BRANDVOICE

Universidad San Marcos regresa a clases presenciales con innovador modelo de enseñanza

Alternar la virtualidad con la presencialidad usando una nueva metodología forma parte de la propuesta

CONTENIDO COMERCIAL

La pandemia generó cambios en todos los ámbitos, entre ellos, la educación. La tecnología ha sido la mediadora en el actual proceso formativo, y la Universidad San Marcos, se prepara para implementar un modelo de enseñanza que rescata el aprendizaje logrado hasta el momento, junto a la presencialidad, desde una nueva visión mucho más integral y personalizada.

Según Marco Esquivel, vicerrector de la Universidad San Marcos, es importante la reactivación de la economía y de la educación, bajo esta nueva normalidad, pero, tomando en consideración cada una de las enseñanzas que ha dejado esta pandemia.

“Precisamente junto a esa mediación de la tecnología en la educación, se agregaron una serie de elementos a la formación tradicional universitaria, por ejemplo, motivación, conexión, personalización, accesibilidad, colaboración y autonomía en el aprendizaje”.

Esta nueva realidad nos reta a modificar acciones en las políticas públicas y de la gobernanza universitaria, en búsqueda de flexibilidad y apertura a innovadoras formas de enseñar. Las universidades no solo deben proyectar en invertir en grandes infraestructuras, sino también en pedagogía disruptiva, en trabajar para que no solo se tengan modelos de acreditación para modalidad presencial y a distancia, sino también virtuales”, dijo Marco Esquivel.

Un nuevo modelo

Este centro universitario ha constituido un entorno virtual de aprendizaje aumentado, que premia la flexibilidad curricular mediante el uso de la tecnología, independientemente de la modalidad de estudio.

“Hemos generado un método de aprendizaje donde el entorno se adapta al alumno. Así nos surgió la necesidad de remozar nuestro modelo educativo, adaptar los planes de clases a las técnicas basadas en tecnologías de información y comunicación, fortaleciendo así los procesos de aprendizaje, fomentando el trabajo colaborativo y autónomo del estudiante, previo a sus sesiones sincrónicas, independientemente que sean virtuales o presenciales.

Este modelo esta fortalecido bajo los lineamientos que emanan de nuestro programa estratégico institucional y su sello transformador, producto de las sinergias de las más innovadoras prácticas que ejercen universidades hermanas de prestigio internacional”, agregó el Vicerrector de la institución.

Ambiente educativo centrado en el alumno

Dentro de la nueva estrategia educativa están las herramientas TIC y TAC, las que obedecen a una pedagogía adaptada, que transforma el aprendizaje de los estudiantes.

Buscan generar un círculo de enseñanza, de modo que las guías instruccionales y metodologías activas y de evaluación, responden a núcleos problémicos disciplinarios de una forma integral. Así nuestros estudiantes funden colaborativamente el conocimiento con la práctica, generando comunidades de aprendizaje con metodologías que generan resultados mediante la autogestión, accediendo libremente a la información y a un conocimiento más real, no solo aportado por los contenidos, sino por lo que sucede y requiere la sociedad.

Toma también importancia la priorización y el uso responsable del tiempo para el abordaje significativo de un tema, no solo en el aula, sino su extensión de práctica fuera de ella, a través del buen uso que pueda hacer los estudiantes y docentes para la co-creación de conocimiento, generando incluso en ellos competencias y valores de solidaridad, responsabilidad, compromiso y el uso humanista de la tecnología para su toma de decisiones.

Una trayectoria de 100 años

Al ser pioneros en educación superior virtual con calidad, los estudiantes de otras modalidades reciben un entorno mediado por la tecnología en sus enseñanzas. Precisamente con esta flexibilidad curricular, la universidad cuenta con programas presenciales acreditados por el SINAES.

“En celebración de nuestros 100 años de origen en la enseñanza privada, estaremos recibiendo a nuestros estudiantes en edificios totalmente remodelados, en todas nuestras aulas con equipo multimedial y pizarras interactivas de última generación, brindando una positiva y agradable experiencia universitaria”, agregó Marco Esquivel.

Al ser una institución que pertenece a un conglomerado de universidades de prestigio internacional, la Universidad ha conocido de primera mano y ha sabido adaptarse bien a los acontecimientos vanguardistas con metodologías disruptivas de la enseñanza, que son las que imperan como buenas prácticas a nivel mundial.

Entre texto- “Nos emociona recibir a nuestros estudiantes, de una forma segura, gradual y progresiva en remodeladas instalaciones físicas y equipadas con nueva tecnología educativa. Marco Esquivel, vicerrector de la Universidad San Marcos.