Salud

Rezago en vacunación se concentra en 37 áreas de salud

Cinco de las localidades más populosas del país están dentro del grupo de mayor rezago en vacunación, todas en la GAM

El rezago en la vacunación contra la covid-19 se concentra en 37 de las áreas de salud en que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) divide al país. Una tercera parte de estas localidades está en la provincia de San José, principalmente en cantones como Desamparados y Tibás.

Se trata de las áreas en donde más del 40% de la población no ha recibido siquiera una primera dosis. De hecho, existen tres comunidades en las que más de la mitad de la población no ha sido vacunada: Horquetas-Río Frío, en Sarapiquí (53%); Barranca, en Puntarenas (52%); y Los Chiles, en Alajuela (50%).

Dentro del grupo rezagado también sobresalen cinco de las diez áreas de salud más populosas del país, las que están por encima de los 88.600 personas. Se trata de Alajuela Sur, Alajuela Oeste, Alajuelita, Desamparados 2 y Pavas. Las tres primeras son administradas por Ebáis de la CCSS y las dos últimas por Coopesalud.

A nivel nacional, el promedio de población sin ninguna dosis es del 32%. Este dato incluye a niños menores de 12 años, los cuales todavía no están dentro de la población objetivo del proceso de vacunación.

Ocho de las 37 áreas más rezagadas se ubican en los cantones peor calificados en el Índice de Desarrollo Social (IDS) del Ministerio de Planificación, cuya última edición se publicó en el 2017.

Tales son los casos de Horquetas-Río Frío y Puerto Viejo, en Sarapiquí de Heredia; Talamanca y Valle La Estrella, en Limón; Buenos Aires y Corredores, en Puntarenas; y Los Chiles y Upala en Alajuela.

No obstante, también hay áreas de salud de cantones con alto nivel de desarrollo social, como Santa Ana, en San José; Palmares, en Alajuela; y Barva, en Heredia.

A esa conclusión llegó un análisis de La Nación con base en la cantidad de vacunas aplicadas por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) el pasado lunes 11 de octubre. Hasta ese día, se contabilizaban 3.525.260 personas con al menos una dosis, es decir, el 68% de la población (46% con dos y 22% con una).

El 32% restante (1.637.761 personas) no se ha aplicado ninguna inyección contra el virus SARS-CoV-2. Y de ese grupo, la Caja estima que hay 749.084 personas (el 46%) que tienen más de 12 años de edad y, por ende, ya se pueden aplicar la primera dosis. Para quienes tienen menos de edad todavía no se ha autorizado el uso de las vacunas anticovid-19.

Estos datos no contemplan a los inoculados en el extranjero, pues la CCSS no los ha inscrito dentro de las estadísticas de cada área de salud. A finales de julio, había 15.711 costarricenses que se inocularon en otras naciones, y de ellos, 15.630 completaron el esquema de protección fuera del país.

Los estimados de habitantes, según cada área de salud, fueron hechos por la Caja con base en las proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), para el 2021.

Si bien las personas pueden vacunarse en un lugar muy diferente del área de salud donde vivan o donde estén adscritos, la información siempre aparecerá según el sitio de adscripción. La CCSS aclaró que “dado que se utiliza el Sistema Integrado de Vacunas (SIVA) para el registro de vacunación, independientemente de donde la persona se vacune, el registro de su vacuna quedará asignado al área de salud donde está adscrita la persona”.

El otro extremo

Por otro lado, tres áreas de salud destacan por su alta vacunación, en donde más del 70% de sus habitantes ya completó el esquema de protección. Es es el caso de San Rafael de Puntarenas, con un 80%; de Zapote-Catedral, en San José, con un 78%; y de Nandayure, en Guanacaste, con un 70%.

El promedio nacional de personas con dos dosis es del 46%. Hay 41 establecimientos de salud que superan dicho promedio, es decir, que cuatro de cada diez áreas de salud están por encima de esa media.

Si se ve por zonas con al menos una dosis, hay seis que ya superaron el 80%: San Rafael de Puntarenas, Zapote-Catedral, Ciudad Quesada, Nandayure, Alajuela Central y Mata Redonda.

Diferentes ritmos de vacunación

Especialistas consultados por La Nación indican que, sin importar el lugar del país, hay diferentes motivos que hacen que una persona aún no esté vacunada.

Para los habitantes del Valle Central o de los sitios más poblados de las zonas rurales, puede resultar difícil de entender que haya personas a las que no se les ha podido vacunar. Sin embargo, existen comunidades o viviendas que están muy alejadas y no se ha podido llegar a pesar de los esfuerzos de los trabajadores de la salud.

En un segundo grupo, el más grande, están quienes tienen dudas y temores que pueden considerarse normales, pero que podrían ser aclarados. La mayoría de estas personas sí se vacunaría posteriormente.

Finalmente, están quienes de forma tajante rechazan este fármaco. De este último grupo se desprende un subgrupo que incluso busca disuadir a otros individuos de recibir el biológico. Aparte, hay un número, todavía más pequeño, de individuos que por condiciones de salud tienen la recomendación médica de no vacunarse.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

Natasha Cambronero

Natasha Cambronero

Editora de la Unidad de Investigación y Análisis de Datos. Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Recibió el premio de La Nación como “Redactora del año” en el 2016.