Óscar Rodríguez. 19 marzo, 2018

Los tres bancos estatales sufrieron, en los últimos tres años, un fuerte golpe en sus ganancias debido a las provisiones que tuvieron que hacer para protegerse de eventuales pérdidas por una oleada de créditos malos.

El Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), el Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) y el Banco de Costa Rica (BCR) hicieron estimaciones por ¢55.690 millones entre 2015 y 2017.

Así se detalla en información de las tres instituciones públicas, de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) y documentos de procesos judiciales a los cuales tuvo acceso La Nación.

La provisón de ¢26.878 millones efectuada por el Banco Nacional, por el préstamo a Hidrotárcoles, es la estimación más relevante realizada por un crédito que ingresó en problemas. Foto: Jeffrey Zamora.
La provisón de ¢26.878 millones efectuada por el Banco Nacional, por el préstamo a Hidrotárcoles, es la estimación más relevante realizada por un crédito que ingresó en problemas. Foto: Jeffrey Zamora.

Los préstamos a la Corporación Yanber, Casa Blanca, las compañías del importador de cemento chino Juan Carlos Bolaños y la empresa Hidrotárcoles fueron las responsables del efecto negativo en las finanzas de las entidades públicas.

El monto que las entidades estatales asumieron de sus ganancias equivale a 2.227 préstamos para vivienda de ¢25 millones que es el costo promedio de cada operación, según datos brindados de la Sugef.

Efectos adversos

El efecto negativo de estas operaciones en las finanzas de la banca estatal se presentó, principalmente, en el año 2015 y, con mayor fuerza, en el 2017.

Precisamente en el 2015, los tres bancos estatales debieron realizar la provisión por el monto total de dinero prestado a Yanber por una suma total de ¢11.767 millones.

Bancrédito fue la más afectada debido a que no cuenta con ningún tipo de respaldo de los ¢1.146 millones del impacto generado por esta operación.

El BCR y el Nacional sí poseen como garantía la maquinaria, equipo y propiedades de la empresa, según se detalla en el fallo del convenio preventivo, del expediente 15-000008-0958-CI, del 19 de julio del 2016, del cual tiene copia La Nación.

Mario Rivera, exgerente del Banco de Costa Rica, reveló que la entidad hizo una estimación por casi ¢7.000 millones por el préstamo a la empresa dirigida, en el 2015, por Samuel Yankelewitz, quien hoy es investigado por una supuesta estafa y cumple arresto domiciliario.

La provisión es una reserva especial creada por un banco para cubrirse de una eventual pérdida por un préstamo que cayó en morosidad. Los recursos se toman de las ganancias anuales generadas por la entidad financiera.

El Banco Nacional, BCR y Bancrédito enfrentaron, en los últimos tres años, los efectos negativos de operaciones de crédito que han costado millones y generado una merma en sus ganancias.
El Banco Nacional, BCR y Bancrédito enfrentaron, en los últimos tres años, los efectos negativos de operaciones de crédito que han costado millones y generado una merma en sus ganancias.

En el 2016, fue el préstamo de Casa Blanca el que afectó a las entidades estatales.

El BCR realizó una estimación por ¢2.370 millones y Bancrédito, por ¢1.908 millones, según consta en documentos del convenio preventivo presentado por la empresa de venta de electrodomésticos e informes de Sugef.

De nuevo la entidad cartaginesa, hoy intervenida, solo contaba con un pagaré como garantía.

El BNCR también contaba con líneas de crédito por ¢2.513 millones. Sin embargo, vendió la operación a la asociación solidarista de empleados de la institución.

El año pasado, la banca estatal recibió el golpe más duro a sus finanzas debido a los préstamos dados a las compañías de Juan Carlos Bolaños y a la empresa Hidrotárcoles.

En el BNCR, la utilidad cayó 38%, en el 2017 frente al año previo, debido a la provisión de ¢26.878 millones hecha por el fallido crédito para la construcción del Proyecto Hidroeléctrico Capulín San Pablo, ubicado en Turrubares.

En el caso del BCR, la reserva de ¢10.000 millones, ordenada por la Sugef debido a los préstamos de $30 millones para la importación de cemento chino, afectó el resultado del año pasado, pues redujo la utilidad en 30% frente al 2016.

En el caso de Bancrédito, la institución envió el año pasado a cobro judicial operaciones por ¢2.696 millones por los financiamientos dados a las empresas de Bolaños.

De nuevo, la entidad carecía de garantías para respaldar el dinero prestado.

