Fiorella Masís. 6 abril
El Philadelphia Union entrenó en su país durante la semana y viajó a Costa Rica este lunes. Foto: Twitter
El Philadelphia Union entrenó en su país durante la semana y viajó a Costa Rica este lunes. Foto: Twitter

Parece la misma historia, antes escuchada varias veces, pero aún con el paso de los años, los equipos de Estados Unidos y la selección de ese país mantienen en sus recuerdos al Ricardo Saprissa como un estadio sumamente difícil de visitar.

Evidentemente no es por la cancha en sí, sino por el empuje de su afición, por cómo escuchan a los fanáticos brincar sobre la gradería y el ambiente en general de una Cueva repleta.

Pero la pandemia también logró cambiar eso y el Philadelphia Union, próximo rival de la S en la Liga de Campeones de Concacaf, se librará de ese “infierno”.

El propio técnico del conjunto de la MLS, Jim Curtin, reconoce que la ausencia de la hinchada morada es una buena noticia.

Eso sí, entre risas también dice que la extrañará.

“Tomamos como ventaja que no tendremos fanáticos, porque es una hinchada bastante fuerte e intimidante”, mencionó este martes, en la conferencia previa al compromiso de este miércoles a las 4 p. m.

Curtin, jugador durante muchos años del Chicago Fire, mencionó que en 2004 visitó la Cueva y no olvida el ambiente impuesto por los aficionados.

Asimismo recordó a jugadores de ese entonces, como Wálter Centeno, Alonso Solís y Álvaro Saborío.

Opinión similar comparte el mediocampista de 33 años, Alejandro Bedoya. Él también visitó el estadio morado con el equipo de las barras y las estrellas.

“Queda claro que hay una gran diferencia entre tener o no a la afición. Es un ambiente completamente diferente. No sé si es ventaja para nosotros, pero claro que no será ventaja para Saprissa, porque tenerla hace un ambiente increíble. He estado en estadios aquí en Costa Rica, sé cómo se siente en el camerino, con toda la gente encima de ti, brincando y haciendo bulla. El fútbol no es igual sin los fanáticos”.

Por otra parte, el DT del Union subrayó el respeto hacia el Saprissa por su historia en la región, dejando de lado la mala racha del presente, con siete partidos sin ganar.

“Cuando dices Saprissa en Estados Unidos, se sabe que es uno de los mejores equipos de Costa Rica. Tenemos que respetarlos”.

Está al tanto de la mala temporada de su rival, pero cree que “cualquier cosa puede pasar”.

“Tal vez no están en su mejor momento, pero reconocemos su talento. Esa es la belleza del fútbol, de competiciones de eliminación. Todo equipo en esta competición es un campeon, entonces respetamos”.

Por otra parte, destacó a figuras como Christian Bolaños, David Guzmán y Kendall Waston, a quienes conoce por su paso en la MLS.

Diferente al recorrido de Saprissa en la Liga de Campeones de Concacaf, para el Philadelphia Union será su primera vez.