Irene Rodríguez. 28 marzo
Así se veía la curva de casos al viernes 27 de marzo, luego de 22 días desde el primer caso.
Así se veía la curva de casos al viernes 27 de marzo, luego de 22 días desde el primer caso.

Los casos nuevos de covid-19 van creciendo a un ritmo constante de, aproximadamente, unos 30 pacientes por día. No obstante, llegará el momento en el que esta curva llegue a su pico y, después, comience a bajar.

“Sabemos que vamos a tener un pico... antes, después, en algún momento lo tendremos; la idea es retrasarlo lo más posible y que este sea lo más chato y menos ‘picudo’ posible, sin que hayan muchos casos por día que comprometan los servicios de salud”, aseveró Roberto Arroba, coordinador de Influenza y Otras Virosis del Ministerio de Salud.

¿Cuándo llegará ese pico? Salud tiene modelos matemáticos basados en profesionales de la Universidad de Costa Rica (UCR) y de estadísticos del Ministerio, los cuales se revisan y se ajustan cada día según los nuevos datos.

De acuerdo con estos datos, la curva podría comenzar su pico en mayo y comenzar a bajarlo entre junio y julio.

Cuando la curva del virus baje, aproximadamente en agosto, pueden suceder dos cosas: que desaparezca, algo casi improbable, o que se “adapte más a nuestra comunidad”, es decir, que sea un virus más dentro de los que tenemos.

“Revisamos estas proyecciones todos los días. Y conforme van saliendo los casos, cada día, se van ajustando. Al inicio se veía un pico muy alto, pero con el tiempo se fue estabilizando”, dijo el especialista.

Arroba advierte que estos datos no son estáticos y dependen de la labor de todos nosotros.

Es posible que esta sea la tendencia si las personas siguen las indicaciones del Ministerio de Salud y salen lo mínimo, además de mantener la higiene con el lavado de manos, la limpieza y desinfección de superficies y se cubren con el antebrazo o un pañuelo desechable al estornudar o toser. De lo contrario, podría cambiar.

“Depende de muchos factores, esta es la proyección, pero es algo muy dinámico, pero eso es lo que tenemos. Pero si la gente no hace caso y sigue saliendo de sus casas, se reúne, y no mantiene la higiene podemos tener más personas expuestas al virus, más enfermarán y el pico se adelantaría y posiblemente no sea tan chato; eso es lo que debemos evitar”, indicó Arroba.

Casos no van a frenarse

Cómo aplanar la curva

Estas acciones de aplanar la curva y retrasar el pico no significan que los casos van a detenerse. El virus ya está con nosotros y no hay forma de que se vaya.

El asunto es evitar que todas las personas enfermen al mismo tiempo, para así tener evitar que más personas se compliquen, no colapsen los servicios de salud y, con esto, salvar vidas.

“De momento estamos sosteniendo; los casos no aumentan abruptamente y van en razón de unos 30 al día. El problema mayor sería pasar de 30 a 150 o 200 en un día, pero para mantener esta tendencia, se necesita de la participación de todos, que la gente en serio solo salga para lo necesario”, enfatizó Arroba.

Aunque el virus es poco mortal, sí es sumamente contagioso y, si se expande, golpearía y saturaría la capacidad de los sistemas de salud.

“Lo de que el pico sea a partir de mayo y más bien sea chato es solo una hipótesis, pero puede caerse si la gente no actúa. No podemos relajarnos, esto no es un juego”, concluyó Arroba.