Debilidades crediticias

Rocío Aguilar, superintendenta general de entidades financieras, reconoció que los episodios vividos los últimos tres años evidenciaron debilidades en la política de otorgamiento de créditos.

"Se requirió (a los bancos públicos) la adopción de acciones correctivas para subsanar la situación", recalcó Aguilar.

La jerarca de la Sugef subrayó que también se pidieron cambios a la alta administración de la banca pública y se ha dado seguimiento a las acciones adoptadas.

Por su parte, Marco Hernández, interventor de Bancrédito, dijo que está imposibilitado para explicar en detalle los problemas generados en el banco por la falta de garantías de los créditos a Yanber, Casa Blanca y las empresas de Bolaños.

"Lo que sí puedo decir es que (los créditos) tuvieron un peso, pero no fueron determinante para la situación actual del banco", explicó Hernández.

Para Luis Carlos Delgado, presidente del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), es fundamental la idoneidad de la cúpula y la alta gerencia de las entidades financieras públicas y privadas.

Además, recordó que en la Asamblea Legislativa se tramita un proyecto de ley cuyo fin es reforzar las capacidades de quienes dirigen un banco.

Entrevista
Jerarca de Sugef: ‘Se evidenció debilidad en política de crédito’

Rocío Aguilar, superintendenta general de entidades financieras, reconoció que tras los episodios vividos en la banca estatal con millonarios créditos, se evidenciaron problemas en la gestión de riesgo de las entidades.

La jerarca de la Sugef recalcó que las entidades hicieron modificaciones en sus políticas de crédito, luego de las instrucciones giradas por el ente supervisor.

Rocío Aguilar. Foto: Jorge Castillo
Rocío Aguilar. Foto: Jorge Castillo

- ¿Los problemas crediticios de la banca estatal, de los últimos tres años, reflejan condiciones laxas en el otorgamiento de financiamientos?

- En general, se puede indicar que las causas por las cuales los créditos entran en problemas son de distinta naturaleza. En algunos casos, se evidencian debilidades asociadas con la política de crédito o bien con la gestión del riesgo de crédito, razón por la cual se requirió la adopción de acciones correctivas para subsanar la situación.

- ¿Hubo aprendizaje en la banca luego del golpe financiero y mediático vivido?

- A partir de las lecciones aprendidas y de los requerimientos de esta Superintendencia, las entidades están efectuando revisiones en sus políticas y procedimientos atinentes, con la finalidad de ajustar los límites de riesgo que están dispuestos a asumir en su gestión crediticia.

- ¿Asumieron los bancos riesgos altos al prestar recursos, en algunos casos, sin contar con garantía real?

- En primera instancia, la principal fuente de repago de los créditos es la capacidad de pago del deudor, dado que el negocio de los bancos es recuperar el dinero que prestó en los plazos y condiciones establecidas contractualmente.

"En segunda instancia, cabe considerar que la garantía crediticia permite mitigar el riesgo de impago de principal, intereses y cualquier otro devengo a que quede obligado el prestatario o acreditado, por lo que cada entidad tiene su propia política para aceptar las garantías que considere convenientes conforme su apetito de riesgo.

"La garantía no puede considerarse un sustituto del conocimiento del negocio, la calidad de sus administradores, así como la razonabilidad de las proyecciones financieras".

- ¿Se han tomado medidas adicionales de supervisión hacia la banca estatal, al tratarse de las entidades más relevantes del sistema financiero?

- El marco de supervisión prudencial aplicado por Sugef considera para definir la estrategia de supervisión, tanto el perfil de riesgo como la importancia sistémica que presentan las entidades, con lo cual se determina la intensidad y los recursos de supervisión que aplicará la Superintendencia.

"Dadas las características de los intermediarios financieros públicos, la estrategia considera una mayor intensidad y más recursos dentro de las labores regulares de supervisión que ejecuta esta Superintendencia".

- ¿Qué tipo de vigilancia ha seguido la Sugef?

- La Sugef ha ejecutado en los casos señalados diferentes estrategias de supervisión. Dentro de ellas, estudios sobre la gestión crediticia, la revisión del cumplimiento de las disposiciones legales y reglamentarias aplicables, así como las políticas y procedimientos internos asociados con dichas facilidades crediticias y, a partir de ello, ha solicitado a la alta dirección las medidas correctivas correspondientes.

“En algunos de estos, la labor desarrollada por esta Superintendencia ha estado enfocada en el seguimiento de las acciones adoptadas por la alta dirección“.