Año cerrará con 79 Megavatios adicionales gracias a entrada en operación de tres plantas

Por: Juan Fernando Lara 17 noviembre, 2015
Imagen de octubre del 2012, del Proyecto Eólico Valle Central localizado en Pabellón de Santa Ana a una altura de 1600 metros sobre el nivel del mar.
Imagen de octubre del 2012, del Proyecto Eólico Valle Central localizado en Pabellón de Santa Ana a una altura de 1600 metros sobre el nivel del mar.

El país cerrará este año con 59 Megavatios (MW) más de capacidad para generar energía eólica. Así lo prevé del Instituto Costarricense de Electricidad gracias al inicio de operación de la planta Orosi (50 MW) en octubre pasado, y la futura entrada del proyecto Vientos del Oeste (9 MW), el otro mes que se agregarán al sistema eléctrico costarricense.

A estas centrales privadas, se unió la de Tilawind en marzo 20 MW. A estas plantas eólicas se unirán otras seis en los próximos dos años, informó Javier Orozco, director del Centro Nacional de Planificación y Desarrollo del ICE.

La electricidad a partir del viento beneficia al país, porque la mayor producción de esta fuente se da entre diciembre y marzo, época que coincide con la estación seca, cuando disminuyen los caudales de los ríos.

De acuerdo con la planificación del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Costa Rica duplicará la generación de electricidad a partir del viento entre 2015 y 2017. Así, la capacidad eólica del país pasará de 194 MW, a inicios del 2015 a 393 MW al 2017, haciendo que la producción eólica pase de 7% a 10,5%.

Actualmente, Costa Rica cuenta con 10 plantas de generación eólica, la mayoría de generadores privados, salvo Tejona (ICE), Los Santos (CoopeSantos) y Valle Central (CNFL).

Entre 1996 y 1999 entraron en operación las primeras tres plantas privadas y en el 2002 Tejona del ICE. Luego se construyeron Guanacaste (privada, 2009), Los Santos (Coopesantos, 2011), Valle Central (CNFL, 2011) y Chiripa (privada, 2014).

Este año, se incorporaron Tilawind y Orosi, y se tiene previsto para diciembre próximo el inicio de generación de Vientos del Este.

Adicionalmente, está prevista la construcción de cinco plantas privadas en 2016 (Altamira, Campos Azules, Mogote, Vientos de la Perla y Vientos de Miramar) y otra de la CNFL para el 2017 (Ventus).