Michelle Campos. 12 julio
La mascarilla es uno de los equipos de protección fundamental para el personal hospitalario encargado de atender pacientes de covid-19. En la imagen, funcioarios del Ceaco, en La Uruca.Foto: Presidencia
La mascarilla es uno de los equipos de protección fundamental para el personal hospitalario encargado de atender pacientes de covid-19. En la imagen, funcioarios del Ceaco, en La Uruca.Foto: Presidencia

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) corre para recuperar mascarillas distribuidas en centros médicos, que por un “error material”, no contaban con el sello de uso médico.

Por esta razón, señaló la institución, deberá devolver esos equipos.

Se trata de un lote de 699.850 unidades que fueron entregadas a las diferentes áreas de salud del país desde el 30 de junio, pues son productos de alta demanda en la atención de la pandemia de covid-19. Se desconoce cuántas fueron utilizadas.

Según indicó la Caja, el error material se dio al no inspeccionar la rotulación de las cajas en la que indica “no medical”, aunque la entidad asegura que eso no altera la calidad del producto.

A pesar del error, Luis Fernando Porras Meléndez, gerente de Logística de la institución, afirmó en un comunicado que “la compra fue correcta” y “el producto cumplió el requerimiento de seguridad y protección”.

Aseguró que antes de realizar el pedido al proveedor, las unidades enviadas de muestra a la CCSS fueron sometidas a una rigurosa inspección de calidad por parte de profesionales de enfermería de diferentes centros médicos del país.

En este proceso se hicieron las pruebas de permeabilidad, funcionalidad, sello y verificación de las tres capas de filtración.

No obstante, reconoció, la rotulación de la caja pasó desapercibida.

Por esa razón, desde el viernes enviaron a los centros médicos la solicitud de devolución de las mascarillas del lote N°20200428-001.

Porras Meléndez dijo que ya se hicieron las gestiones administrativas con el proveedor de insumos para hacer el cambio del producto por otros que posean el sello de uso médico.

La CCSS garantizó además en el comunicado que aquellos funcionarios que hubieran utilizado la mascarilla no corren ningún riesgo.

En los últimos meses seis meses, añadió la institución, se han adquirido y distribuido más de 30 millones de unidades de equipo de protección personal, esto como parte de la atención a la emergencia que enfrenta el país.

Días atrás el ministro de Salud, Daniel Salas, pidió cuentas al presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya, sobre la calidad de las mascarilla s KN95, fabricadas en China, de la marca Disen.

La solicitud fue enviada el 23 de junio con base en un planteamiento de la Asociación Nacional de Profesionales en Enfermería (ANPE), que demanda se certifique el registro de mascarillas usado por personal de hospitales en la atención de la pandemia.

Sin embargo, tras la consulta de La Nación, el gerente de Logística de la CCSS, Luis Porras, informó de que esa marca no es parte del inventario actual de la institución; lo cual verificaron al revisar la totalidad de las existencias en el Área de Almacenamiento y Distribución.