Eillyn Jiménez B.. 15 junio
La Fuerza Pública custodió la zona, mientras agentes judiciales realizaban varios allanamientos. Foto: Silvia Coto
La Fuerza Pública custodió la zona, mientras agentes judiciales realizaban varios allanamientos. Foto: Silvia Coto

Un grupo de vecinos ingresó a una vivienda en San Rafael Abajo de Desamparados, San José, para sacar a tres niños que, en apariencia, fueron retenidos por su padre este viernes.

Según los lugareños, los dos niños más grandes, de 7 y 11 años, estaban amarrados, mientras que el de año y medio estaba en brazos de su madre, quien se cree que estaba amenazada por su compañero sentimental.

El Ministerio de Seguridad Pública (MSP) detalló, este sábado, que la casa estuvo en custodia mientras agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realizaban varios allanamientos en busca del sospechoso y de evidencias para la investigación del caso.

“A las 7:30 p. m. de este viernes, ingresó un incidente en el que nos reportaron la existencia de tres menores en riesgo, ya que, según la versión de vecinos, fueron retenidos por el papá e, incluso, la mamá estaba adentro”.

“La Policía llegó y un grupo de personas, aparentemente, ya había sacado a los niños, luego de tocar la puerta y de que incluso, horas antes, compañeros del OIJ hicieran un seguimiento y no se escucharan ruidos dentro de la vivienda”, manifestó Xinia Vázquez, subdirectora de la Fuerza Pública de San José.

Los niños fueron trasladados a un sitio seguro y se les puso en custodia del Patronato Nacional de la Infancia (PANI). Ellos quedaron bajo el cuidado de la abuela.

Además, el Patronato informó de que será hasta el lunes cuando se brinden más datos de los hechos.

Por su parte, Wálter Espinoza Espinoza, director de la Policía Judicial, aseguró que ellos, el jueves 13 de junio, recibieron una denuncia por el delito de sustracción de menores, por lo que coordinaron con la Fiscalía para evaluar la situación.

Añadió que, este viernes en horas de la tarde, recibieron datos de que, en una vivienda en San Rafael Abajo de Desamparados, se encontraban los menores que fueron reportados por su abuela materna, de apellidos García Espinoza, como sustraídos.

“El lugar donde nos indicaron que permanecían los menores es el domicilio de la madre y el padre de ellos, por lo que entre 2 p. m. y 9 p. m., un equipo del OIJ estuvo afuera de la vivienda. Al no observar ningún movimiento, luces, ruidos o llamados de auxilio que ratificaran que habían personas dentro, se retiran, debido a que no teníamos una orden judicial que nos permitiera ingresar a este recinto privado”.

“Poco después, recibimos el dato de que los vecinos ingresaron a la vivienda y retiraron a los menores, quienes se encontraban en el sitio y no habían sido detectados por la Policía. Recibimos manifestaciones y, este sábado, al recibir la orden judicial se allanó la vivienda con el ánimo de encontrar alguna evidencia que nos permitiera determinar la existencia de un hecho delictivo”, explicó Espinoza.

El jerarca judicial añadió que entrevistaron a los menores y obtuvieron datos adicionales, tras consultas al PANI y el Ministerio Público, que les permitieron confirmar que la patria potestad de los niños la conservaban sus padres.

Esa versión contrasta con la brindada por la abuela en la denuncia, quien aseguró que los pequeños estaban bajo su tutela.

"Verificamos que la patria potestad, o sea, la guardia, crianza y educación de los tres menores no la tenía la abuela materna, sino que la mantenían consigo y en pleno ejercicio su madre y su padre, que son las personas que establecimos se encontraban dentro del domicilio (...).

“El OIJ sigue trabajando en el caso para verificar si los datos dados por la abuela materna son reales o si, por el contrario, se trata de un esquema de otra naturaleza”, aseguró el director del OIJ.

Durante esta tarde, el padre de los niños, de apellidos Aburto Bermúdez, y la madre, apellidada Bustillos García, fueron pasados a la Fiscalía con el informe correspondiente, para que se determine su situación jurídica.

Casa allanada en San Rafael de Desamparados. Foto: Jeffrey Zamora
Casa allanada en San Rafael de Desamparados. Foto: Jeffrey Zamora
Actuaron ante la inacción

Los vecinos, en tanto, aseguraron que ellos actuaron ante la falta de acción de las autoridades, ya que temían por la vida de los pequeños.

“Aquí lo que había era miedo de encontrar a esos chiquitos muertos, porque se sabe que les pegan y que los papás tienen problemas. Los vecinos valientemente decidieron darle al portón hasta poder entrar. Para la comunidad es mejor prevenir porque, si a los niños después les pasaba algo, iban a decir ¿dónde estaban los vecinos que no hicieron nada?”, argumentó Ana María Rosales, vecina de la zona.

En un video compartido en Facebook por la Comisión Seguridad San Rafael Abajo, la abuela de los niños aseguró que ella tenía los menores y su hija se los quitó.

“Ellos, mi hija y el compañero sentimental agreden y les pegan a los chiquitos, dos son hijos de ese hombre y uno no es hijastro", afirmó la mujer.

El caso permanece en investigación.

Colaboró la periodista Silvia Coto.

Información actualizada a las 4:43 p. m. con más datos del OIJ.