Jéssica I. Montero Soto. 24 diciembre, 2020
Las cadenas de jugueterías, como Rodolfo Leitón, debieron modificar su logística para recibir compradores en los puntos de venta físicos y también brindar atención por Whatsapp, además de coordinar el empaque y envío de productos comprados por Internet. Foto: Rafael Pacheco
Las cadenas de jugueterías, como Rodolfo Leitón, debieron modificar su logística para recibir compradores en los puntos de venta físicos y también brindar atención por Whatsapp, además de coordinar el empaque y envío de productos comprados por Internet. Foto: Rafael Pacheco

Los productos de la juguetería The Book and Toy Company, ubicada en Santa Ana, se han vendido a todo el país por e-commerce desde marzo, aunque el servicio ya existía en 2019. Julie Godfrey, propietaria de la tienda, afirmó que la pandemia rompió la última barrera de desconfianza que tenían los costarricenses para comprar en línea dentro del país.

Este cambio se unió a un aumento en la demanda de juguetes educativos, ambos fueron la norma para las jugueterías durante el 2020 y tienen potencial para quedarse entre las preferencias del consumidor.

Datos de la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer) muestran que de enero a setiembre de este año, la caída interanual en la importación de juguetes fue de $3,8 millones, pues pasó de $41,1 millones en 2019 a $37,3 millones en 2020, pero con señales de recuperación en los últimos dos meses. (Vea: Leve recuperación)

Además, un estudio sobre compras navideñas aplicado por la firma consultora Deloitte durante la última semana de noviembre y la primera de diciembre de este año, encontró que los regalos de Navidad ocuparon el lugar prioritario en los presupuestos de diciembre, por encima de las cenas y la compra de ropa. (Vea: Regalos importantes)

Los rompecabezas están entre los ítemes más demandados durante el 2020. Foto: Cortesía de The Book & Toy Company.
Los rompecabezas están entre los ítemes más demandados durante el 2020. Foto: Cortesía de The Book & Toy Company.
En la práctica

El crecimiento exponencial de las ventas en línea y la mayor demanda de juguetes educativos fueron confirmados a La Nación por las jugueterías de Grupo Rodolfo Leitón, tiendas Universal y Toys. Las tres debieron fortalecer su operación de comercio electrónico para atender la coyuntura.

Rolando Leitón, director comercial de Grupo Leitón, explicó que la pandemia aceleró el proceso de ventas en línea en al menos cuatro años.

“No nos tomó por sorpresa debido a que ya tenemos años trabajando en el e-commerce; sin embargo, el crecimiento ha sido exponencial. Cada vez más personas están probando las plataformas web, teniendo más confianza y aprendiendo de la nueva forma de comercializar”, comentó Leitón.

En las tiendas de Grupo Leitón, la demanda en juguetes durante la pandemia se dividió en dos categorías: juegos de mesa y educativos, como apoyo para el cuido y el estudio en casa de los menores.

“Al principio, la mayoría del comercio estuvo cerrado, lo cual hizo que en abril nos reventara la estructura vieja, y debimos modificar las cosas.” Carlos Luis Acuña, gerente general de CRG Toys S.A.

Universal coincidió al señalar el crecimiento exponencial de las ventas en línea, que los llevó a mejorar su página en Internet, a ofrecer el servicio de entregas y a crear un nuevo canal, para atender pedidos por WhatsApp.

Marisya Federspiel, directora de Comunicación Corporativa de las tiendas, aseguró que esas mejoras trascienden la pandemia y se mantendrán como elementos claves del negocio.

“El cambio más reciente y en el cual vimos muy buenos resultados fue con nuestra Carta a Santa. Esta tradición lleva 74 años en Universal y, debido a la pandemia, es el primer año que la hicimos física y digital. El resultado fue sorprendente, logramos recibir más de 20,000 cartas digitales”, aseguró Federspiel.

La experiencia digital ha permitido paliar la caída de los primeros meses de pandemia, aunque sigue sin compensar por los ingresos en punto de venta. Carlos Luis Acuña, gerente general de CRG Toys S.A., aseguró que en esta temporada navideña, las ventas en línea crecieron un 472%, pero la cadena comenzó sus ventas en línea en 2018 y se considera una página apenas en crecimiento.

“Hicimos alianza estratégica con Moovin y Correos de Costa Rica para poder abarcar todo el territorio, y en el equipo de marketing se tuvo que triplicar la cantidad de personas involucradas en el proceso debido a la gran cantidad de consultas”, contó Acuña.

Los juegos educativos de la tienda KidDu, ubicada en Escazú, alcanzaron mayor público familiar este año. Foto: Cortesía KidDu
Los juegos educativos de la tienda KidDu, ubicada en Escazú, alcanzaron mayor público familiar este año. Foto: Cortesía KidDu
En línea

El auge de los juguetes educativos impulsó el posicionamiento en redes sociales de los negocios dedicados a la oferta específica de ese tipo de productos. El boca a boca en grupos de padres y madres aumentó el alcance de negocios que en muchos casos cuentan con un solo local y ahora venden en todo el país. Las tiendas más grandes afirman que su impacto en el sector de juguetes es menor.

Locales como The Book and Toy Company, KidDu y Bamoban cuentan con miles de seguidores, y debieron reforzar su logística para atender en línea a un público interesado en que el estudio en casa sea atractivo y requiera menor supervisión.

“Hace tiempo que la gente en Costa Rica se siente cómoda en Amazon, pero para sus compras locales prefería ir a la tienda física. Este año, cuando no se podía salir y los locales estaban cerrados, eso se acabó”, aseguró Godfrey, de The Book & Toy Co.

Estos locales reúnen libros, juguetes educativos para un amplio rango de edades y recursos pedagógicos de apoyo, como tarjetas, kits de manualidades y temas similares.

Tania González, gerenta general de KidDu, aseguró que su volumen de negocios en línea creció en 40% y esto obligó a desarrollar un trabajo arduo de decisiones, fotografías y videos, en conjunto con la atención a los mensajes por redes sociales y WhatsApp.

Estos locales también atienden público especializado, como personal de centros educativos, pero este año vieron crecer su mercado en el segmento de familias.

Más buscados
Las jugueterías tradicionales reportaron los siguientes ítemes como los más buscados por los consumidores en el 2020:
Universal: Lego Mario, muñeca Little Mommy, Bonnie de Pets Alive, Nintendo Switch, carritos montables eléctricos.
Rodolfo Leitón: Munecas Cry Babies , muñecas LOL, Barbies. Baby Yoda , Nintendo y montables eléctricos.
Toys: Barbie Color Reveal, muñecas Cry Babies y L.O.L. Surprise. Hot Wheels, y las líneas de Fornite y Jurassic World.
Fuente: comercios consultados