Diego Bosque. 31 agosto, 2015

Desde el desalojo, usted se ha mantenido al margen de la situación. ¿Por qué esa actitud?

Realmente, después de la fiesta que han montado sobre algo que no es cierto, no voy a hablar mucho al respecto.

”Aquí, lo que hay es una omisión del Estado por más de 14 años. De la forma más increíble ha incumplido con órdenes más que claras. Los funcionarios se han ido quitando responsabilidades unos con otros”.

Luis Diego Flores, de la Procuraduría, afirma que el Estado cumplió con ejecutar el desalojo, pero hubo una reinvasión. ¿Qué pasa ahora?

Es claro que el Estado no quiere cumplir; entonces, que asuma su responsabilidad. Yo voy a seguir, ya es demasiado.

¿Interpreto que usted va a demandar al Estado?

No, no. Yo simple y sencillamente voy a esperar. He sido paciente y voy a seguir siendo paciente, y que las cosas lleguen a donde tengan que llegar.

Había un plazo para el primer desalojo...

No cumplieron con ese plazo y tampoco cumplieron con el tema de la reinvasión. Entonces, que el Estado asuma esta situación.

¿Hasta cuándo hay plazo para el segundo desalojo?

Revise el acuerdo y va a ver la fecha, no han cumplido.

¿Cuál es el estado actual de la finca?

La finca no fue desalojada, solo fue desalojado el 60 % de la propiedad, y dejaron una anarquía completa.

Se ha dicho que usted le debe dinero a la Caja Costarricense de Seguro Social y a los extrabajadores de las bananeras por concepto de liquidaciones.

A los trabajadores de las bananeras no se les debe un cinco. No es un tema de deudas o no: es un tema de cumplimiento, y, si lo que están haciendo es tratar de achacar cosas para evadir responsabilidades, yo no me voy a prestar.