Fútbol Internacional

¿Cómo nace la rivalidad entre las barras de los Gallos Blancos de Querétaro y el Atlas de Jalisco?

Las gradas del estadio La Corregidora fueron el escenario de una pelea atroz entre la rojinegra Barra 51 y La Resistencia de Querétaro. Según las autoridades, no se registran muertes hasta el momento

Los Gallos Blancos de Querétaro y el Atlas de Jalisco; Guadalajara, son dos equipos de la Liga MX en la que pocos se imaginaron que existiera una rivalidad que desencadenara el capítulo más sangriento en las gradas del fútbol mexicano.

Son dos escuadras que no tienen la tradición de un América y Chivas; o de un Tigres y Monterrey en la zona regiomontana. Instituciones que mueven masas de seguidores por todo México.

La ciudad de Querétaro fue el epicentro de uno de los peores escenarios de violencia que se conocen a nivel mundial y el más sangriento del balompié mexicano, según lo describen medios locales.

Corría el minuto 63 del partido y el árbitro decidió suspenderlo por los fuertes enfrentamientos en las gradas. Atlas ganaba el juego en ese momento (0-1).

El atroz escenario en la tribuna se trasladó al campo de juego, los pocos efectivos de la seguridad privada del estadio decidió abrir las puertas y familias enteras corrían con sus hijos por el campo en busca de refugio.

Los hinchas se convirtieron en reporteros, videos y fotografías dejan ver cómo los padres corrían de la mano de sus hijos, algunos sin camisetas como una señal de seguridad. De esa forma no revelarían a cuál equipo siguen y así “camuflarse” de posibles ataques.

Las imágenes que circulan en las redes sociales son crueles, ataques despiadados y cuerpos ensangrentados por diversas zonas del estadio. Sin embargo, las autoridades solo reportan 22 hinchas heridos hasta el momento.

¿Pero de dónde nace una rivalidad capaz de sembrar el caos de esta manera? Para esto debemos remontarnos al año 2007.

Los Gallos Blancos necesitaban una victoria en la última fecha de la jornada regular del campeonato y visitaban Jalisco, Guadalajara. El Atlas desarmó las esperanzas del rival de permanecer en la máxima categoría.

Ese juego lo ganó el local (2-0). La frustración en las gradas se convertiría en el primer disturbio entre la Barra 51 y la Resistencia de Querétaro.

Esa última fecha del Clausura 2007 dejó varios detenidos y heridos.

Tres años después, los Gallos regresaron a la Primera División. Atlas visitó la Corregidora y se llevaron una derrota. Para los ojos de los fanáticos era una venganza y esto desató un segundo disturbio en el que la prensa mexicana reportó 30 personas heridas.

En el año 2013 se firmó otro episodio lamentable entre ambos grupos de aficionados. Los Albiazules no sacaron el triunfo en su visita a Jalisco y el Atlas, con un empate, los sobrepasaba por un punto en las últimas casillas.

La Resistencia de Querétaro intentó montar un motín a lo interno del estadio y fue controlado por la policía, pero en las afueras provocaron disturbios e incendios.

[ ¿Cómo inició la pelea en el Querétaro contra Atlas de México? Lo que sabemos ]

Los equipos que conforman la Liga MX decidieron no permitir el ingreso de las barras visitantes en los estadios.

Esta medida se tomó en el año 2010 pero las autoridades del balompié mexicano fueron cediendo con el paso del tiempo y que este sábado todo culminó con un triste desenlace.

La Liga Mx tomó una decisión casi a la medianoche de ayer, y mucho fue empujado por la presión de los periodistas y aficionados que pedían que el resto de la jornada número nueve se tenía que detener.

Fue a las 11:20 p.m. cuando se anunció la suspensión de los tres juegos de este domingo.

Mikel Arriola, presidente ejecutivo de la Liga MX, señaló que iniciarán las investigaciones junto con las autoridades locales para establecer responsabilidades sobre los autores de los lamentables hechos ocurridos.

“Es una situación de violencia grave que nos preocupa, ocupa y nos obliga actuar enérgicamente sobre los responsables. Iniciaremos, junto con las autoridades de Querétaro, el análisis de material que nos permita iniciar una investigación sobre lo ocurrido, nuestra obligación es actuar para que estos lamentables hechos no se repitan en los estadios mexicanos”, dijo Arriola.

El gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, aseguró la noche del sábado que tras los hechos violentos en el Estadio Corregidora que “hasta este momento no hay ningún muerto”.

En un video grabado desde el Hospital General de Querétaro, el mandatario informó que a la media noche del sábado había 14 personas lesionadas (cifra que subió a 22 la mañana del domingo), cuatro de las cuales serias dadas de alta en breve, dos graves y el resto en condición estable.

“En Querétaro la ley se impone, y en Querétaro no vamos a permitir que unos maleantes hagan este tipo de situaciones”, aseguró el gobernador

También señaló que dio instrucciones a la Secretaria de Seguridad Pública para que apoye en lo necesario a la fiscalía estatal y así encontrar “cuanto antes a estos maleantes”.

“Esos no son fanáticos, sin frenéticos, y a los frenéticos vamos a darles todo el peso de la ley”, dijo el gobernador.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.