Nicole Pérez. 28 febrero
Cadenas falsas circulan en la red social Whatsapp por el territorio nacional. watermark-flex watermark-mobile
Cadenas falsas circulan en la red social Whatsapp por el territorio nacional.

Vía WhatsApp circulan diferentes cadenas de información falsa sobre el nuevo coronavirus COVID-19. Los mensajes incluyen imprecisiones sobre los supuestos síntomas de la enfermedad y las medidas que hay que tomar para evitar un contagio.

La Nación recopiló 10 de las falsedades que se comparten en la red de mensajería y le consultó sobre su contenido al coordinador de inmunizaciones del Ministerio de Salud, Roberto Arroba. Además, corroboró las publicaciones con la información oficial divulgada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A continuación las explicaciones:

1- El síntoma principal es la tos seca sin secreción nasal

Según Arroba, "el coronavirus no es una enfermedad sujeta de decir qué síntomas se presentan con exactitud. Como es una infección viral, se sospecha que alguien podría tener la enfermedad si cumple con algunas definiciones, por ejemplo: si una persona tiene tos, fiebre, dolor de garganta o malestar general, lo cual no es muy específico, porque esos síntomas me los podría dar cualquier otra enfermedad, por lo que no se podría decir si una tos seca sin secreción nasal es coronavirus. Eso nadie se lo puede decir, nadie lo sabe. Para hacer un diagnóstico, se tiene que tomar una muestra de lo que llamamos un hisopado nasofaríngeo, la cual es una muestra que se toma al nivel de la nariz y de la faringe. Se hace una prueba de laboratorio y con eso se determina si la persona tiene o no tiene coronavirus.”

2- El Coronavirus no es resistente al calor

La OMS explica que en estos momentos no se dispone de datos sobre la estabilidad del coronavirus sobre las superficies. Los datos procedentes de estudios de laboratorio sobre otros virus similares demuestran que la estabilidad en el medio ambiente depende de varios factores, como la temperatura relativa, la humedad y el tipo de superficie. La OMS sigue vigilando las pruebas disponibles para el coronavirus y actualizará la información a medida que se conozcan más datos.

3- Beber agua caliente, exponerse al sol, tomar té caliente, comer hígado de res e ingerir zumos de zanahoria, me ayudan a prevenir el virus

Falso. Lo más importante y efectivo en la prevención de este tipo de enfermedades son las medidas de higiene: lavarse las manos, la técnica del estornudo, entre otras.

4- El detergente para ropa mata al virus

Falso. Si el virus estuviera en la ropa y esta se lava, probablemente el virus haya muerto porque no sobrevive mucho tiempo. Eventualmente, cuando uno lava la ropa pasan varios días y no tendría mayor impacto el detergente.

5- El coronavirus es el virus más peligroso y, si diagnostican a una persona, significa automáticamente que se va a morir.

Mentira. Al 28 de febrero, hay unas 85.000 personas diagnosticadas y 2.800 muertas, eso significa que la tasa de mortalidad es de un 3,5%, además se han recuperado de 20.000 a 30.000 personas.

6- Los productos pesqueros importados desde países asiáticos, como el pescado, vienen infectados.

Falso. Los productos alimenticios cumplen con una serie de requisitos previo a la salida del país de origen y, además, cuando llegan a Costa Rica cumplen con ciertos procedimientos de calidad y temperatura; casi siempre el producto viene congelado y ahí no sobreviviría el virus.

7- Hay que comprarse un traje especial y una mascarilla para estar seguros

Tampoco es cierto. El tema de los equipos de protección personal, trajes, mascarillas, etc, es para la persona que se sospecha tiene la enfermedad. Una persona sana no tiene necesidad de andar con ese tipo de equipo.

“El uso inadecuado o excesivo de mascarillas clínicas puede provocar graves problemas de carencia de suministros y que no haya mascarillas para las personas que necesitan llevarlas.”, afirma la OMS en su página web.

8- Las personas sospechossas de tener coronavirus deben ser aisladas todas juntas

Según la OMS, “lo ideal sería que los pacientes con enfermedad respiratoria aguda por COVID-19 presunta y confirmada sean aislados en habitaciones individuales. Ahora bien, cuando ello no sea factible (por ejemplo, por el limitado número de habitaciones individuales), la agrupación de los pacientes es una opción aceptable. Algunos pacientes con infección presunta por COVID-19 puede que tengan otras enfermedades respiratorias, por lo que deben ser agrupados independientemente de los pacientes con infección confirmada por COVID-19. Debe mantenerse en todo momento una distancia mínima de 1 metro entre las camas.”

“En estos casos, nosotros les damos seguimiento por 14 días a los presuntos infectados, no necesariamente los aislamos, ya que si después de los 14 días la persona no presenta indicios del virus, no pasa nada. Pero si es al contrario y la persona presenta sintomatología respiratoria, lo definimos como una enfermedad circunfluence especial que no cumple con definición de caso sospechoso. Porque sospechoso sería si la persona, a parte de presentar los síntomas, ha tenido historial de viaje reciente en China o a otros países como Irán, Corea del Sur e Italia y haya tenido contacto con alguien enfermo del virus”, afirmó Arroba.

9- Hay que entrar en pánico, culpar a China por la emergencia y discriminar a los asiáticos.

Tampoco es un tema para caer en discriminación. Es una infección viral que inició en China, pero eso no quiere decir que se tenga que discriminar a nadie por eso. En Costa Rica no han cerrado aeropuertos, no han prohibido el ingreso de ciudadanos chinos, no estamos fomentando la xenofobia ni mucho menos, básicamente es un tema de salud pública y lo más importante es la prevención con las medidas de higiene.

10- Todo lo que se publica en Internet sobre el coronavirus está debidamente chequeado

Falso. La fuentes oficiales para saber de la enfermedad son el Ministerio de Salud (como fuente oficial de cada país), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos (CDC), y otras revistas científicas que ya han hecho análisis epidemiológicos de lo que ya ha pasado con el Coronavirus.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.