Natasha Cambronero. 29 septiembre, 2017
El empresario cementero Juan Carlos Bolaños gestionó el préstamo de $5 millones en el Banco Popular, a través de la empresa Inversiones e Inmobiliaria del Grupo JCB.
El empresario cementero Juan Carlos Bolaños gestionó el préstamo de $5 millones en el Banco Popular, a través de la empresa Inversiones e Inmobiliaria del Grupo JCB.

La empresa de Juan Carlos Bolaños que consiguió un préstamo de $5 millones en el Banco Popular (BP), para importar cemento y varilla chinos, no trajo al país ni un solo saco de este producto después de adquirir el crédito. Tampoco importó varilla alguna.

Se trata de la firma Inversiones e Inmobiliaria del Grupo JCB, que obtuvo ese financiamiento a finales del 2015.

En los últimos tres años, esta sociedad no reporta ninguna importación de cemento o varilla, de acuerdo con datos del Sistema de Tecnología Informática para el Control Aduanero (Tic@) del Ministerio de Hacienda, y de la Dirección General de Aduanas.

Esa compañía gestionó la línea de crédito de uso múltiple con la finalidad de tener capital para comprar materiales de construcción chinos, a fin de utilizarlos en proyectos inmobiliarios que le fuesen contratados.

Así consta en el "Informe de Recomendación de Crédito" que emitió la Dirección de Banca Empresarial y Corporativa del Popular, en setiembre de ese año.

"La idea de importar materiales de construcción de China se debe a que este país produce cerca del 60% del cemento que se consume en el mundo, así como el 58% del acero, razón por la cual logran producir a precios muy competitivos, sin desmejorar la calidad del producto", señala el documento.

Sin embargo, según el Tic@ y Aduanas, esta compañía solo registra dos importaciones en los últimos tres años, pero de otros productos que nada tienen que ver con el crédito. Una se efectuó en agosto del 2016 y otra, en enero del 2017.

El 8 de agosto del año pasado, Inversiones e Inmobiliaria del Grupo JCB importó desde Hong Kong 81 artículos para baños, como duchas, cestas y grifos, por un valor total de $1.200.

El 27 de enero del 2017, en tanto, el Tic@ reporta que trajo al país otros 12 accesorios de baño, entre inodoros, bidés, lavamanos de porcelana y fregaderos de acero. Por esos bienes de China pagó casi $900 y entraron desde Panamá, por vía terrestre.

Este jueves, por incumplir con el pago de dos cuotas de este préstamos de $5 millones, Juan Carlos Bolaños perdió tres fincas, de un total de 20,81 hectáreas, que había dado como garantía.

El empresario cementero tenía tiempo hasta ayer de pagar los $4,4 millones que adeuda de la línea de crédito y como no lo hizo, el Popular ejecutó la garantía y se adueñó de las propiedades, las cuales sacará a la venta.

Se trata de una finca de repasto ubicada en Grecia de Alajuela, de 19,58 hectáreas, y otras dos que están en Tempate, en Santa Cruz de Guancaste, y que en conjunto miden 1,23 hectáreas.

Esos tres terrenos estaban en el Fideicomiso de Garantía I-5005-2015, el cual era administrado por el Banco Improsa. Fue en las oficinas de esa entidad financiera donde se remataron las propiedades.

En la actualidad, dos préstamos que Bolaños obtuvo en el Banco de Costa Rica (BCR), por $30 millones, están bajo la mira de la Fiscalía y de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), con el objetivo de determinar si hubo alguna anomalía en su otorgamiento, o bien, posible tráfico de influencias, debido a la cercanía del empresario cementero con políticos y altos mandos bancarios.

Además de las líneas de crédito del BCR, los diputados investigan el caso del Popular.

Incluso, la tarde de este viernes comparecerá ante la Comisión Especial Investigadora de Créditos Bancarios, el gerente general del Popular, Geovanny Garro, para hablar sobre el préstamo de $5 millones.

Codeudoras. Inversiones e Inmobiliaria del Grupo JCB aparece como deudora ante el Popular y, como codeudoras, figuran las otras tres empresas del Grupo JCB: Sinocem Costa Rica, JCB Constructora y Alquiler, y JCB Distribuidora.

De esas cuatro firmas, en el Tic@ solo se registra importaciones de cemento por parte de Sinocem Costa Rica, la cual también obtuvo dos líneas de crédito para traer al país esa materia prima, pero en el Banco de Costa Rica (BCR) y por un total de $30 millones.

Al 2015, el empresario Juan Carlos Bolaños reportaba préstamos por un monto de $50 millones en diez bancos del Sistema Financiero Nacional.

En el BCR por ejemplo, se le giraron siete depósitos por $38,9 millones a Sinocem Costa Rica para importar cemento desde China en el 2016. Sin embargo, en ese año, al país solo ingresaron importaciones de este producto por $9,7 millones.

Los $38,9 millones habrían alcanzado para traer 368.000 toneladas de cemento, de acuerdo con un informe de la Sugef, del 7 de setiembre, elaborado con base en documentación del BCR.

Por el contrario, en el 2016, solo ingresaron 93.500 toneladas provenientes de China, según estadísticas del Ministerio de Hacienda, la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) y el Tic@.