Diego Castillo, Diego Bosque, Gustavo Arias Retana. 23 junio, 2016

(Video) Solís comenta sobre la destitución de Urbina

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, destituyó al viceministro de Transportes, Sebastián Urbina, después de que lo apartó de las negociaciones del plan de sectorización de buses.

La salida de Urbina fue confirmada este jueves por el jefe de prensa del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Omar Segura y por el ministro de Comunicación, Mauricio Herrera.

En la carta de despido, firmada el miércoles 22 de junio, el presidente agradeció a Urbina por su contribución en la atención de los rezagos históricos en la planificación de la construcción de obra pública y la maduración de soluciones orientadas a la movilidad de las personas.

infografia
Urbina dijo que la noticia lo tomó por sorpresa y que supone que se dio por los enfrentamientos con el sector autobusero.

"Formalmente me entero ayer (miércoles) en la noche. No he tenido comunicación verbal con el presidente. Es a ellos a quienes les corresponde determinar las razones, pero debe ser el desgaste que he tenido con los autobuseros", dijo Urbina.

"No sé si fue un error no renunciar el día que me comunican mi separación de la sectorización y el cobro electrónico (el jueves 16 de junio)", agregó.

Choque con autobuseros.

El ministro del MOPT, Carlos Villalta, explicó a La Nación que la salida de Urbina es una decisión del presidente de la República y que responde "a diferencias del viceministro anunciadas a través de redes sociales y los medios de comunicación".

"Sebastián dio declaraciones y posteó frases (en Twitter) que revelaban una contradicción entre los propósitos del presidente y lo que él decía, entonces eso fue lo que motivó a destituirlo".

Publicación del 21 de junio, un día después de que el mandatario Luis Guillermo Solís separara a Sebastián Urbina como interlocutor en el tema de sectorización y cobro electrónico.
Publicación del 21 de junio, un día después de que el mandatario Luis Guillermo Solís separara a Sebastián Urbina como interlocutor en el tema de sectorización y cobro electrónico.

Villalta lamentó que Urbina no comprendiera "el justo sentido de la intervención presidencial".

El pasado lunes 20 de junio, Luis Guillermo Solís hizo público que separaba a Urbina de las negociaciones con los autobuseros para la implementación del proyecto de sectorización y cobro electrónico en el transporte público, tareas que fueron trasladadas al ministro Carlos Villalta.

La decisión del mandatario se dio luego de reunirse con representantes de la Cámara Nacional de Transportistas (Canatrans), el martes 7 de junio.

Alex Álvarez, de Canatrans, afirmó que en la cita pidieron a Solís un nuevo enlace para mantener la discusión de esos proyectos.

Álvarez alegó que estaban disconformes con la forma en que Urbina había manejado la vocería de estos asuntos.

"No nos parecía que mientras estábamos discutiendo ciertos temas, saliera a la prensa a dar declaraciones sobre cosas que se estaban haciendo sin habernos consultado", comentó Álvarez en ese momento.

Desde hace meses, las tres compañías de bus de Desamparados, cantón en el que se intenta probar la sectorización, han cuestionado los estudios técnicos del plan y su viabilidad.

Diálogos con Sebastián Urbina

La separación de Urbina ocurre menos de 12 horas después de que el presidente afirmara que no iba a haber ninguna destitución, durante una conferencia en Casa Presidencial la mañana de este miércoles.

"No ha habido ni separación, ni solicitud de destitución, ni cambio en la posición del Gobierno, tampoco hemos cedido ante presiones de estos sectores. Ningún sector me ha pedido la destitución de don Sebastián, ni tampoco el abandono de las posiciones del Gobierno", afirmó Solís en la sede de la Presidencia.

Para los servicios de Desamparados, se propone disminuir de 34 a 5 el número de rutas de autobús que llegan diariamente a San José.

Este sería el primer paso de la sectorización, plan que pretende reordenar las rutas de bus, disminuir la cantidad de unidades que ingresan al centro de San José y de esa forma aminorar las presas en la capital. La medida contempla la construcción de carriles exclusivos de autobuses y de terminales en los cantones periféricos.

