Narcotráfico

Diablo penetró cuerpos policiales, reconoce ministro de Seguridad

Jerarca dijo que labores de inteligencia serán fundamentales para capturarlo a él y a sus cómplices

Alejandro Arias Monge, alias Diablo, tiene dos años de ser una de las personas más buscadas en Costa Rica. Este líder criminal ha logrado extender su dominio en el narcotráfico en ese tiempo y, a pesar de una intensa cacería que se ha extendido por meses, sigue en fuga.

Este jueves, al anunciar la conformación de una Dirección de Inteligencia y Análisis Criminal, el ministro de Seguridad Pública, Jorge Torres Carrillo, reconoció que este sujeto –de 37 años en la actualidad– logró penetrar los cuerpos policiales de Costa Rica y que eso le da ventaja ante un despliegue policial.

Durante una conferencia de prensa, el periodista de 7 Días, Rodolfo González, le consultó: “Entonces, ¿el Diablo sí penetró los cuerpos de Policía?” A lo que el jerarca respondió: “Sí, claro, eso no es un secreto”.

Sobre la posibilidad de capturar a Arias y sus cómplices, el ministro cree que es posible, pero aseguró que para esto es necesario un trabajo de inteligencia y, además, que pocas personas manejen la información de los movimientos policiales para dar con su paradero. Agregó que en el pasado se han hecho despliegues, pero sostuvo que no es la forma ante un hombre con un perfil delincuencial como el de Diablo.

No se ha visto con inteligencia, lo que se ha hecho es como apagar un incendio, llegar, movernos con 300 policías, hacer una contención, pero así no se podría capturar a una estructura del nivel de él, porque sabemos que se ha metido la corrupción y cuando la Policía se está moviendo ya él sabe, entonces tenemos que verlo con inteligencia, tenemos que verlo diferente y no puede estar involucrado todo el mundo, porque si la información la maneja mucha gente, posiblemente él la va a tener primero”, manifestó.

La tarde del viernes 28 de octubre del 2016, Diablo salió de la cárcel La Leticia (hoy Carlos Luis Fallas), en Pococí, Limón, tras cumplir año y dos meses de prisión preventiva. Estaba preso como sospechoso de participar en dos asesinatos. Esa fue la última vez que este individuo, vecino de Campo Cinco de Cariari, estuvo bajo control de las autoridades.

Luego empezó una meteórica carrera que lo llevó a ser señalado como un hombre violento, peligroso y a quien se busca para someterlo a la justicia, pues enfrenta cargos por homicidios, amenazas y narcotráfico, entre otros.

Su salida de la cárcel coincidió con un incremento de la inseguridad en varios distritos de Pococí como Cariari, la Rita, Roxana y Jiménez; así como otros lugares del vecino cantón de Guácimo, pues fueron víctimas de grupos organizados que atacaron camiones repartidores, minisúper y fincas ganaderas.

El 28 de marzo del 2019, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) identificó a Arias como el líder de una banda que robó más de 200 reses en menos de un año y aunque atraparon a varios de sus cómplices, él nunca apareció, a pesar de que varias veces allanaron su vivienda. Él supo con anticipación de los operativos.

Tras los fallidos intentos por capturarlo, tomó fuerza y ostenta de su poderío en redes sociales, al publicar fotos con armas automáticas, cuyo uso está prohibido en el país. Además, sus colaboradores lo secundaron también difundiendo fotos con armas y muchos billetes.

Asimismo, lanzó amenazas a otros grupos delictivos, en la lucha por controlar territorios para la venta de drogas. Ofreció sumas millonarias a quien matara a rivales, de quienes dio sus nombres. Empero, fue hasta setiembre del 2020 cuando el nombre de Diablo, alcanzó notoriedad en el país, pues presuntamente difundió audios en los que amenazó con asesinar a agentes del OIJ y oficiales de la Fuerza Pública.

Ante esto, la reacción de los cuerpos policiales no se hizo esperar y anunciaron el lanzamiento de un fuerte operativo para capturarlo. Un año y diez meses después, el resultado de la cacería es nulo. Diablo sigue libre y más bien extendió sus dominios hacia otras partes del país.

En los últimos meses, se reveló que mantiene una sangrienta disputa con un individuo de apellidos Moreno Borbón, de 40 años, conocido con el alias de Pechuga, oriundo de la Rita de Pococí y calificado como líder de otra banda narco que también se dedicaba a cometer robos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.