Carlos Arguedas C.. 9 septiembre
El imputado en este caso de apellidos Sánchez Ureña había declarado el pasado 7 de setiembre que presuntamente mató y violó a Allison Bonilla. Foto: Rafael Pacheco
El imputado en este caso de apellidos Sánchez Ureña había declarado el pasado 7 de setiembre que presuntamente mató y violó a Allison Bonilla. Foto: Rafael Pacheco

El agricultor de apellidos Sánchez Ureña, de 28 años, que en una primera declaración rendida el pasado viernes confesó haber, presuntamente, asesinado a la joven Allison Pamela Bonilla Vásquez, dará una ampliación a ese primer relato.

El hecho trascendió este miércoles luego de que la Fiscalía Adjunta Contra el Narcotráfico y Delitos Conexos, que dirige la pesquisa de este caso, dispuso que la comparecencia, que será privada, se realizará el 28 de setiembre a las 9 a. m.

La diligencia judicial se verificará en el segundo piso de los Tribunales de San José, según determinó el ente acusador del Estado.

El abogado defensor de Sánchez, José Francisco Herrera Umaña, consultado sobre este hecho, manifestó que fue a petición suya que se tendrá esta ampliación de declaración.

“Yo espero que se retracte de lo dicho en la primera declaración”, manifestó el abogado, quien agregó que posteriormente, podría presentar ante el Juzgado Penal de Cartago una gestión para que se realice una audiencia con la finalidad de que se le cambie la medida de prisión preventiva.

Herrera explicó que todo está supeditado a las manifestaciones que el sospechoso brinde a los fiscales.

Sánchez Ureña, conocido como Sukia, y quien se dedicaba a sembrar hortalizas, descuenta desde el lunes pasado seis meses de prisión preventiva como sospechoso del homicidio de Allison Bonilla. Ella desapareció el 4 de marzo de este año cuando bajó de un autobús y caminó por una calle solitaria rumbo a su casa en Ujarrás de Paraíso de Cartago, a donde nunca llegó.

Sánchez narró el viernes 7 de setiembre que supuestamente él interceptó a la muchacha, de 18 años, la violó y la asesinó.

"El imputado argumenta en su declaración que él la interceptó cuando ella venía de la parada de buses y, posteriormente, se la llevó a una finca en donde la violó y la golpeó hasta que ella falleció.

“Una vez fallecida, la metió en la cajuela del vehículo, salió de la finca donde la llevó para realizarle los vejámenes sexuales y fue a tirarla en el guindo donde se están realizando diligencias de investigación, esperando que puedan encontrarse los restos de ella (Allison Bonilla)”, comunicó el viernes anterior Rodrigo Araya, abogado que tiene la representación de la familia.

La familia de Allison Bonilla recibe flores y cartas en su casa en Ujarrás.. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
La familia de Allison Bonilla recibe flores y cartas en su casa en Ujarrás.. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN

Una vez brindada su declaración, la Fiscalía de Narcotráfico y Delitos Conexos calificó el delito a investigar como un homicidio calificado y, por ello, pidió imponer seis meses de prisión preventiva, solicitud que fue acogida por el juez penal a cargo.

Actualmente, Sánchez se encuentra recluido en el Centro Nacional de Atención Específica, antigua Máxima Seguridad, ubicada en San Rafael de Alajuela, donde recibe un “buen trato”, dijo su defensor.

Por el momento la búsqueda del cuerpo de Allison está suspendida, pues en el sitio en el cual dijo Sánchez que la lanzó hace más de seis meses, no han localizado ningún rastro.