Fútbol Nacional

Futbolista tapó con tatuajes las cicatrices de cortadas que se hizo por trastorno de ansiedad y depresión

Aquella estampa de la defensora ruda y mal encarada en la cancha quedó de lado para mostrar su rostro más humano en el Documental Leonas, al hablar de un tema que toda su vida se lo había guardado

Las diez historias que se narran en el Documental Leonas tienen alguna particularidad que las hacen dignas de ver, analizar y meditar, más allá de si se es aficionado a Liga Deportiva Alajuelense o no, como la cruda confesión de Fabiola Villalobos.

Aquella estampa de la defensora ruda y mal encarada en la cancha quedó de lado para mostrar su rostro más humano, ese que ni siquiera se ve cuando ya terminó el partido, ni en el día a día.

“En la cancha no, yo soy así, muy seria y no solo en la cancha, es en todo momento, pero en el documental me vulnerabilicé al frente de todo el mundo y conté una parte de mí que me acompaña a todo lado”, relató Fabiola Villalobos.

La futbolista confesó lo que si acaso sabían solo dos integrantes del equipo femenino de la Liga y que lo conocían muy por encima, sin mayores detalles.

Es algo que Fabiola calcula que a lo sumo solo diez personas de su núcleo más cercano estaban al tanto.

“Yo padezco de trastorno de ansiedad generalizada y depresión. No soy médico, pero la depresión se llega a curar. Hay personas que tenemos tendencias depresivas y como yo contaba en el documental, he padecido de depresión dos veces en mi vida, que fue en el 2014 más o menos y en el 2019. Realmente ahorita estoy bien, pero puede ser que en algunos años vuelva a tener un episodio”, mencionó.

Desde muy niña se lo diagnosticaron y durante el filme cuenta qué es lo que le pasaba, lo que sentía y cómo el problema se agravaba sin darse cuenta, al punto de que se autolesionaba.

Ella misma cortaba su cuerpo como una forma dañina de enfrentar el dolor emocional.

“Tengo marcas, pero como dije en el documental, he intentado taparlas con algunos tatuajes”.

Animarse a hablarlo no fue nada sencillo, pero está convencida de que fue lo mejor. Se quitó de encima una carga muy pesada en lo personal, pero además, le agrada pensar que su testimonio puede ayudarle a otras personas para que le presten atención a la salud mental.

“Fue realmente un paso complicado como lo digo en el documental, siempre me lo guardé, durante toda mi vida me lo guardé, no había manera de que lo hablara con nadie. Podría decir que con mi mano personas contadas que literal sabían y decidí abrirme porque esto lo viven muchísimas personas y es muy importante que se normalice la salud mental, el ir al psicólogo, el padecer todos esos temas que yo toco”.

Villalobos explica que vio una ventana, una oportunidad de hablarle a todas esas personas que presentan un trastorno como el de ella, o que conocen a alguien que lo tiene y que caigan en cuenta de que todo estará bien si buscan ayuda.

Cuando en la Liga decidieron echar a andar esta producción, pensada para proyectarla en la pantalla grande, Mercedes Salas fue una luz, porque ella es una de las personas que sabía que Fabiola sufría de ansiedad.

A raíz de eso, Leonardo Medina, quien fungió como asistente de producción le comentó a Villalobos que si podría tocar el tema de la salud mental en la película.

“Yo le dije que porfa me diera unos días para pensarlo, no era fácil para mí abrirme y al final decidí hacerlo porque hay muchísimas personas en el mundo que sufren de todos estos temas, de la depresión, ansiedad y demás, para que deje de ser un tabú también. Lo vi como una posibilidad de hablarle a todas las personas para que entiendan del tema y se normalice”.

Al apagarse la cámara y percatarse de que ya había contado su historia sintió que se liberó por completo, porque al explicarlo de una manera sencilla, la futbolista dice que sentía como que vivía detrás de un muro.

“Era un caparazón, porque yo sacaba la cabeza, pero dejaba el resto adentro. Todo el mundo sabe que uno tiene que tener salud física, que tiene que estar bien, nutricionista, doctor y demás, pero todo el mundo ve al psicólogo como algo que está mal, o que uno tiene que estar mal para ir al psicólogo y no es cierto. Lo vi como un chance de intentar normalizar, o al menos intentar alzar la voz de que es normal y que en el mundo muchas personas lo padecen”, recalcó.

Por su propia experiencia puede dar fe de que el pedir ayuda se complica muchísimo, porque la persona se encierra y cree que puede asumirlo, llevarlo sola “y creo que eso es mentira”.

“Al final todos siempre necesitamos un poquito de ayuda como sea, no importa si uno es creyente o no, de quien sea. Se vale pedir ayuda. La pandemia llegó a sacar muchísimos monstruos o demonios que muchos escondemos, pero insisto, espero que esto sirva de ayuda para personas que lo sufren”.

También asegura que es importantísimo pedir ayuda, tener ese núcleo cercano de familiares y personas de confianza “para saber de verdad que uno no está solo, que a pesar de muchísimas cosas y que probablemente uno se sienta mal en esos momentos”.

“El saber que hay gente con la que uno cuenta es sumamente importante y al final podría decir que eso es lo que me ha salvado a mí en esos momentos, saber que tengo esas rocas. Saber que si veo a mi izquierda o a mi derecha sé que no estoy sola, que puedo contar con ellas. A pesar de que es un tema muy difícil de hablarlo, sé que el simple hecho de estar en silencio con esa persona me hace sentir cómoda”.

Villalobos insiste en que ella quiere transmitir ese mensaje, de que es demasiado importante hablar, el no querer guardarse nada, porque al final, al acumularse tanta carga es donde las tragedias suceden.

“Los temas de los suicidios son delicados, son muy dolorosos, a pesar de que uno no conozca a la personas, uno menciona la palabra y es difícil, entonces el pedir ayuda siempre es lo importante. “El no querer alejarlo más bien y querer estar bien de una vez no es cierto, no se puede, es un proceso, es aceptarlo, sentirlo y adueñarse de ese dolor para poder estar bien”.

Fabiola dice que el fútbol realmente ha sido un escape en esos momentos y lo ve como su vida misma, como lo más bonito. Es su pasión y lo que más disfruta.

“Uno desconecta con el fútbol completamente, me olvido de absolutamente todo y el fútbol me ayuda a fluir”, sintetizó la futbolista que abordó la salud mental en el filme, confesando un crudo testimonio que es parte de lo que usted puede ver en el Documental Leonas, que se proyecta en las salas de Nova Cinemas.

Si desea unirse al canal AlajuelenseLN en Telegram, aquí encontrará el enlace directo.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.