Carlos Soto Campos. 22 mayo
Luis Salinas regresará a Costa Rica el 23 y 24 de mayo. Cortesía de Jazz Café
Luis Salinas regresará a Costa Rica el 23 y 24 de mayo. Cortesía de Jazz Café

“Si tengo una cita y antes de salir me pongo a tocar la guitarra, de seguro llego tarde”. Así resume en pocas palabras Luis Salinas su relación con la guitarra, una que se ha mantenido desde que tiene memoria hasta hoy, que tiene 61 años.

La edad es solo un número, pero en su caso quiere decir que él ya estaba girando en escenarios cuando George Benson y B. B. King se encontraban consagrados como guitarristas. A ambos logró conocerlos de cerca, pero no los endiosa de más, así como él se mantiene humilde a la hora de hablar de sus propios logros.

“El que vive la música no te anda hablando de esto técnico o lo otro. Aconseja, sí, pero el resto de tiempo te habla de fútbol seguro...”, sentenció.

Este jueves 23 y viernes 24 hablará de música en Costa Rica de la mejor forma que sabe, tocando conciertos con su banda. Las presentaciones serán en el Jazz Café Escazú, un lugar al que dice tenerle mucho cariño, al verlo como el epicentro de Costa Rica, que considera “un gran pueblo musical”.

Las entradas se adquieren por ¢30.000 en Jazz Café Escazú y se pueden apartar escribiendo al Whatsapp 8429-1818. Los músicos tendrán una entrada especial de ¢20.000.

En el escenario

Salinas ha tocado en el Teatro Nacional de Costa Rica y también en bares –boliches les dice él– pero cree que tocar en un lugar no le quita mérito al otro, cada uno le permite canalizar diferentes emociones.

En su música hay notas de jazz, flamenco, blues, chamamamé (de Argentina) y distintos géneros que lo han cautivado. “Toco lo que me sale”, repitió varias veces durante la entrevista. Y lo que le sale es una mezcla de todos esos géneros musicales y muchos sentimientos, todos canalizados en un talento indiscutible.

Su último álbum publicado es El tren (2016) un disco quíntuple que muestra esa variedad en temas en solo, canciones con su banda y otros a a dúo con su hijo Juan.

“Tenía muchas ideas pero no estaban ordenadas. Hice un disco de solo guitarra, como hice cuando Juan tenía un año; con varias ondas, a veces acústica o eléctrica. Además, yo venía tocando con Juan entonces sentí que era el momento de que eso se grabara", contó.

"Creo que los momentos son únicos y hoy tocás esto con una emoción y mañana con otra y él tenía esa inocencia de un niño de 15 años tocando, es un disco que jamás me imaginé que iba a hacer”, agregó el guitarrista.

Hoy Juan tiene 19 años y lo acompaña en sus giras e incluso fue el encargado en ponerle al disco El tren: “me dijo que en el disco yo empezaba solo y que luego iba a sumando gente, como en un tren”, apuntó.

Disco

En El tren se puede encontrar interpretaciones de canciones como Esta tarde vi llover o Eu sei que vou te amar, al igual que canciones originales como No se va, dedicada a su amigo Jorge Pascuale.

"Era muy cercano y muy querido y cuando tuvo una recaída en su enfermedad fue cuando me llegó el momento de escribirle una canción; esas cosas no se planean. La canción tienen ese título y se extiende mucho precisamente porque no quiero que se vaya. Siempre tengo que prepararme antes de tocarla”, contó.

En el disco hay temas acústicos, instrumentales y cantados y el poco de rock que se coló en la banda por la guitarra eléctrica de su hijo. Hay de todos y para todos, y así será su concierto.

Luis Salinas no le teme tener relación con muchos géneros musicales, porque, al final, lo más importante para él es la sinceridad con la música y las emociones que transmite en el escenario.

“Mi relación es con la sinceridad, con escuchar la música que uno siente y que uno ama, es escuchar y tocar eso. No hay un género fijo, aunque uno ya vendrá con algo. Se oye en algunos solos que hago tocando latin jazz o blues alguna cosa tanguera o una cosa de música argentina que ya está dentro de uno”, finalizó.