Juan Fernando Lara Salas. 30 octubre
Parte de la publicidad de Kölbi de su servicio de telefonía móvil en su página web. / Fotografía: kölbi para LN.
Parte de la publicidad de Kölbi de su servicio de telefonía móvil en su página web. / Fotografía: kölbi para LN.

La marca de telefonía Kölbi cobró ¢313.000 a la familia de un cliente fallecido poco después de que los dolientes notificaran su intención de interrumpir el contrato debido al deceso.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) admitió el hecho, pero sigue sin devolver el dinero tomado el 12 de agosto anterior, denunció en la red social Facebook, Carlos González Castro; hijo del cliente fallecido.

En su publicación este jueves, González Castro explica que su padre murió el pasado 10 de julio; víctima de un cáncer.

“Cuando una persona fallece, uno tiene que notificar a las instituciones financieras y de servicios públicos. Nosotros notificamos a la marca Kölbi que mi padre fallece y que vamos a cerrar el plan de él el día 8 de agosto”, aseguró el afectado en la red social.

Sin embargo, el 12 de agosto, la empresa le cobró a la familia ¢313.000, la cual rebajó de la cuenta del fallecido.

Al consultar la razón, González Castro descubrió que se trataba de una multa por incumplimiento de contrato aún y cuando la muerte del padre fue notificada días antes al proveedor del servicio.

Luego de varios reclamos, la empresa informó a la familia de que la devolución del dinero toma 10 días hábiles. No obstante, a la fecha, el depósito no ha ocurrido.

La Nación consultó este viernes al ICE el estado del caso y por qué no fue posible el reintegro en el transcurso de setiembre y octubre.

Según la empresa, se ha mantenido una comunicación “responsable” en varias ocasiones con la familia afectada para atender sus inquietudes y explicar los detalles de la situación.

“En atención a las consultas presentadas por la familia y en apego a la legalidad y a la regulación nacional, Kölbi ha analizado el caso, por lo que contactará a la familia para resolver la situación presentada”, indicó el área de prensa.

González Castro incluso publicó un descargo de Kölbi con explicaciones sobre lo ocurrido, luego la denuncia planteada en redes sociales del manejo del caso.

Versión de Kölbi

Con base en la comunicación de Kölbi en respuesta a González Castro, la empresa afirma que emitió la factura de cobro cuando supuestamente desconocía del fallecimiento del cliente.

“En situaciones similares a esta, si la factura no se cancela, se procede a calificar la deuda como incobrable”, explicó la entidad, según la cual, el cliente fallecido tenía activo el cobro automático de su mensualidad.

Según Kölbi, aunque el cobro es correcto por compromisos asumidos por el cliente fallecido, “la reclamación del dinero es un derecho que corresponde a los familiares declarados como albaceas en un eventual proceso sucesorio”, indica la nota de la empresa.

Sobre este punto, el afectado cita que ahora ese trámite sucesorio en la vía judicial costaría más dinero a su familia al ser, supuestamente, como vía para recibir de vuelta el dinero que se tomó de la cuenta donde estaba activo el cargo automático.

González Castro asegura que incluso sugirieron a la empresa reintegrar el dinero a la cuenta, al ser un mecanismo más fácil pero al día de hoy no han tenido respuesta.

“Kölbi, por favor devuelvan ese dinero que nos cobraron sin justificación el 12 de agosto, terminen esta pesadilla para mi familia”, reclama el hijo.