Robert E. Lee. 22 agosto
Grettel Alfaro no deja de sonreír: la vida le ha enseñado que siempre hay que buscar un balance entre el trabajo, la familia y el cuidado personal. Foto: Rafael Pacheco
Grettel Alfaro no deja de sonreír: la vida le ha enseñado que siempre hay que buscar un balance entre el trabajo, la familia y el cuidado personal. Foto: Rafael Pacheco

Si hay algo constante en la vida de la periodista Grettel Alfaro es el cambio. Su historia familiar y su carrera profesional siempre han estado en una constante evolución desde que por “accidente” dio su primer paso en la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Costa Rica.

Quienes conocemos o hemos trabajado con Grettel Alfaro Camacho sabemos que no se puede quedar quieta. Tiene un espíritu aventurero y creativo que la ha acompañado desde que comenzó a estudiar Ciencias de la Comunicación Colectiva a finales de los años 70, y que se mantiene intacto hasta el día de hoy, como la nueva directora de prensa de Repretel.

Por eso, no es para nada extraño que durante más de 30 años de carrera profesional, Grettel haya hecho de todo y más en algunos principales medios de comunicación de este país. Y aunque el cambio la ha acompañado durante estas tres décadas, hay algo que siempre se ha mantenido constante: el destino se ha encargado de que esté al frente de nuevos proyectos periodísticos que debe empezar desde cero, muchos de los cuales existen al día de hoy.

En una entrevista virtual que duró más de dos horas, Grettel –siempre alegre y sonriente– repasó sus momentos más intensos en diferentes medios y analizó los retos que hoy vive al frente de un negocio que ha cambiado vertiginosamente en la última década debido a la Internet y las redes sociales, y que se ha visto profundamente afectado por los efectos de la pandemia provocada por la covid-19.

Y como es usual cuando uno se sienta a conversar con ella, sobran las risas, escasean las lágrimas y está siempre dispuesta a hablar de todo sin tapujos: los buenos y malos recuerdos afloran para dejar en evidencia que esta mujer ha dedicado cuerpo y alma a su vocación: informar a Costa Rica.

Hoy asume un nuevo reto profesional: como directora general de noticias de Repretel, busca fortalecer y reestructurar sus noticieros en medio de las secuelas económicas que ha dejado la pandemia. Foto: Rafael Pacheco
Hoy asume un nuevo reto profesional: como directora general de noticias de Repretel, busca fortalecer y reestructurar sus noticieros en medio de las secuelas económicas que ha dejado la pandemia. Foto: Rafael Pacheco
Emprendedores

Grettel está “segurísima” de que ese espíritu inquieto e insaciable lo heredó de su abuelo paterno, Porfirio Alfaro, un alajuelense pionero y emprendedor que migró a Nicoya. Don Porfirio inauguró el primer cine del pueblo, creó una famosa panadería y tuvo buen ojo para emprender nuevos proyectos que saciaran las necesidades de su comunidad.

Ese mismo gen lo recibió su papá, Danilo Alfaro Campos, quien pronto aprendió a crear y desarrollar nuevos negocios: el más exitoso hasta el día de hoy es la Empresa Alfaro. Un 11 de diciembre de 1958, con don Danilo al volante, se realizó el primer viaje en bus entre San José y Nicoya, en una microbús con solo tres pasajeros.

Ese recorrido duró 12 horas y se hizo por una vieja calle de lastre de 297 kilómetros sin puentes. Más de 60 años después, Alfaro es una consolidada empresa de transportes nacional.

“Papi empezó con esa idea y con ese sueño de poder transportar gente de San José a Nicoya, y así comenzó esta empresa. Ya luego, posteriormente a eso, también fue pionero en turismo. En esa época no había ningún desarrollo en las playas. Solo alguna gente que tenía fincas en Santa Cruz o alguna casa en Tamarindo. Eran muy pocas las playas que tenían casas o cabañas”, recuerda.

Grettel Alfaro en la redacción de La Nación en la década de los 90. Con ella, de izquierda a derecha, el recordado periodista deportivo Eliseo Quesada (ya fallecido), el abogado Federico Malavassi y el periodista Olman Mora. Foto: Archivo
Grettel Alfaro en la redacción de La Nación en la década de los 90. Con ella, de izquierda a derecha, el recordado periodista deportivo Eliseo Quesada (ya fallecido), el abogado Federico Malavassi y el periodista Olman Mora. Foto: Archivo

Así fue como con los años, y junto a otro socio, desarrollaron el concepto del hotel Tamarindo Diriá, de los primeros grandes hoteles de playa del país, que fue muy innovador y moderno con estándares de calidad muy diferentes a los que existían en la época.

