Irene Rodríguez. 3 noviembre, 2018
La artista francesa Cocovan recorre el mundo elaborando la Carta del Mundo (The World Letter), una carta de amor para el mundo que todas las personas de los lugares que visita firman con un mensaje positivo hacia la humanidad. Este sábado, Cocovan visitó La Carpio, donde algunas personas, sobre todo estudiantes de música del Sifais, rubricaron la misiva. En la foto, la artista ayudó a escribir su mensaje al joven Luis Solano. Fotos: Mayela López
La artista francesa Cocovan recorre el mundo elaborando la Carta del Mundo (The World Letter), una carta de amor para el mundo que todas las personas de los lugares que visita firman con un mensaje positivo hacia la humanidad. Este sábado, Cocovan visitó La Carpio, donde algunas personas, sobre todo estudiantes de música del Sifais, rubricaron la misiva. En la foto, la artista ayudó a escribir su mensaje al joven Luis Solano. Fotos: Mayela López

Un pliego de papel, de más de tres metros de longitud, se extendió la mañana de este sábado, por una calle en la comunidad capitalina de La Carpio y puso a los vecinos a inspirarse para ser parte de la carta de amor más larga del mundo.

Las personas se podían sentar en una silla con un respaldar en forma de corazón y rubricar su mensaje al mundo.

Este proyecto, conocido como World Letter, pretende darle voz a quienes participen y le declaren el amor al mundo, a la vida y escriban sus buenos deseos. Además, quienes puedan leerla, se llenen de esperanza y ganas de vivir.

"The World Letter nace en la ciudad de Berlín, en el 2017, como una actividad de un día; sin embargo, la iniciativa evolucionó de forma acelerada, convirtiéndose en una actividad artística y llena de buenos deseos, en espacios públicos de todo el mundo”, comentó Cocovan, artista franco-iraní, gestora de esta idea.

Más de un año después, la carta ya mide más de 330 metros de longitud y más de 15.000 autores de 127 países han puesto su huella. Este inusual pliego ha recorrido ciudades como Berlín, París, Roma, Nueva York y Ciudad de México.

En nuestro país, la ciudadela La Carpio fue escogida para darle voz a toda la diversidad de población de la zona y también para apoyar los proyectos del Sistema Integral de Formación Artística para Inclusión Social (Sifais), ubicado en dicha barriada-

La meta de Cocovan es visitar 196 países y exponer la carta en diferentes museos alrededor del mundo.

Letra por letra
Esta es parte de la carta y de los textos que se han logrado recoger en Costa Rica y otros países. Fotos: Mayela López
Esta es parte de la carta y de los textos que se han logrado recoger en Costa Rica y otros países. Fotos: Mayela López

Erica Nájera fue una de las jóvenes que participó en la redacción de esta carta. “Es muy lindo tener un espacio y una voz para decirle al mundo lo bonita que es la vida”, destacó esta estudiante de 14 años.

Hasta la fecha, la misiva ha sido firmada en más de 10 idiomas y cuatro dialectos. Pero este sábado, en San José, alguien añadió un lenguaje que por primera vez se anotaba en esta carta desde que comenzó su recorrido por el mundo.

Jesús Calderón, estudiante de violín en el Sifais, dejo su sello en lenguaje musical. El dejó un extracto de Hallelujah de Leonard Cohen.

“La música es un lenguaje universal que todos podemos entender aunque no hablemos un mismo idioma. Es muy bonito saber que soy el primero que lo hace”, comentó Calderón, quien firmó la carta mientras cargaba su violín, pues se encontró con esta carta cuando iba de camino a sus lecciones de música.

Jesús Calderón, estudiante de violín, es, al parecer, el primero que en lugar de un mensaje escrito, dejó un extracto de la partitura de 'Hallelujah' de Leonard Cohen. Fotos: Mayela López
Jesús Calderón, estudiante de violín, es, al parecer, el primero que en lugar de un mensaje escrito, dejó un extracto de la partitura de 'Hallelujah' de Leonard Cohen. Fotos: Mayela López

Todos mensajes de los vecinos de La Carpio, junto con los escritos en otras partes del mundo, se verán en una exposición que prepara Cocovan, y cuya primera parada será Los Ángeles, Estados Unidos.

“La visita de la artista Cocovan es motivo de gran alegría para Sifais, ya que coincide con las prácticas que realizamos cotidianamente. La artista muestra la mayor carta de amor al mundo, donde se expresa la buena voluntad de las personas que la firman, esto tiene una gran coincidencia con nosotros, ya que la fundación muestra la gran voluntad y el amor que cada persona da al ingresar a nuestro sistema, sea como benefactor o como voluntario”, expresó Maris Stella Fernández, presidenta y fundadora de Sifais.

Usted también puede participar de escribirle esta carta de amor al mundo.

En la página www.theworldletter.com tiene opciones como enviar fotografías de una carta que usted escriba a mano, no importa el idioma, los colores con los que usted escriba, o si más bien, prefiere dibujar. También puede llenar un formulario digital con su mensaje. Todos estos textos se imprimirán para sumarlos a la carta.

Además, en el sitio web, las personas pueden acceder a lo que otros ciudadanos del mundo han escrito hasta el momento.

Las personas podían sentarse en una silla con un respaldar de corazón a firmar. Fotos: Mayela López
Las personas podían sentarse en una silla con un respaldar de corazón a firmar. Fotos: Mayela López