Política

Christiana Figueres, líder mundial en la lucha contra el cambio climático

Christiana Figueres, de 65 años y quien fue demandada por su hermano José María Figueres, candidato presidencial del PLN, es una de las figuras más reconocidas e influyentes a nivel mundial en la lucha contra el cambio climático.

Esta antropóloga y economista, graduada de Swarthmore College y London School of Economics, según consta en el sitio web de la organización Global Optimism, de la cual es cofundadora.

Según un artículo de la Revista Perfil de julio de este año, Christiana Figueres tiene más de 35 años involucrada en acciones en favor del medio ambiente, desde vitrinas del más alto nivel como la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Es hija del tres veces presidente de la República, José Figueres Ferrer, y de la exprimera dama, Karen Olsen. No obstante, ella ha permanecido lejos de la política nacional, a diferencia de sus hermanos, José María Figueres y Mariano Figueres (fallecido en el 2019).

“Yo he sido muy clara, yo no nací para la política nacional, yo agradezco mucho a todas las personas que están dedicadas a eso, para lo cual yo sinceramente no sirvo. Esas no son mis intenciones, yo tengo la intención de seguir con el trabajo que he desempañando a nivel internacional; seguir en el tema de cambio climático, seguir defendiendo los derechos y el bienestar de los más vulnerables, quienes son los más afectados por el mal manejo de nuestros recursos”, señaló en una entrevista en el 2016.

Pese a mantenerse al margen de la política costarricense, sus acciones como líder ambiental las dirige bajo el mismo lema de su padre, según dijo en la entrevista a Perfil: “Estar al servicio y buscar –como decía mi padre– el mayor bienestar para el mayor número. Ese es el hilo conductor de mis padres hacia mí y hacia todo el clan”.

En el 2001, National Geographic le otorgó el Premio Héroe del Planeta en reconocimiento a su liderazgo internacional en energía sostenible y cambio climático.

Casi 15 años después, Christiana Figueres destacó como la artífice de uno de los acuerdos históricos en materia ambiental: el Acuerdo de París de 2015, ratificado por 189 naciones y que tiene por objeto reducir de forma sustancial las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

El acuerdo lo dirigió como Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, puesto que desempeñó desde el 2010 hasta el 2016.

Esas vivencias la llevaron luego a publicar el libro The Future We Choose: Surviving the Climate Crisis (El futuro que elegimos: sobreviviendo a la crisis del clima), una guía de optimismo sobre la crisis climática, que escribió junto a Tom Rivett-Carnac, quien colaboró en las negociaciones del Acuerdo de París.

Meses después de aquel acuerdo climático, Christiana Figueres fue reconocida por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes del mundo.

“Nunca he conocido a nadie como Christiana. Ella es una fuerza de la naturaleza, una luchadora feroz y gentil que dice las cosas como son, pero nunca flaquea en su implacable optimismo”, la retrató el actor Robert Redford en el artículo de su presentación.

Otras publicaciones internacionales, como Foreing Policy, Fortune, The Guardian y El País, reconocieron su trayectoria y sus esfuerzos en el 2015.

Este acuerdo también le valió, en el 2016, la condecoración holandesa Orange-Nassau, rara vez otorgada a extranjeros, por sus “esfuerzos incansables” en esa lucha.

Luego de finalizar su periodo secretaria ejecutiva, en abril del 2016, el Gobierno de Costa Rica la presentó como una de las candidatas para asumir la Secretaría General de las Naciones Unidas (ONU), el máximo puesto político de la organización.

El entonces presidente de la República, Luis Guillermo Solís, promocionó su nombre incluso con el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Sin embargo, la postulación no reunió los votos necesarios.

La admiración por su trayectoria también le mereció la condecoración del Mérito de la Paz y la Democracia, durante la celebración de los 70 años de la abolición del Ejército en Costa Rica, el 1°. de diciembre del 2018.

El gobierno de Carlos Alvarado le concedió dicho reconocimiento por sus aportes al planeta reflejados en su labor como Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y los logros alcanzados en el Acuerdo de París.

Rebeca Madrigal Q.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.