Negocios

Empresa costarricense de ‘e-sports’ exportará arenas, fortalecerá equipos y ampliará negocio de contenidos

DDN Producciones, propietaria de Infinity Gaming & Training Center y del equipo Infinity Esports, negocia obtener capital de inversionistas para fortalecer su presencia en América Latina

La empresa costarricense DDN Producciones, propietaria de Infinity Gaming & Training Center y del equipo Infinity E-sports, inició una negociación con inversionistas para obtener capital que le permita fortalecer su presencia en varios países de América Latina.

La meta de la empresa es expandir sus centros o arenas de deportes electrónicos (e-sports), fortalecer sus equipos de videojugadores (gamers) y ampliar el negocio de generación de contenidos para marcas, en la región.

“Estamos en nuestra primera ronda de inversión. Inicialmente queríamos ceder 20% de las acciones, pero hay interés en una mayor participación”, afirmó Damián Szafirsztein, socio y director comercial de DDN Producciones.

El mercado de e-sports local sigue tomando relevancia, en buena medida por la proyección de equipos y jugadores costarricenses, la incorporación de Saprissa con su propio club, la profesionalización del sector y el mayor interés de las marcas por acercarse a las audiencias.

“Es el mercado de mayor crecimiento mundial en los últimos tres años”, dijo Gabriel Serrano, director de la Escuela de Animación y Videojuegos de la Universidad Creativa y miembro fundador de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos de Costa Rica.

Los e-sports son competencias multijugador organizadas en varias ligas, como la reconocida League of Legends (LoL), de otros títulos (Fornite, Rainbow Six, Super Smash Brothers, Rocket League y FIFA) y a nivel mundial, regional y nacional.

Los ingresos generados en este mercado provienen de suscripciones a las plataformas de transmisión, publicidad, derechos de transmisión, patrocinios y venta de entradas para eventos.

Las firmas de análisis de mercado destacan su fuerte atractivo, las audiencias masivas y en crecimiento, el valor que se genera a las marcas y el impulso recibido en 2020 con la población en la mayoría de mercados en confinamiento.

Hace un año el primer evento del eNascar iRacing Pro Invitational Series alcanzó 638.000 hogares y a entre 903.000 y 1,6 millones de personas en Fox Sports, según Nielsen. La gran final de la LoL Latinoamericana supera en YouTube los 2,2 millones de usuarios desde el 21 de marzo anterior, a lo que se debe sumar la audiencia de la transmisión de TV Azteca.

Los gigantes tecnológicos también apuestan al sector. Amazon tiene cuatro estudios de creación de títulos. Según informaciones de la agencia Bloomberg, Microsoft negocia la compra de Discord, la aplicación de mensajería de voz de gamers, por $10.000 millones

Evolución

Los equipos, de hombres y mujeres, y las iniciativas locales de e-sports empezaron a generarse por impulso de las comunidades de gamers en redes sociales y el avance en las conexiones de banda ancha, los juegos en línea y el streaming de torneos internacionales. Su estructuración es reflejo de la evolución de la industria global.

Serrano explicó que el mercado se caracteriza por las múltiples sinergías entre empresas de videojuegos y de e-sports, así como la colaboración entre los actores, incluyendo gestores de eventos. Incluso hay visores o reclutadores de jugadores para equipos semiprofesionales o profesionales.

En Costa Rica, donde la Federación Nacional de Deportes Electrónicos o Liga Tica de Leyendas (LTL) registra 10 equipos y 20.000 seguidores en Facebook, se enumeran varios hitos, especialmente la participación en el campeonato mundial de LoL organizado en Corea del Sur por la Federación Internacional de Deportes Electrónico.

En diciembre de 2019 la firma DDN Producciones, propietaria del equipo Infinity Esports, inauguró la arena en el centro comercial Oxígeno, en Heredia, con una inversión de $700.000 y se alió a firmas como Gillette y la red social Tik Tok.

Las arenas incluyen áreas y tecnología para competencias (incluyendo pantallas gigantes, cámaras, tribunas y narradores), eventos (privados o de comunidades de gamers), simuladores de autos y público en general.

El Infinity Gaming & Training Center en Oxígeno se mantiene cerrado desde marzo de 2020, a la espera de recibir los protocolos para la reapertura. Sin embargo, la firma migró los torneos a plataformas virtuales y continuó sumando patrocinadores (Logitech, Office Depot México y Kappa).

El aporte de capital de los inversionistas permitiría crear centros, probablemente mediante franquicias, en varios mercados de América del Sur. También se fortalecerían los equipos y se replicaría la experiencia de las gaming houses en varios países. La empresa ya tiene dos gaming houses en Perú y México, donde se da residencia a jugadores profesionales.

También permitirá impulsar la participación de la empresa en plataformas de juegos como Booyah!, con la que se firmó un convenio. Esta plataforma se centra en el juego de la firma china Garena, Free Fire, que puede ser utilizado en móviles de baja gama y obtiene un mayor alcance

La inversión que se reciba también fortalecería la productora de contenidos, servicio dirigido a empresas que requieren incursionar de forma innovadora en Tik Tok u otras plataformas, para acercarse a las nuevas audiencias, con información y entretenimiento; participar en sus conversaciones; crear nuevas experiencias; generar relaciones duraderas y crecer orgánicamente a partir de nuevas narrativas (más allá de videos e historias en redes sociales)

DNN Producciones habría obtenido una valoración de $10 millones, por lo que hay interés de parte de los inversionistas en lograr un acuerdo en el muy corto plazo. “Nosotros no tenemos apuro”, afirmó Szafirsztein.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".