15 enero, 2016
El presidente Nicolás Maduro (izquierda) y el titular de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, se saludaron el viernes en la sede del cuerpo legislativo.
El presidente Nicolás Maduro (izquierda) y el titular de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, se saludaron el viernes en la sede del cuerpo legislativo.

Caracas

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso el viernes en su mensaje anual de gestión en el pleno de Parlamento la creación de una comisión de "justicia, verdad y paz " frente a la ley de amnistía que pretende aprobar la mayoría calificada opositora de la Cámara.

"Propongo aquí que establezcamos una comisión nacional de justicia, verdad y paz paritaria, que sea presidida por un venezolano de confianza pública y que establezca las bases legales, jurídicas, para ir a un proceso de paz y que no se imponga la visión del perdón de los victimarios a ellos mismos" , dijo Maduro.

La oposición, aglutinada en la alianza Mesa de la Unidad Democrática (MUD) , tiene previsto debatir en el pleno en pocos días una ley de "amnistía y reconciliación" con la que pretenden poner en libertad a los opositores encarcelados, una medida que Maduro ha rechazado y que ha advertido de que vetará.

El jefe del Ejecutivo venezolano propuso al presidente del Parlamento, el opositor Henry Ramos Allup, que "frente a la injusticia del perdón de los victimarios" se proteja a "las víctimas, a todas" , y las reivindiquen "estén donde estén" .

Maduro señaló que con una ley de amnistía la oposición estaría "clavándole un puñal a la paz del país" , al conceder libertad a los opositores encarcelados que, dijo, cometieron un "error político" , al "tratar de forzar la historia a través de la violencia" .

Puente de diálogo. Además, puso a disposición a su nuevo vicepresidente ejecutivo, Aristóbulo Iztúriz, para tender un puente entre chavismo y oposición y debatir sobre ese tema y "cualquier otro que sea susceptible y necesario de conversar por la paz".

El nuevo Parlamento de Venezuela, de mayoría opositora por primera vez en 17 años, tomó este jueves la primera medida a favor de lo que la oposición considera "presos políticos" , al aprobar un acuerdo que insta al Estado a acatar las decisiones de organismos internacionales de derechos humanos referidas a opositores presos.

El acuerdo se refiere a las resoluciones de organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) , de la que Venezuela no forma parte desde setiembre del 2013, o de organismos de la ONU como el grupo de trabajo sobre detenciones arbitrarias o el Comité de Derechos Humanos.

El texto aprobado exhorta al Estado a cumplir con los requerimientos realizados por el grupo de trabajo sobre detenciones arbitrarias de la ONU, que instó a poner en libertad al opositor Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión por la violencia desatada tras una manifestación que inició las protestas de 2014 y que se saldó con la muerte de tres personas.

La serie de protestas sucedidas en 2014 se saldaron con 43 víctimas mortales y decenas de heridos, entre chavistas, opositores, miembros de las fuerzas de seguridad y ciudadanos sin adscripción política.