“Yo digo que yo me reflejo mucho en mi abuelo porque a mí me encanta empezar proyectos y creo que eso ha sido lo que ha marcado mi carrera profesional. También tengo como ese gen de emprendedor como el de mi papá”, reafirma la comunicadora.

Sin embargo, la manera en la que aterrizó en la carrera de Periodismo nada tuvo que ver con su familia y su emprendedurismo, pero sí con los despistes típicos de una adolescente que cuando salió del colegio “no sabía ni dónde estaba parada”, como recuerda entre risas.

¡Bendita prematrícula!
Desde muy joven, Grettel ha recibido honores por su aporte a la cultura. En 1993 su labor fue reconocida por el Colegio de Periodistas. Foto: Archivo
Desde muy joven, Grettel ha recibido honores por su aporte a la cultura. En 1993 su labor fue reconocida por el Colegio de Periodistas. Foto: Archivo

Aunque su papá Danilo era de Tilarán, y su mamá, doña Olga Camacho, de Naranjo, ambos decidieron que lo mejor para la familia era trasladarse a vivir a Escazú, cuando Grettel solo tenía un año. Desde entonces ese ha sido y, asegura, siempre será, su hogar.

Cuando se graduó del colegio La Salle a los 16 años, en su mente había un solo objetivo: ser una reconocida actriz de las tablas costarricenses. Meses después se fue entusiasmada a la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica a cumplir su sueño; luego de hacer una larga fila se encontró con el primer obstáculo: no podía matricular ahí porque no había hecho la prematrícula.

“Entonces, yo me pregunté: ‘¿Ahora qué hago?’. La otra cosa que me gustaba era Trabajo Social”, cuenta. Su familia siempre la había sensibilizado con el tema de ayudar a otros, y esa segunda opción también le era atractiva. De nuevo, se topó con el mismo problema: para comenzar a estudiar esa carrera también necesitaba de la “bendita prematrícula”.

No se desanimó y ese mismo día salió corriendo a la Facultad de Educación a matricular su tercera opción: Educación Especial. Aunque el dicho dice que “a la tercera va la vencida”, en el caso de Grettel no sucedió así; el destino se empeñaba en cambiarle sus planes, una constante que se repite en su vida al día de hoy.

“La otra carrera que me gustaba era Educación Especial. Pero a esa ni ninguna podía entrar porque para esas carreras se necesitaba la famosa prematrícula. Entonces, recuerdo que me fui a la cooperativa de la UCR para que me dijeran cuáles eran las carreras que sí podía estudiar”, cuenta con un dejo de angustia al rememorar su primer encuentro con la universidad.

(Video) Grettel Alfaro y su afán por crear revistas y noticieros

En la cooperativa le dieron lo que ella describe como “unos mamotretos” que detallaban todas las carreras disponibles y enumeraba aquellas que no necesitaran de la tediosa prematrícula.

Ese día logró pasar su matrícula para el día siguiente y en la soledad de su cuarto y acostada en su cama, comenzó a ojear las opciones que tenían los pesados mamotretos. En medio del montón de hojas, había una carrera que no era tan popular en ese momento porque no necesitaba de la prematrícula. “Tenía que elegir rápido y me encontré una vaina que decía periodismo”, dice.

Hoy Mismo fue la primera revista matutina que tuvo el país. Ahí comenzó don Abel Pacheco a hacer sus famosos comentarios. Eso fue en 1980. Yo comencé a trabajar y nunca se me va a olvidar la fecha, porque el primer reportaje que me pusieron a hacer como encargada de la sección de internacionales fue la muerte de John Lennon”.

“¡Mirá, esta cosa se estudia!”, fue el primer pensamiento que se le vino a la mente. Grettel hace una breve pausa para poner en orden sus recuerdos, y continúa describiendo ese momento que, sin ella imaginarlo, le daría un giro a su vida: “Yo no tenía idea de que había una carrera así, pero no tenía ningún requisito. Resulta que donde yo veo que tiene radio y televisión, me dije: ‘No podré ser actriz, pero esta vaina es parecida’. Al final, se necesita un poco de histrionismo y se necesita la voz, y al día siguiente me matriculé”.

