Lucía Astorga. 1 noviembre, 2019
Imagen de cómo quedará el Blak Star Line en el costado este y sur. Maqueta elaborada por Zürcher arquitectos
Imagen de cómo quedará el Blak Star Line en el costado este y sur. Maqueta elaborada por Zürcher arquitectos

Este jueves se puso en marcha la fase inicial para reconstruir el Black Star Line, en la provincia de Limón. Los trabajos que se realizan en este momento tienen que ver con la limpieza, trazado, alineamiento y demolición de la estructura anterior, para iniciar con las excavaciones y la posterior colocación de los cimientos.

Así lo confirmó a La Nación Teodoro Symes, coordinador del proyecto de reconstrucción y miembro de la Asociación Universal para el Mejoramiento del Negro (UNIA), propietaria del inmueble.

El arranque de los trabajos se da dos meses después de que se colocara la piedra del que será el nuevo Black Star Line, durante un evento oficial celebrado el 31 de agosto pasado, con motivo de los festejos del Día de la Persona Negra y la Cultura Afrocostarricense.

Para esta etapa se invertirán ¢150 millones, provenientes del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ).

La primera fase de la reconstrucción del Black Star Line tendrá una duración estimada de cuatro meses. Foto: Suministrada por Teodoro Symes
La primera fase de la reconstrucción del Black Star Line tendrá una duración estimada de cuatro meses. Foto: Suministrada por Teodoro Symes

El proceso también incluye el resane, restauración y protección de los testigos patrimoniales, es decir, partes de la galería y espacios donde se ubica la placa que refiere a la fecha de construcción del inmueble (1922); estos elementos sobrevivieron al incendio que consumió la estructura el 26 de abril del 2016, por lo que serán preservados en el nuevo espacio, como piezas de memoria.

La empresa Grupo Jobel está a cargo de los trabajos en esta fase inicial, tras ganar un proceso de licitación, en el que participaron otras dos compañías.

Symes estima que las obras tendrán una duración de cuatro meses, tras los cuales se espera iniciar con la segunda etapa; el levantamiento de la estructura, por un monto de $4.6 millones (más de ¢2 mil millones). La mayor parte de los recursos para esta fase, provendrían de un convenio con Sol de América a través de Inversiones Bennet Williams, por medio de su representante, Dr. Javier Walters, por un monto de $4 millones de dólares.

Las obras consisten en la preparación del sitio para levantar los cimientos de la nueva edificación. Foto: Suministrada por Teodoro Symes
Las obras consisten en la preparación del sitio para levantar los cimientos de la nueva edificación. Foto: Suministrada por Teodoro Symes

Una meta ambiciosa es por lo menos tener el 80% de la estructura planeada, para julio-agosto del 2020.

Desde su creación, el Black Star Line se convirtió en un importante punto de encuentro para los limonenses; ahí se realizaban fiestas cívicas, reuniones comunales y certámenes de Black Beauty.

El nuevo edificio conservaría la tipología del original, así como su identidad. Además, se creará una plaza que será en honor al activista Marcus Garvey, fundador de la UNIA, y también un edificio anexo más contemporáneo, que albergará oficinas.