Patricia Recio. 3 mayo
La ampliación a cuatro carriles de ese trayecto de 20 kilómetros debe quedar lista a mediados del otro año. Foto: Rafael Pacheco
La ampliación a cuatro carriles de ese trayecto de 20 kilómetros debe quedar lista a mediados del otro año. Foto: Rafael Pacheco

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) tramita la expropiación de 158 terrenos que son necesarios para completar la ampliación de los 20 kilómetros de la Interamericana Norte, entre Cañas y Limonal.

De estos, ya tiene la entrada en posesión voluntaria de 57 de los expedientes.

La construcción de ese trayecto de carretera inició en setiembre del año pasado y deberá quedar listo a mediados del 2020.

Según la información de ese ministerio, este mes arrancarán los trabajos de construcción de 79 alcantarillas y tres de los siete puentes nuevos que forman parte del proyecto.

Este tramo comprende la primera de tres etapas en las que se dividió el sector de 70 kilómetros, entre Barranca y Cañas.

Las otras dos secciones pendientes aún no han sido adjudicadas debido a múltiples procesos de apelación y anulación en la Contraloría General de la República.

En el caso de Cañas- Limonal, los trabajos están a cargo de la empresa Azvi, por un monto de $90 millones.

Las obras

Los puentes que se intervendrán desde este mes se ubican sobre los ríos Desjarretado, Javillos y San Miguel. Posteriormente, se levantarán nuevas estructuras sobre los ríos Lajas e Higuerón, así como con dos puentes a tres carriles sobre el río Salitral.

La intención es que una vez que se construyan los nuevos puentes se demolerán las viejas estructuras a fin de no afectar el flujo vehicular.

“Estamos dando seguimiento constante al proyecto para que todo se realice de acuerdo con los estudios y diseños, cumpliendo los lineamientos y especificaciones propuestos en el alcance”, señaló el director de la Unidad Asesora del Primer Programa de Infraestructura de Transporte (PIT), Tomás Figueroa.

Otras actividades clave necesarias para iniciar estas obras incluyen un 60% de avance en la limpieza de vías y el traslado de los servicios públicos que deben completar el Instituto Costarricense de Electricidad, así como empresas de servicios de cable y telefonía.

También se pidió el diseño de la reubicación del suministro de agua potable para dos Asadas afectadas por el proyecto.

La ampliación en estos 20 kilómetros incluye un paso a desnivel en la intersección de la Interamericana Norte y la vía hacia el puente de La Amistad.

También se construirán dos pasos a desnivel en San Miguel de Cañas y La Gotera.

La vía deberá contar con cinco retornos a nivel, ocho puentes peatonales y 18 pasos de faunas silvestres, 79 obras menores, bahías de autobús, con su respectiva señalización horizontal y vertical.