“Y me matriculé así, sin saber qué era y resultó ser una pasión de vida y una vida entera dedicada a la comunicación. Fue un accidente, pero creo que de alguna manera ya estaba eso en algún punto del camino para mí”.

Uno de los primeros proyectos televisivos que tuvo a cargo Grettel fue la revista juvenil 'En Vivo a las 5', para Teletica. Ese programa fue una vitrina para que otras periodistas, hoy reconocidas, también se dieran a conocer, como Evelyn Fachler y Djenane Villanueva. Foto: Archivo
Uno de los primeros proyectos televisivos que tuvo a cargo Grettel fue la revista juvenil 'En Vivo a las 5', para Teletica. Ese programa fue una vitrina para que otras periodistas, hoy reconocidas, también se dieran a conocer, como Evelyn Fachler y Djenane Villanueva. Foto: Archivo
A la TV

Solo pasaron un par de años de estudiar esa “vaina llamada periodismo” para que se le presentara su primera oportunidad laboral a finales de los años 70: encargarse de la sección internacional de un novedoso programa matutino. Grettel solo tenía 19 años.

“Guido Fernández había salido de La Nación y decidió hacer un programa de televisión que se llamaba Hoy Mismo, aquí precisamente en el 6”. Grettel llegó a oídos de Fernández por recomendación de Eduardo Ulibarri, uno de sus profesores universitarios y con quien se volvería a topar un par de años después, cuando él asumió la dirección de La Nación.

Su paso por Hoy Mismo la marcaría de por vida, no solo porque ayudó a gestar la primera revista informativa de las mañanas del país, sino que aprendió de grandes personalidades de la comunicación como el propio Fernández, Mario Segura, Elberth Durán y Mariana Lev.

Hoy Mismo fue la primera revista matutina que tuvo el país. Ahí fue donde don Abel Pacheco comenzó a hacer sus famosos comentarios. Eso fue en 1980. Yo comencé a trabajar y nunca se me va a olvidar la fecha, porque el primer reportaje que me pusieron a hacer como encargada de la sección de internacionales fue la muerte de John Lennon”.

Grettel tiene un especial apego por esos años, porque fue cuando descubrió su pasión. “Yo comencé a enamorarme cada día más no solamente de la profesión, sino de la posibilidad de hacer cosas. Además de tener un mentor como Guido Fernández en una revista matutina donde se podían hacer mil cosas, donde había tiempo para armar cosas”.

Sin embargo, y como sucedería a lo largo de toda su carrera profesional, a los dos años se aparta de ese espacio televisivo para asumir un nuevo reto, esta vez desde la prensa escrita.

Aunque siguió vinculada con canal 6 como una de las presentadoras de Notiséis (que dirigió por muchos años el reconocido periodista Danilo Arias), Grettel aceptó trabajar en La Nación Internacional, uno de los primeros proyectos que desarrolló ese medio de comunicación para diversificar su oferta escrita, y que con el tiempo se convirtió en la revista Rumbo.

De nuevo, cuando se estaba acomodando a la dinámica de trabajo en La Nación, un nuevo e innovador reto llegaría a las puerta de Alfaro. Y esta vez ella sería la responsable de crearlo y dirigirlo.

Por las mujeres
La primera edición de 'Perfil'. Grettel Alfaro, con 23 años, gestó la revista y fue su primera directora. Isabel Hidalgo, protagonista de 'La Segua', ilustró la primera portada. Foto: Archivo
La primera edición de 'Perfil'. Grettel Alfaro, con 23 años, gestó la revista y fue su primera directora. Isabel Hidalgo, protagonista de 'La Segua', ilustró la primera portada. Foto: Archivo

Perfil, una revista cuyo interés principal son ustedes, las mujeres costarricenses, llega con el propósito de ser una adecuada y eficaz ayuda. La idea de su creación surgió de la necesidad de nuestro medio por contar con una publicación que refleje y enriquezca el sentir y la realidad de quienes se desempeñan como madres, estudiantes, esposas, hijas y, sobre todo, como mujeres modernas”, fue lo primero que escribió una joven Grettel de 23 años, como directora de la primera revista femenina de Costa Rica.

Perfil nace en una época como en la que estamos actualmente, en una época de profunda crisis. La Nación había comprado una rotativa (...) y entonces se plantean el hecho de que necesitan empezar a diversificarse”. De nuevo, Ulibarri es quien le plantea el reto de comenzar desde cero este proyecto.

