Educación

MEP elimina prueba de idioma y, en su lugar, hará diagnóstico sobre dominio del inglés o francés

Estudiantes o centros educativos que lo deseen pueden pagar pruebas de certificación a nivel privado

A partir del próximo año, el Ministerio de Educación Pública (MEP) eliminará las pruebas de bachillerato de Inglés y Francés, y las sustituirá por un diagnóstico.

La evaluación de esta materia será modificada con la entrada de los exámenes denominados Fortalecimiento de Aprendizajes para la Renovación de Oportunidades (FARO).

A diferencia de lo que ocurrirá con las cuatro asignaturas básicas (Matemática, Ciencias, Español y Estudios Sociales), la prueba de idioma no tendrá valor en la nota final del alumno, sino que buscará establecer y certificar su nivel de dominio.

Pablo Mena, director de Gestión de Calidad del MEP, explicó que los exámenes de bachillerato medían únicamente la comprensión lectora de los colegiales.

“Está claro que para el dominio lingüístico se debe aspirar a otras competencias, no solo la lectora sino auditiva, escrita y el habla; queremos una prueba que evalúe esas cuatro habilidades”, indicó Mena.

Por ello, la intención del Ministerio es diseñar una prueba que evalúe esas cuatro habilidades e indicarle al estudiante en qué nivel se encuentra.

Dicha evaluación podría ser en inglés, francés, mandarín o en cualquier otra lengua que el alumno reciba y desee aplicar.

“Eso le va a permitir al estudiante y al mundo laboral conocer qué tanto dominio tiene de una determinada lengua”, manifestó Mena.

Aclaró que, si bien el MEP ofrecerá esta prueba, también existe la posibilidad de que los padres, estudiantes o centros educativos privados paguen una prueba de certificación del dominio lingüistico para certificar el conocimiento del alumno.

Estas, sin embargo, deben ser previamente reconocidas por el MEP.

“Lo que haríamos es reconocer esas pruebas, pero para eso tiene que haber un proceso que como ministerio vamos a analizar.

Por ejemplo, citó Mena, los centros educativos podrían someter a los estudiantes a una prueba reconocida a nivel internacional. Para acreditar su reconocimiento, el MEP realizaría alianzas con embajadas de esos país a fin de que esa representación extranjera certifique la validez de dicha prueba.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.