Negocios

Arribo de automóviles nuevos a Costa Rica sufre contratiempos por la pandemia

Mayor reducción de importaciones ocurrió desde Japón, Corea del Sur y Estados Unidos, según datos de Procomer y Hacienda.

La pandemia de la covid-19 provocó que, durante el año pasado, las agencias de vehículos tuvieran atrasos en el arribo al país de automóviles nuevos.

La información del Ministerio de Hacienda y la de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) muestra que la crisis sanitaria trajo una reducción significa en el ingreso de carros a Costa Rica.

Además, tres de los principales concesionarios del sector confirmaron a La Nación las dificultades de logística sufridas, en el 2020, a raíz de las restricciones decretadas en el ámbito global, en un intento de frenar la expansión del nuevo coronavirus.

En algunos países las compañías productoras de automóviles cerraron sus fábricas por semanas. Además, las reaperturas se vieron interrumpidas por nuevas olas de infectados.

Los datos de Hacienda y Procomer muestran que en importaciones hechas desde Japón y Corea del Sur se dio la mayor reducción. De estas dos naciones se traen marcas como Toyota, Hyundai y Nissan.

Por ejemplo, desde Japón se importaron vehículos por un valor de $66,7 millones, el año pasado, lo cual significó una caída del 42%, comparado con los $115,7 millones del 2019, segundo datos de Procomer.

La contracción fue del 39%, en el caso de los automóviles traídos de Corea del Sur. De un valor de $61 millones, en el 2019, se bajó a $37 millones, en el 2020.

En las marcas estadounidenses, la importación ascendió a $56 millones, en el 2020, es decir 33% menos respecto a los $84 millones del año previo, según Procomer.

Alex Alens, gerente de Sucursales de Grupo Purdy, explicó que la cadena de suministros global se vio afectada por la pandemia.

En el caso de la operación automovolística, destacó, se requiere de una sincronía extremadamente alta y el coronavirus afectó a todas las fábricas del mundo.

“Ante circunstancias de fuerza mayor y en casos muy excepcionales (...) los plazos de entrega se definen en el momento de la compra, de manera que el cliente esté enterado y nosotros cumplamos con el plazo de entrega establecido”, afirmó el vocero de Purdy, empresa representante de marcas como Toyota, Lexus, Subaru e Hino.

Ana Lucrecia Vargas, directora de Mercadeo de Grupo Danissa, dijo que la empresa no ha sufrido dificultades de abastecimiento de automóviles, pero sí atrasos en la llegada de embarques al país.

“Hemos tenido algunos atrasos conforme los fabricantes han ido recuperando volumen, pero ya, en este año, la situación se esta normalizando en el arribo de algunos modelos”, dijo la vocera de la compañía representante de marcas como Nissan y Audi.

Aunque el epicentro de la pandemia fue en China, los datos de importación de automóviles nuevos, por cantidad y valor, no se vieron afectados de manera relevante.

Rodrigo Bernales, director Comercial de Veinsa Motors, comentó que, entre abril y junio del año pasado, la venta de vehículos chinos sufrió como el resto de la industria.

“China fue el país que más rápido se recuperó de la pandemia, por lo que no han visto perjudicada su capacidad productiva y eso ha sido una ventaja sobre el resto de otras marcas en materia de abastecimiento”, destacó Bernales.

La información de Procomer y Hacienda muestra que, en el 2020, se cumplieron cuatro años consecutivos de incremento en el valor de importación de carros chinos.

En el 2020 entraron 3.700 unidades de ese orígen, por un valor en Aduanas de $25 millones.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.