“Por un lado, por supuesto que estaba muy agradecida con el reto, pero por otro yo le dije: ‘Pero yo en mi vida he hecho una revista, no tengo idea’. Y don Eduardo con su serenidad me dice: ‘Tranquila, que aquí nadie ha hecho ninguna revista tampoco, pues entonces todos vamos a aprender’”.

Perfil fue un éxito. En un año se había recuperado toda la inversión (...). Fue una etapa de profunda crisis y la revista fue un desahogo para muchas mujeres (...). (Fue) muy didáctica pero también entretenida: hicimos cosas increíbles”.

Estuvo a un pelito de abandonar el proyecto cuando, 15 días después de aceptar la propuesta, se da cuenta de que está embarazada de su segundo hijo. Eso fue en agosto de 1984 y la revista debía salir en diciembre. De nuevo, don Eduardo le da ánimos: “Me dice: ‘Mirá tranquila, vamos un día a la vez. Si algo te pasa, vemos a ver cómo hacemos, pero seguí adelante. Y pues seguimos adelante, saqué el proyecto y me convertí en la primera directora de Perfil”.

Aunque sus recuerdos de los meses previos al lanzamiento fueron muy intensos, cuando salió el primer ejemplar el trabajo fue aún más demandante: desde buscar a todas las columnistas, escribir, revisar, coordinar y hasta producir en su propia casa las sesiones de fotos.

Todo ese esfuerzo dio sus frutos: “Perfil fue un éxito. En un año se había recuperado toda la inversión (...). Fue una etapa de profunda crisis y la revista fue un desahogo para muchas mujeres (...). (Fue) muy didáctica pero también entretenida: hicimos cosas increíbles. La verdad que esa fue otra etapa lindísima”.

Luego de dos años de dirigir el proyecto, Grettel decide que necesita dedicarle más tiempo a su familia.

Esta fue la carta que escribió Grettel Alfaro para recibir a las nuevas lectoras de Perfil, el 2 de diciembre de 1983. Foto: Archivo
Esta fue la carta que escribió Grettel Alfaro para recibir a las nuevas lectoras de Perfil, el 2 de diciembre de 1983. Foto: Archivo

“Todo fue muy intenso y yo la verdad necesitaba bajar las revoluciones. Había tenido un bebé y necesitaba un espacio para mis hijos y ya mi matrimonio no andaba muy bien”, rememora.

El esperado descanso que tanto Grettel añoraba para ella y sus hijos solo duró tres meses. Una llamada de Teletica la sedujo de nuevo a regresar a la pantalla chica. Pero esta vez iba a poner condiciones.

De regreso

La salida de Grettel Alfaro de la dirección de Perfil en 1986 coincidió con una época de cambios y ajustes en la televisión nacional. El destacado periodista Rodrigo Fournier, una de las figuras emblemáticas de Teletica a finales de los años 70 y parte de la década de los 80, deja repentinamente la dirección de Telenoticias, después de casi 10 años al mando.

Fournier produce un nuevo noticiero en el extinto canal 2 llamado En Contacto Directo, junto a Amelia Rueda; mientras una hasta ese entonces desconocida Pilar Cisneros asume –sin ninguna experiencia en la televisión– el relanzamiento de Telenoticias.

“Yo soy como un bicho raro, porque desde muy joven me acostumbré a que el cambio era una constante. He tenido tantos cambios en mi vida, tan diversos, de tantas circunstancias, donde la vida me ha traído una cosa y se lleva otro montón de cosas, donde he tenido que aprender a, literalmente, fluir con la vida”.

Grettel veía toda esa revolución desde su casa hasta que una inesperada llamada de Teletica la invitaba a regresar, pocas semanas después de su salida de la revista femenina de La Nación: “Pensé en darme un largo descanso que solo me duró tres meses. Me llamaron de canal 7 que me querían como jefa de redacción. Y yo me dije: ‘Vengo saliendo de La Nación, dejé un trabajo que me encanta, para venir a meterme en noticias que es aún más demandante de lo que tenía, y entonces yo les dije que no. Pero que me interesaba ser presentadora”.

Una imagen inolvidable: Marcelo Castro, Pilar Cisneros, Grettel Alfaro e Ignacio Santos fueron los presentadores de 'Telenoticias' en 1987.
Una imagen inolvidable: Marcelo Castro, Pilar Cisneros, Grettel Alfaro e Ignacio Santos fueron los presentadores de 'Telenoticias' en 1987.

