Eillyn Jiménez B., Keyna Calderón, corresponsal GN. 27 septiembre
Un grupo de voluntarios encontró evidencias relacionadas con el caso de Allison Bonilla y, por ello, alertó al OIJ para que realizara las diligencias respectivas. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
Un grupo de voluntarios encontró evidencias relacionadas con el caso de Allison Bonilla y, por ello, alertó al OIJ para que realizara las diligencias respectivas. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN

La familia de Allison Pamela Bonilla Vásquez reconoció que varias prendas encontradas en un botadero clandestino en San Jerónimo de Cachí, en Paraíso, Cartago, pertenecen a la joven.

El hallazgo fue hecho este domingo 27 de setiembre por la mañana, cuando voluntarios de dos organizaciones trabajaban en una nueva búsqueda.

Inicialmente, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó, mediante su oficina de prensa, de que, en el lugar, un tío había localizado una blusa de la muchacha; sin embargo, dos horas después detalló que se trataba de otras prendas.

"El OIJ hará la recolección respectiva y lo trasladará a Laboratorios Forenses para respectivo estudio (...).

“La información preliminar indica que es un zapato, una media y, dentro de esta, una uña”, precisó la Policía Judicial.

A las 4 p. m., después de recolectar los indicios, los agentes se retiraron del sitio y este lunes regresarán a realizar una reinspección.

Allison Bonilla Vásquez desapareció el pasado 4 de marzo, cuando regresaba a su casa en la urbanización Florencio del Castillo, en Ujarrás. Foto: Tomada de Facebook
Allison Bonilla Vásquez desapareció el pasado 4 de marzo, cuando regresaba a su casa en la urbanización Florencio del Castillo, en Ujarrás. Foto: Tomada de Facebook

En ese botadero clandestino, la Policía Judicial realizó cinco incursiones, tres desde arriba, con equipo especial, y dos desde la base de este lugar, donde por años se han lanzado desechos de diversa naturaleza.

Sin embargo, pese a que se utilizó un perro especializado en la búsqueda de restos humanos, no hubo resultados positivos y el OIJ decidió continuar con la investigación mediante otras diligencias.

Después de que los agentes tomaron esa decisión, dos grupos diferentes de voluntarios han entrado por su cuenta a la zona para realizar rastreos.

Hace una semana, se ubicaron unos restos óseos en Cachí, a pocos metros del punto donde que la joven de 18 años fue vista por última vez, el 4 de marzo pasado; empero, una antropóloga forense determinó que eran huesos de animales.

Cuerpos policiales acudieron al sitio para extraer las evidencias. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
Cuerpos policiales acudieron al sitio para extraer las evidencias. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN

Este sábado, luego de coordinar con la familia, se hizo una nueva incursión que continuó este domingo.

Álvaro Solano, voluntario de Cartago, del grupo de Búsqueda y Rescate, y quien está a cargo de los trabajos en la zona, contó que ellos tienen un protocolo y que eso les hizo detenerse en cuanto vieron las prendas.

Detalló que el punto donde encontraron las evidencias se ubica al lado derecho del botadero y a unos 400 metros de profundidad desde la carretera que comunica con Tucurrique de Jiménez.

"La familia nos dio informaciones de lo que ella tenía puesto, por eso, cuando se dio el hallazgo, lo que se hizo fue enviar las fotos y una persona que está arriba se las enseñó a la familia para que confirmara.

“A partir de eso, se coordinó con el OIJ y ahora la escena quedará en manos de ellos”, explicó Solano.

(Video) Voluntarios ubican evidencias relevantes en caso de Allison Bonilla

Tía: ‘Quiero que encuentren cada pedacito de ella’

Xiomara Vásquez Cordero, tía de Allison Bonilla, confirmó que las prendas localizadas son similares a las de su sobrina, pero esperará hasta que los agentes judiciales las saquen del sitio para tener una certeza del 100%.

La mujer no ocultó su dolor por la posibilidad de que puedan encontrar el cuerpo en avanzado estado de descomposición.

"Si es ella, quiero que encuentren cada pedacito, porque sabemos que no la vamos a conseguir como queríamos desde un principio. Si no se trata de ella, sería otro dolor, otra batalla más”, aseguró.

Agregó que las pertenencias halladas son muy similares a las de sus sobrinas y que, en la actualidad, la principal batalla de su familia es que el responsable pague por lo que hizo, ya que no es posible que el sospechoso, de apellidos Sánchez Ureña, vaya a cambiar su versión este lunes.

"Quiero que la saquen y que empiece la justicia para Allison (Bonilla). La batalla más dura de mi familia es para que el caso no quede impune (...).

“No sé cómo, con lo que está pasando aquí (en el botadero), va a cambiar la versión”, aseveró.

(Video) Tía de Allison se refiere a hallazgos de este domingo

Vásquez, quien era muy cercana a Allison Bonilla, manifestó que la joven tenía toda la vida por delante y que la persona que cometió el crimen no solo dispuso de esa vida, sino que se deshizo de ella en un botadero clandestino.

Ese hecho ha golpeado a la familia, ya que consideran terrible que el cuerpo lo hubiesen lanzado a un botadero.

– ¿Ustedes creen que él encubre a alguien?

– Sí, ojalá todo salga a la luz. Que este sujeto tenga los pantalones suficientes para que hable y diga lo que tenga que decir.

La tía de la muchacha cree que poder enterrar a su sobrina sería lo justo y que en caso de que el OIJ no encuentre algo más, ellos bajarían a buscar en el sitio.

El sitio del hallazgo se ubica a 400 metros de distancia de la carretera, al costado derecho del botadero clandestino. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
El sitio del hallazgo se ubica a 400 metros de distancia de la carretera, al costado derecho del botadero clandestino. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
Los hechos

El pasado 2 de setiembre, el principal sospechoso de la desaparición y el asesinato de la muchacha fue detenido.

Se trata de un agricultor de 28 años, de apellidos Sánchez Ureña, quien, en una primera indagatoria, confesó los hechos.

Empero, su nuevo abogado, José Francisco Herrera, detalló que en una ampliación de su declaración, este 28 de setiembre, su cliente negará los cargos que se le achacan, argumentando que se sentía presionado y por eso asumió la responsabilidad.

Por otra parte, Rodrigo Araya, representante legal de la familia de Bonilla, dijo que la confesión del sujeto fue solo una confirmación de datos que ya tenía el OIJ, ya que incluso la versión de un testigo afirma que la joven se montó en el carro de Sánchez.

Argumentó que con o sin confesión, las pruebas son “objetivas y contundentes” y colocan al hombre en tiempo y espacio en la zona del crimen.

Una de estas pruebas fue divulgada por el OIJ el pasado 3 de setiembre; es el rastro de sangre que se encontró en la cajuela del carro del hombre.

En tanto, vecinos de Ujarrás describieron a este sujeto como un “antisocial” que “acorralaba muchachas por redes sociales”.

Allison Bonilla se dirigía a su casa en la urbanización Florencio del Castillo, en Ujarrás de Paraíso, cuando fue vista por última vez.

Yendry Vásquez encaró al sospechoso del crimen de su hija. Foto: Archivo/ Rafael Pacheco
Yendry Vásquez encaró al sospechoso del crimen de su hija. Foto: Archivo/ Rafael Pacheco

Información actualizada a las 5:59 p. m. con más datos.