Por: Natasha Cambronero.   15 febrero
Edgar Ayales compartió la papeleta presidencial del PLN en las elecciones del pasado 4 de febrero. Foto: Mayela López
Edgar Ayales compartió la papeleta presidencial del PLN en las elecciones del pasado 4 de febrero. Foto: Mayela López

El exministro de Hacienda, Edgar Ayales, le advirtió al candidato presidencial del PAC, Carlos Alvarado, de que le faltan propuestas de recorte al gasto público dentro de su estrategia para resolver la crisis económica del Gobierno.

Así se lo planteó el exministro de Hacienda y excandidato a vicepresidente del PLN en una reunión que ambos sostuvieron la semana pasada para analizar la situación fiscal.

La cita fue solicitada por Alvarado, como parte de los acercamiento que está teniendo con líderes políticos y económicos en la antesala a la segunda ronda electoral del 1.° de abril entrante.

Ayales afirmó que, si bien el aspirante del PAC "entiende la seriedad del problema fiscal", su propuesta fiscal tiene un problema de enfoque, pues en su criterio se centra principalmente en cobrar más impuestos para crear más ingresos.

"Ojalá que le entré al gasto público tanto como le quiere entrar a los ingresos, eso se lo mencioné, que el tema del gasto público es muy importante y que las propuestas que han habido sobre la mesa, por parte del gobierno, han sido muy débiles en el gasto público, muy, muy débiles, casi todas se centran en ingresos. Es importante que le ponga mucho énfasis a esto", expresó Ayales.

Al mismo tiempo, le insistió en que el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que promueve el Poder Ejecutivo en este momento, en el Congreso, es solo un plan de contingencia que no resolverá, de manera permanente, el hueco en las finanzas públicas.

Esa iniciativa, la cual se tramita bajo el expediente N.° 20.580, solo aumentaría la recaudación fiscal en un 1,9% del producto interno bruto (PIB), que es el equivalente a unos ¢660.000 millones, cuando el déficit fiscal es un 6,2% del PIB, es decir, más de ¢2 billones.

"No es una solución permanente porque no toca casi nada el gasto, está basado básicamente en ingreso, en adoptar el IVA (impuesto al valor agregado) y extenderlo a servicios, y unas poquitas cosas en el área de renta, pasivos de capital y nada más, es muy de contingencia, que puede dar un 1,5% del PIB, con un déficit del 7%, eso no es suficiente"

"Yo creo que esta Asamblea Legislativa quiere dejar algo aprobado, pero le va a tocar a la nueva asamblea ver el tema de nuevo, van a patear la bola unos meses para que se diga que actuaron responsablemente", añadió Ayales.

El gobierno actual (también del PAC) se ha negado a impulsar una reforma para ponerle freno al crecimiento del gasto en los pluses salariales del sector público. De hecho, a principios del año anterior se encargó de desconvocar un proyecto que había confeccionado la oposición con ese objetivo.

Los partidos opositores habían advertido de que, sin ese control al gasto, no habría reformas en impuestos.

El liberacionista aclaró de que su reunión con Carlos Alvarado no significa una adhesión a su campaña o a su equipo asesor.

Afirmó que, de momento, no se inclinará por ninguna de las dos tendencias y que, incluso, la próxima semana también se reunirá con Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional, quien ya le pidió una cita.

"Por ahora yo no quiero adherirme a ningún de los dos candidatos. Me parece muy prematuro que, habiendo yo salido hace una semana de la campaña, le de mi adhesión a uno o al otro. Yo me reúno con los dos y si me piden asesoría, consultas, colaboración y trabajo, trabajo con ambos. A mí no me preocupa en absoluto, yo los apoyo, pero por ahora no tengo pensado manifestarme públicamente a favor de uno u otro. Pero quiero ayudar en el problema fiscal".

"Tengo que ser más cuidadoso, porque de cierto modo represento al partido, si yo hubiese estado como Leonardo (Garnier) o María Luisa (Ávila) es diferente, pero como yo formé parte de la papeleta ahora no puedo salir a decir que me cambio de bando", declaró Edgar Ayales.

Los exministros Garnier y Ávila, de Educación y Salud, respectivamente, anunciaron esta semana su adhesión a la candidatura de Carlos Alvarado.