De nuevo, Alfaro se vería envuelta en otro lanzamiento, un nuevo formato de noticias para la televisión, al mando de Cisneros. “Les comencé a explicar que existía la figura del anchorwoman y el anchorman y que porque no pensaban en hacer parejas para presentar cada edición de noticias. Yo tenía la persona perfecta para hacer mancuerna con Pilar Cisneros: se llamaba Ignacio Santos”.

Grettel había conocido a Santos cuando ella formaba parte de La Nación Internacional, y Santos era un colaborador regular de la sección. “Y yo les dije: ‘Les apuesto que esta persona les va a servir. Es buenísimo, es guapo, es la figura perfecta para un noticiero (junto a Pilar), y yo junto a Marcelo Castro presentamos el mediodía. Y así terminé presentando Telenoticias en la nueva etapa con Pilar Cisneros de directora”.

La propuesta de Cisneros y su mancuerna con Ignacio Santos fue todo un éxito, convirtiendo a Telenoticias en el principal noticiero televisivo de esos años. A los pocos meses de estar Alfaro en Telenoticias, Cisneros le plantea un nuevo reto: ser la productora y presentadora de una nueva revista juvenil en las tardes por canal 7.

Grettel deja el set de Telenoticias –en su lugar llegó Glenda Umaña– para comenzar desde cero, como ya se estaba haciendo habitual, un nuevo espacio que se llamaría En vivo a las 5.

Plantear el concepto del programa, definir el público meta, diseñar el nuevo set, producir el contenido: en fin, Grettel comenzó a trabajar en todo el proceso creativo y de contenido de En vivo a la 5 y une a su equipo a dos jóvenes chicas: Djenane Villanueva y Evelyn Fachler.

El espacio se transmitió por primera vez el 3 de octubre de 1988. “El programa, dirigido y producido por Grettel, con la dirección ejecutiva del periodista Jorge Valverde, enfatizará en asuntos “positivos” de la información como consejos, datos curiosos e idea prácticas de fácil aplicación en el hogar”, decía una nota periodística de la revista Viva, días antes de su estreno.

La salida de Grettel Alfaro de Teletica fue noticia. Ella dejaba el programa 'En Vivo a las 5' para asumir una posición gerencial en Garnier. Foto: Archivo.
La salida de Grettel Alfaro de Teletica fue noticia. Ella dejaba el programa 'En Vivo a las 5' para asumir una posición gerencial en Garnier. Foto: Archivo.

A los pocos meses del lanzamiento de En vivo a las 5, Grettel se divorcia y decide aceptar un puesto gerencial en la agencia Garnier. “Yo necesitaba más dinero, y me busca la gente de Garnier, donde fui la gerente de lo que es ahora Porter Novelli”. Su paso por el mundo de las relaciones públicas es fugaz, cuando a los meses de aceptar ese reto recibe una llamada de Ignacio Santos. De nuevo le proponen empezar un nuevo proyecto desde cero.

¡A Multivisión!

Sus memorias la llevan hasta finales de 1989 e inicios de 1990 cuando Ignacio la llama para que comience, junto a él, un nuevo reto: montar un nuevo teleinformativo en canal 4.

“¡Fue una locura! Me acuerdo trabajando con Ignacio y Ana Lupita Mora hasta las 2 de la mañana”, recuerda cuando los tres comenzaron a darle forma a NC4.

“En NC4 fue comenzar desde cero: era poner al aire el producto más el concepto. Ignacio se hizo cargo del set y de todo eso, y yo me hice cargo de todo lo que se necesitaba para que fuera operativo: desde las imágenes de archivo hasta el entrenamiento a camarógrafos y periodistas, junto con Ana Lupita Mora”.

Cuando Ignacio Santos salió de 'Telenoticias' en 1990, la noticia corrió como la pólvora. Él, junto a Grettel Alfaro y Ana Lupita Mora, asumen un nuevo proyecto informativo: 'NC4'. Foto: Archivo
Cuando Ignacio Santos salió de 'Telenoticias' en 1990, la noticia corrió como la pólvora. Él, junto a Grettel Alfaro y Ana Lupita Mora, asumen un nuevo proyecto informativo: 'NC4'. Foto: Archivo

Ese noticiero fue muy innovador, no solo porque contó con un equipo de presentadoras y periodistas que hasta la fecha son reconocidas, como Cristiana Nassar, Patricia Figueroa y Lizeth Castro, sino porque revolucionó con un set moderno donde se veía al fondo cómo se producía el programa.