La reorganización de buses es un tema que el país discute desde 1999 sin que se haya logrado concretar.

Sebastián Urbina, ocupó el cargo de viceministro de Transporte Terrestre y Seguridad Vial durante 25 meses en la Administración Solís Rivera. Fue destituido este miércoles 22 de junio por el presidente, Luis Guillermo Solís.
Sebastián Urbina, ocupó el cargo de viceministro de Transporte Terrestre y Seguridad Vial durante 25 meses en la Administración Solís Rivera. Fue destituido este miércoles 22 de junio por el presidente, Luis Guillermo Solís.
"No sé si fue un error no renunciar el día que me comunican mi separación de la sectorización y el cobro electrónico (el jueves 16 de junio)". 

Urbina había renunciado el lunes, pero el presidente le pidió quedarse

El viceministro Sebastián Urbina había renunciado ese lunes 20 de junio en Casa Presidencial, pero el presidente Solís lo convenció de seguir en su gabinete tras hora y media de reunión.

Urbina dijo que presentaba su renuncia con la intención de allanar el camino para que el presidente pudiera designar a quien considerara más idóneo para apoyar la modernización del transporte público, al tiempo que expresó su interés en que se implementaran los proyectos de sectorización y de cobro electrónico "priorizando las necesidades de los usuarios".

El ministro Villalta aseguró a La Nación que no vio esa carta de renuncia de Urbina hasta este jueves. No obstante, confirmó que el lunes 20 su excolaborador le informó verbalmente que había dimitido, pero que el presidente Luis Guillermo Solís no aceptó.

Esquivo y sin ahondar en detalles, el presidente Luis Guillermo Solís dijo esta tarde que dentro de su equipo de trabajo él habla pocas veces, da instrucciones y, a partir de ese momento, los subalternos deben orientarse a la solución de los problemas.

Reacciones de autobuseros y diputados

Representantes del Foro Nacional de Transportes y la Cámara Nacional de Transportes, así como empresarios autobuseros, negaron haber pedido salido la salida del viceministro de Transportes a cambio de desentrabar el proyecto de sectorización.

"Y a se había generado un desgaste en la relación política que manteníamos con el señor Sebastián Urbina" y por esto consideraron oportuno que el ministro interviniera en las negociaciones, afirmó la directora de la Cámara Nacional de Transportes, Silvia Bolaños.

Alfredo Villalobos, presidente de la Cámara Nacional de Autobuseros (Canabus), por el contrario, manifestó su disconformidad con la salida de Urbina del MOPT tras las presiones de Canatrans.

Villalobos afirmó que esto crea incertidumbre sobre quién toma las decisiones en materia de transporte público.

"Hay una especie de nebulosa alrededor de este tema. No se sabe quién toma las decisiones, ¿el Gobierno o un grupo de empresarios?", aseveró.

"Esto (salida de Urbina) es una muestra de inconsistencia del Poder Ejecutivo. Es una inconsistencia total", concluyó.

El diputado y fundador del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, aseguró que la destitución de Sebastián Urbina muestra que el Gobierno está cediendo ante algunas presiones corporativas.

Además, lamentó que el Ejecutivo pierda un funcionario al que considera valiente en su lucha por la sectorización.

Los diputados Otto Guevara, del Movimiento Libertario; Maureen Clarke, del Partido Liberación Nacional (PLN) y Gerardo Vargas, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) consideran que la destitución es una señal de "debilidad" que emite el Gobierno ante los diferentes gremios del país.

En la bancada oficialista, Franklin Corella se declaró sosprendido por la salida del viceministro y espera que esta decisión "no tire por la borda" el trabajo que se venía realizando en el sector.

En la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), el regulador general Roberto Jiménez dijo que con Urbina ya se había "definido una hoja de ruta", la cual esperan no se interrumpa por esta decisión.

"Estamos claros que ha existido una restricción clave para poder echar a andar políticas, porque estos mismos sectores empresariales han limitado el accionar de las diferentes entidades, en este caso el MOPT", afirmó Jiménez.