos pistoleros interceptaron a los ocupantes del Yaris y les dispararon con armas de fuego de calibre 9 milímetros. En la escena fueron recolectados al menos ocho casquillos de bala de ese calibre.

La Policía no encontró armas dentro del carro de los fallecidos, el cual tenía múltiples impactos en los parabrisas y carrocería.

De momento se desconoce cuál fue el motivo de la agresión, si los dos fallecidos eran los buscados por los pistoleros o si alguno de ellos fue víctima colateral.

Barrientos, de 28 años, trabajaba en la Municipalidad de San José, en aseo de vías. Foto: tomada del Facebook.
Barrientos, de 28 años, trabajaba en la Municipalidad de San José, en aseo de vías. Foto: tomada del Facebook.

Juan Pablo era oriundo de San José, soltero y padre de un menor de seis años, según datos del Registro Civil. Vivía en Villa Esperanza de Pavas, lo mismo que el otro fallecido, quien era nicaragüense.

Este es el cuarto homicidio múltiple de este año.

El primer caso ocurrió el 23 de enero, cuando un sujeto mató a otro en Esparza y unos kilómetros más adelante, en Tárcoles, dentro del carro del fallecido, le disparó a la novia del sujeto, para luego quitarse la vida.

El 27 de enero hubo un homicidio triple en Pueblo Nuevo de Limón, donde perdieron la vida tres hombres con edades entre los 24 y 35 años. Esa vez desde un carro les dispararon a pleno día, cuando permanecían en la vía pública.

Otro asesinato de tres personas en una misma escena ocurrió el 14 de febrero en Carrandí de Matina, cuando fueron ultimadas una madre y sus dos hijas.

En lo que va de este año, el OIJ registra 86 asesinatos, cinco más que en igual periodo del 2020.