De nuevo Grettel es noticia, cuando deja 'NC4' para asumir un nuevo reto profesional: la comunicación del Ministerio de Cultura, con Aida de Fishman como ministra. Foto: Archivo
De nuevo Grettel es noticia, cuando deja 'NC4' para asumir un nuevo reto profesional: la comunicación del Ministerio de Cultura, con Aida de Fishman como ministra. Foto: Archivo

Pero, como era de esperarse, pronto le aparecería un nuevo proyecto en 1991: Aida de Fishman asume el Ministerio de Cultura y le pide a Grettel que se encargue de toda la comunicación de esa cartera. Aunque siempre siguió ligada a NC4 como presentadora, sus energías las enfocó en los ambiciones planes que tenía la nueva ministra.

“Aida asume el Ministerio de Cultura (90-94) y me pregunta por qué no voy a trabajar en una cosa más tranquila. La verdad que no fue nada tranquila, porque lo que hizo Aida en 4 años fue una cosa impresionante. Se hizo el Centro Nacional de Cultura (Cenac), en la antigua Fanal, se plantea todo el programa de parques y se desarrolla los Festivales Nacionales de las Artes. Fue chivísima. Yo solo trabajos bonitos he tenido”, dice.

Para Grettel este trabajo fue fascinante por todo lo que aprendió al estar en la génesis de un proyecto como el Cenac. También aprendió muchísimo cuando diseñó todas las estrategias de comunicación y mercadeo del ministerio y el reto que significó la relación de la entidad con la prensa.

Sin embargo, una tragedia la llevaría de vuelta a dirigir la revista que ella había visto nacer en 1993: Perfil.

“Aida asume el Ministerio de Cultura (90-94) y me pregunta porque no voy a trabajar en una cosa más tranquila. La verdad que no fue nada tranquila, porque lo que hizo Aida en 4 años fue una cosa impresionante. Se hizo el Centro Nacional de Cultura (Cenac), en la antigua Fanal, se plantea todo el programa de parques y se desarrollan los Festivales Nacionales de las Artes. Fue chivísima. Yo solo trabajos bonitos he tenido”

“La muerte de Toyi (Ana Victoria Fernández) fue una tragedia para todos; fue una de mis mejores amigas. Don Manuel Jiménez me llama y me dice: ‘Vea Grettel, usted sabe que la revista Perfil es uno de los proyectos más importantes de La Nación, y esto ha sido devastador para el equipo de Perfil y yo no quiero traer a nadie que no esté familiarizado con Perfil’”.

Ocho años después Grettel retoma la dirección de la revista por dos años más hasta que se convierte en la Coordinadora de Proyección Institucional de La Nación.

Grettel regresa a la dirección de 'Perfil' cuando su amiga y directora de la revista Ana Victoria Fernández, muere en un accidente automovilístico. Foto: Archivo
Grettel regresa a la dirección de 'Perfil' cuando su amiga y directora de la revista Ana Victoria Fernández, muere en un accidente automovilístico. Foto: Archivo

“En el 1995 me tomé unos meses de descanso. Mi mamá muere y yo me voy a vivir a Estados Unidos”. Ese respiro solo duró dos años. No había llegado a Costa Rica, cuando a finales de 1996 recibe otra oferta tentadora: comenzar, otra vez desde cero, un proyecto informativo que hoy es un noticiero consolidado: Noticias Repretel.

Era Repretel
Grettel Alfaro y Roxana Zúñiga dirigieron por muchos años Noticias Repretel. Ellas empezaron desde ese medio de comunicación en 1997. Foto: Archivo
Grettel Alfaro y Roxana Zúñiga dirigieron por muchos años Noticias Repretel. Ellas empezaron desde ese medio de comunicación en 1997. Foto: Archivo

Conocido en sus comienzos como Telecentro canal 6, este medio de comunicación se convirtió en uno de los más importantes desde que fue fundado en 1965. Durante mucho años, canal 6 y 7 compitieron con sus programas por la audiencia costarricense, que consumían principalmente noticias, novelas y algunas series estadounidenses.

Por canal 6 también habían pasado figuras del periodismo nacional muy reconocidas en las décadas de los 70, 80 y 90 como Danilo Arias, cuando fue director de Notiséis, y Nora Ruiz de Angulo, cuando estuvo al mando de TV6 Noticias.

