Negocios

La telemedicina mantendrá su espacio en hospitales y centros privados de salud

Atención virtual se incrementó en 2020 y continuará para fortalecer la relación con los pacientes, de acuerdo a hospitales y centros médicos privados

El Hospital Metropolitano implementó y aumentó el servicio telemedicina en 2020 en medicina general, psicología, fisioterapia y nutrición. El servicio se apoya en sistemas de expediente electrónico (con estándares de privacidad), computadoras con cámara y acceso a Internet, personal dedicado y procesos para la coordinación con otros servicios (laboratorio, farmacia y radiología).

El paciente solamente utiliza su computadora o móvil para la videollamada. “Esto es lo que lo hace realmente accesible a las personas”, afirmó Andrés Wiernik, director médico del Metropolitano.

Antes de marzo de 2020 el servicio solo se usaba en el área de salud mental, pero aumentó con la pandemia. En el mes de junio anterior el 40% de la atención fue a pacientes contagiados con covid-19 y el 60% a pacientes con padecimientos crónicos, como presión arterial y diabetes y para la interpretación de resultados de laboratorio y de radiología.

Wiernik dijo que el servicio es utilizado con más frecuencia por adultos jóvenes menores de 40 años y quienes prefieren la atención virtual para el diagnóstico y tratamiento oportuno de ciertas patologías médicas debido a la eficiencia y la facilidad para concertar la cita, recibir la atención y coordinar estudios con otras áreas.

En el futuro se ampliará a otras especialidades, como la dermatología y apoyándose en una cámara de alta resolución. Pero depende de la aceptación de médicos y pacientes.

De manera similar el confinamiento al inicio de la pandemia en el 2020 y el riesgo a contagiarse de covid-19 incrementó los servicios de telemedicina en el sector privado. La perspectiva es que la atención virtual se mantendrá dados sus beneficios: evitar desplazamientos, reducir automedicación, permitir menores tarifas y favorecer el diagnóstico, la interpretación de los exámenes de laboratorio y el fortalecimiento de la relación con los pacientes.

“En Costa Rica estamos avanzados en telemedicina, aunque no como los países desarrollados”, aseguró Francisco Vargas Navarro, fiscal del Colegio de Profesionales en Informática y Computación. “Tecnológicamente estamos bien, aunque puede haber resistencia al cambio”.

Un informe de PwC en Costa Rica enumera los retos del sector. La tendencia global es clara según los reportes de otras firmas como Deloitte, Juniper, Zebra Technologies y SAP, que recalcan el avance en el aprovechamiento de las videollamadas, la reducción de costos, el mayor uso de las tecnologías de datos y de dispositivos y apps de monitoreo personal. Los especialisas proyectan un mayor uso de plataformas de inteligencia artificial, análisis de datos, reconocimiento de voz, automatización, Internet de las cosas y realidad virtual y aumentada, entre otras, en el sector de salud.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en 2019 se realizaron 8.500 millones de visitas médicas, con un valor de $500.000 millones, en 36 países miembros. Juniper anticipa que la telemedicina aumentará los ahorros de $11.000 millones a $21.000 millones entre 2021 y 2025 a nivel global.

La telemedicina, sin embargo, no es posible utilizarla en todos los casos, pero permite al médico recomendar al paciente que se desplace al centro médico. Asimismo, hay limitaciones normativas que deben cumplirse para el otorgamiento de incapacidades o de recetas, por ejemplo.

Aumento

Los servicios de telemedicina aprovechan la tecnología que posea el paciente, incluyendo que en muchos hogares se cuentan con dispositivos como oxímetro o para tomar la presión para guiar a los pacientes durante la consulta virtual. En muchos centros de salud y para buena cantidad de pacientes no implica gatos adicionales.

El Grupo Equilibrium y Salud 360, un centro especializado en gastroenterología ubicado cerca del Hospital México, ofrece la video consulta a los pacientes que lo soliciten desde el inicio de la pandemia, aprovechando la aplicación de WhatsApp empresarial.

“La mayoría de las consultas de valoración inicial para procedimientos de endoscopia bariátrica, se hacen por videollamada”, indicó Ana Lorena Madrigal, especialista y socia de Equilibrium.

En este caso, el servicio es aprovechado hasta por 60 pacientes por mes. Las video consultas permiten la disminución de costos en la valoración inicial, diferentes horarios de atención e incluso facilidades para el médico, que no necesariamente tiene que estar en la oficina. Madrigal anticipó que, con la vacunación, los pacientes regresarían a la consulta presencial, pero la atención virtual se mantendrá.

En el Hospital CIMA, que no respondió la consulta enviada, se implementó un servicio de imágenes para diagnóstico, conocida como Indira y apoyada con inteligencia artificial, desarrollada por la compañía colombiana Indigo Technologies. El servicio utiliza la plataforma de computación en la nube Azure de Microsoft, comunicó esta firma recientemente.

Indira permitiría el acceso a información, estudios y resultados desde cualquier dispositivo móvil y, apoyándose en la inteligencia artificial, ayuda al reconocimiento de patologías complejas, desde cáncer de pulmón, mama y próstata, así como covid-19.

El Hospital La Católica ofrece el servicio de telemedicina desde 2018, pero solo lo aprovechaba el 2% de los pacientes de consulta general. La pandemia cambió la situación: actualmente hasta el 15% de las consultas son virtuales.

Oscar Eduardo Sánchez, gerente de servicios médicos de Hospital La Católica, indicó que ya tenían equipos y sistemas para el servicio de telemedicina. En 2020 se aumentó la capacidad tanto para medicina corporativa como para general, especializada, pacientes contagiados por covid-19, áreas de orientación nutricional y de fisioterapia, y en patologías en las cuales el paciente no puede trasladarse al hospital.

El Hospital ha detectado que las consultas virtuales acercan a las personas que no pueden salir de sus casas. Además, las plataformas también pueden aprovecharse para reuniones a nivel administrativo y favorecen que los médicos den seguimiento y control a sus pacientes.

Todo eso fortalece la relación con los pacientes. “Es un servicio que mejora la atención que brindamos”, dijo Sánchez, del Hospital La Católica.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".