Silvia Artavia. 20 enero
Sonia Sibaja, Wendy Sandoval, Leonardo Alvarado, Stephanie Cartín, Marisol Flores, Evelyn Juárez, Edlly Gómez, Daniel Ávalos, Bryan Rivera y Roberto Sequeira son los colaboradores que aprovechan el programa. Foto: Fundación Fogaus para LN.
Sonia Sibaja, Wendy Sandoval, Leonardo Alvarado, Stephanie Cartín, Marisol Flores, Evelyn Juárez, Edlly Gómez, Daniel Ávalos, Bryan Rivera y Roberto Sequeira son los colaboradores que aprovechan el programa. Foto: Fundación Fogaus para LN.

Cada miércoles, Júniper, una perrita de un año, salta de la cama con más bríos que de costumbre. ¡Es el día de ir a trabajar! O, más bien, de acompañar a su dueña, Wendy Sandoval, a la oficina.

Wendy labora en Growth Acceleration Partners, una empresa de desarrollo de software ubicada en Curridabat, donde, como ella, nueve compañeros más tienen la posibilidad de asistir con sus mascotas.

Incluso, pueden tener a sus perritos al lado durante todo el día. Eso sí, los dueños deben llevar los implementos necesarios para que el animal se sienta a gusto: cama, comedero, juguetes, entre otros.

Además, son responsables de velar por el comportamiento de su perro, de sacarlo a hacer sus necesidades y hasta de llevarlo a un pequeño paseo cada cierto tiempo, para que libere energía.

Wendy Sandoval asiste todos los miércoles al trabajo con Júniper, una perrita de un año sin raza definida. Foto: Wendy Sandoval para LN.
Wendy Sandoval asiste todos los miércoles al trabajo con Júniper, una perrita de un año sin raza definida. Foto: Wendy Sandoval para LN.
Amantes de los animales

La iniciativa surgió luego de Wendy y dos compañeras más –Evelyn Juárez y Li Grasse, quienes también son amantes de los animales– se organizaran para tal objetivo.

“Un día, Evelyn, que tiene un perrito pequeño, tuvo un contratiempo y tuvo que llevarlo a la oficina. Tuvo tan buena respuesta por parte de los compañeros, que ella me contactó, porque sabía que yo me había certificado en adiestramiento canino, como ella, y empezamos con la idea”, contó Sandoval, quien es ingeniera en sistemas.

Rápidamente, conformaron el comité de pet friendly (amigable con las mascotas), emprendieron un sondeo entre los colaboradores, para saber quiénes estaban interesados en aprovechar el beneficio, y pidieron permiso a sus jefaturas.

La propuesta fue tan bien acogida, que la empresa decidió capacitar a los dueños con un curso básico en comportamiento canino.

Los amos pueden tener a sus mascotas todo el día a su lado, pero deben velar por el buen comportamiento del animal y atenderlo como es debido. Foto: Wendy Sandoval para LN.
Los amos pueden tener a sus mascotas todo el día a su lado, pero deben velar por el buen comportamiento del animal y atenderlo como es debido. Foto: Wendy Sandoval para LN.
Trabajo de amos y perros

No solo había que garantizar la buena conducta de los perros –para no interrumpir el ambiente laboral– sino que los amos debían aprender a manejar a sus mascotas, para contribuir con ese mismo cometido.

Una vez que el comité identificó a los dueños, les solicitó un video de un minuto en el que se percibiera el comportamiento de su mascota, pues era importante verificar que se tratara de razas fáciles de controlar, incluyendo zaguates.

“Con los diez perros seleccionados, empezaron las capacitaciones. Fueron cuatro sesiones impartidas por la fundación Fogaus en las instalaciones de nuestra empresa. Se orientaron en adiestramiento básico, para que los perritos aprendieran a comportarse con otras personas y asimilaran estímulos propios de los ambientes de trabajo”, explicó Sandoval.

Después de eso, los participantes asistieron a un par de clases más, en días entre semana. Incluso, se dio atención especial a una de las mascotas.

“A una perrita rescatada le costó un poco adaptarse a las personas, entonces se le dio seguimiento por aparte. A veces, a los perritos de esa condición se les dificulta enfrentarse a ruidos fuertes, y lo asocian con algo negativo. Entonces, lo que se hace es que se les va exponiendo a esos estímulos de manera gradual, hasta que los toleren”, agregó la joven.

Según los especialistas, el convivio co mascotas influye positivamente en el aumento de la productividad y el manejo del estrés de los empleados. En la foto, Freddy Ramirez, quien no participa en el programa pero trabaja en Growth Acceleration Partners. Foto: Wendy Sandoval.
Según los especialistas, el convivio co mascotas influye positivamente en el aumento de la productividad y el manejo del estrés de los empleados. En la foto, Freddy Ramirez, quien no participa en el programa pero trabaja en Growth Acceleration Partners. Foto: Wendy Sandoval.

Amos y perros capacitados, fijaron tres días por semana (lunes, miércoles y viernes) para llevar a las mascotas.

Como Growth Acceleration Partners opera con sites o núcleos de trabajo, cada uno de estos grupos tiene derecho a llevar dos perros por día.

Según afirmó Sandoval, este ha sido un programa piloto, pues la idea es abrirlo a más colaboradores, no solo en Curridabat, sino en Belén y San Carlos, donde la empresa también tiene operaciones.

Clientes identificados

De hecho, el proyecto no solo ha sido bien recibido localmente, aseveró la joven. Sus clientes, cuya gran mayoría se encuentra en el extranjero, ven con buenos ojos el esfuerzo.

“A veces hacemos reuniones virtuales, por internet, y cuando los perritos se asoman, los clientes tienen muy buena respuesta. Para nosotros, en Costa Rica, esto de ir a trabajar con el perro es muy nuevo, pero no para otras personas en países europeos o en Estados Unidos”, concluyó Sandoval.

No obstante, también tomaron en cuenta la opinión de sus compañeros de trabajo quienes no gustan de las mascotas. Ellos también recibirán instrucción, para lograr que las mascotas los ignoren.

Si está interesado en el programa de capacitaciones empresariales en comportamiento canino, llame al 2292-7121 de la Fundación Fogaus.

Satcha Villafuente es otra de las colaboradoras que disfruta cuando sus compañeros llevan sus mascotas al trabajo. Foto: Wendy Sandoval para LN.
Satcha Villafuente es otra de las colaboradoras que disfruta cuando sus compañeros llevan sus mascotas al trabajo. Foto: Wendy Sandoval para LN.