Sin embargo, la familia Sotela, propietaria del canal desde su fundación, decide vender y luego de una ardua negociación, Representaciones Televisivas compra canal 6 en 1995 para, dos años después, comenzar a desarrollar su propio espacio informativo: Noticias Repretel.

Repretel llegó a hacerse con varias frecuencias televisivas, comenzando con el 9, luego el 6, el 11, el 4 y el 2.

De nuevo Grettel Alfaro, junto a Roxana Zúñiga, quien había dirigido exitosamente la revista Rumbo, emprenden esta ardua tarea que las lleva a trabajar más de 12 horas diarias.

Grettel recuerda el intenso trabajo que significó darle forma a Noticias Repretel. “Fue conseguir periodistas, conseguir jefes, conseguir camarógrafos, conseguir editores. Fue montar todo desde cero, igual que en NC4. Yo ya me hice cargo de los sets, de la producción y de toda la puesta al aire, y Roxana desarrolló toda la parte periodística. Yo lo que más aportó en esa primera etapa fue la puesta al aire y la estructura técnica y ya luego cuando todo eso estuvo montado, seguí con el contenido”.

Grettel Alfaro se encarga de diseñar el set y desarrollar el concepto y la producción de 'Noticias Repretel'. Verónica Bastos, en el segmento de espectáculo, e Irene Arias y Beatriz Rojas fueron parte de las presentadoras. Foto: Archivo
Grettel Alfaro se encarga de diseñar el set y desarrollar el concepto y la producción de 'Noticias Repretel'. Verónica Bastos, en el segmento de espectáculo, e Irene Arias y Beatriz Rojas fueron parte de las presentadoras. Foto: Archivo

El noticiero tuvo mucho éxito y aunque era una nueva propuesta informativa logró muy buenos índices de audiencia. En el 2001, Grettel se sale de noticias y pasa a ser Productora Ejecutiva de todo Repretel. Ahí comienza a desarrollar otros programas: Informe 11 (en sus comienzos se llamaba Informe 4), Giros y Buena vida. “De esos tengo dos vivos”, dice.

En el 2004, el presidente de la televisora, Fernando Contreras, le vuelve pedir que se encargue de desarrollar un nuevo noticiero para canal 11: NC11. Aunque para los televidentes Grettel siempre siguió ligada a Noticias Repretel por ser una de sus presentadoras habituales, ella estuvo de lleno con este nuevo proyecto.

“Canal 7 anuncia que se sale de su horario habitual a las 6 p. m. y comienza a competir con nosotros a las 7 p. m. Fernando (Contreras) nos dice: ‘Ahí hay un espacio. La gente tiene 50 años de ver las noticias a las 6. Ahí yo vuelvo a fichar a Alexis Rojas, Evelyn y Djenane. Ellos se vienen, yo dirijo el programa, pero yo sigo siendo cara y figura del 6″.

NC11 lo hicimos en una semana. Fue de locos. Canal 7 anuncia que se sale de su horario habitual a las 6 p. m. y comienza a competir con nosotros a las 7 p. m. Fernando (Contreras) nos dice: ‘Ahí hay un espacio. La gente tiene 50 años de ver las noticias a las 6. Ahí yo vuelvo a fichar a Alexis Rojas, Evelyn y Djenane. Ellos se vienen, yo dirijo el programa, pero yo sigo siendo cara y figura del 6’”.

Enrique Rodríguez y Grettel Alfaro presentaron juntos varias de las ediciones de 'Noticias Repretel' en sus inicios. Foto: Archivo
Enrique Rodríguez y Grettel Alfaro presentaron juntos varias de las ediciones de 'Noticias Repretel' en sus inicios. Foto: Archivo

Durante ese periodo, Roxana deja la dirección de Noticias Repretel para asumir un puesto más corporativo dentro de la empresa, y Grettel se queda a cargo de todo.

A lo digital

Cuando ya iba a cumplir una década al mando de los noticieros de canal 6 y canal 11, Grettel recomienda a Marcela Angulo, quien había sido subdirectora de La Nación, para que contribuyera desde su amplia experiencia periodística con la expansión que estaba viviendo Repretel cuando adquiere el grupo de radios Monumental-Reloj.

Sin embargo, a los pocos meses comenzó a tener serias diferencias con Angulo y decide regresar a La Nación como jefa de información multimedia, en el 2007. Ese periodo fue uno de los más difíciles que ha vivido, no solo porque se desligó de una empresa que había ayudado a crecer durante muchos años, sino que durante ese año se divorció por segunda ocasión.

