Editorial

Editorial: Una sugerencia inaceptable

La magistrada Rocío Rojas ha sugerido un pésimo camino para evitar la filtración de informaciones judiciales.

Tuvo razón la magistrada Rocío Rojas Morales cuando, en la sesión de la Corte Plena celebrada el pasado lunes, se manifestó preocupada por la fuga de información sobre investigaciones judiciales y por el desafío que representa la delincuencia organizada para nuestro Estado y sociedad. Sin embargo, se equivocó de manera inaceptable y peligrosa en lo que propuso como respuesta al primero de esos retos: una posible reforma a la Ley sobre registro, secuestro y examen de documentos privados e intervenciones de las comunicaciones para poder intervenir los teléfonos de los periodistas y, así, detectar el origen de las fugas.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.