Esa primera etapa en La Nación estuvo marcada por grandes retos profesionales: al igual que muchos medios impresos en todo el mundo, La Nación comenzó a cambiar la cultura de trabajo –muy arraigada en el papel– para dar el salto a lo digital.

En el 2009 La Nación la promueve como la directora del Grupo Latino de Radiodifusión y ahí estuvo desde el 2009 al 2016, donde se encargó de todo: los contenidos musicales, programas y noticias, hasta que decide incursionar en política como regidora de Escazú.

Grettel Alfaro estaba acostumbrada al estrés y la carreras que significaba el lanzamiento de un noticiario. Hacía de todo. Foto: Archivo.
Grettel Alfaro estaba acostumbrada al estrés y la carreras que significaba el lanzamiento de un noticiario. Hacía de todo. Foto: Archivo.

“Para mí ese fue como el final: apliqué todo mi conocimiento periodístico, todo lo que era producción y todo lo que era un conocimiento más de lo administrativo. Ser la directora de la radio era como un gerente y tenía que ver el negocio completo”.

Para Grettel, ahí terminaba su carrera profesional en medios de comunicación: “Fue el corolario de toda una carrera y de ahí ya me salí pensando que ya había concluido mis 35 años”.

Pero la última palabra no estaba dicha, y a finales del 2019 recibe una llamada que la vuelve a colocar al mando de un medio de comunicación: “Estuve con los negocios de la familia hasta que en diciembre del año pasado don Fernando me pidió que le hiciera una consultoría”.

Grettel comienza con todo un proceso de refrescamiento de imagen con uno de sus “hijos” NC11, para luego continuar con un proceso similar para Noticias Repretel, cuando en marzo la pandemia por el nuevo coronavirus azota el mundo y Costa Rica.

“Aprendí a vivir una día a la vez, no me afano con nada. Ha crecido y madurado y solo por eso estoy de vuelta después de 4 años de que había cerrado el ciclo del periodismo. Y estoy muy contenta y feliz”.

Aunque parecía que todo el proceso se iba a detener, una nueva oportunidad llega. Precisamente, por la emergencia sanitaria, Repretel le ofrece la dirección general de noticias de la empresa para comenzar a transformar todos los productos en medio de la severa crisis que se está viviendo.

“Terminé de vuelta en el trabajo que había empezado, pero que no había finiquitado en el 2007. Un montón de años después, la rueda de la vida da vuelta y estoy de regreso acá, haciendo algo que me apasiona y que es tan natural para mí”, analiza.

Este reencuentro con su profesión, aunque llegó sin imaginarlo, no la tomó por sorpresa, pues no solo está muy agradecida con la oportunidad de seguir creando, sino que la vida le ha enseñado a llevarlo con más calma.

Su acercamiento con una nueva generación de jóvenes profesionales también ha sido “maravilloso” porque, al igual que ella, están acostumbrados a los cambios y a adaptarse a un mundo que les plantea nuevos desafíos a diario. Muy diferente, asegura, a su generación, que siempre ha sido más estructurada y temerosa al cambio. Es evidente que ella nunca encajó y a pesar de ello no tuvo reparo en hacer todo lo contrario.

Hoy Grettel Alfaro, no solo es directora de prensa de Repretel, también tiene que dividir su tiempo para ver a sus tres hijos Adriana, Alejandro y Valeria, y chinear a sus dos nietos: Emiliano y Juliana.

Ellos, al igual que toda su familia, tienen claro que Grettel nunca será la típica hermana, madre ni abuela: ser parte de su vida siempre será un torbellino de emociones. Quizá por eso, en este pasado Día de la Madre, el mensaje que le dejaron por todo su cariño y entrega refleja su esencia como ser humano: “Tenés tal intensidad que hasta a Buda le daría un ataque de ansiedad, pero no te cambio por nada del mundo”.

Esa intensidad la llevará el 1.° de setiembre a escribir otra página en la historia del periodismo nacional, cuando presente el relanzamiento de Noticias Repretel.

Hoy, de nuevo, recorre los pasillos de Repretel para hacer lo que más le gusta: enfrentar los nuevos retos que significa producir programas de noticias.
Hoy, de nuevo, recorre los pasillos de Repretel para hacer lo que más le gusta: enfrentar los nuevos retos que significa producir programas de noticias. "Los medios de comunicación hoy, más que nunca, son necesarios. La gente necesita tener información confiable para poder entender esto que nos está pasando", dice. Foto: Rafael Pacheco