Aplicaciones Científicas

Avión Solar Impulse 2 despega desde Nueva York para conquistar el Atlántico

Nueva York

El avión Solar Impulse 2 despegó este lunes desde Nueva York para conquistar el Atlántico, en la 15ª etapa de una inédita vuelta al mundo con el sol como único combustible. Tiene programado en cuatro días más en Sevilla, España.

A las 6:30 a. m., el príncipe Alberto de Mónaco dio luz verdes, desde el principado donde se encuentra el centro de operaciones de la travesía, al piloto suizo Bertrand Piccard para que despegara desde el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York.

"Heme aquí solo durante cuatro días sobre el Atlántico, sin una gota de gasolina", escribió el aventurero Piccard en Twitter momentos antes de despegar.

"Es la primera vez que despego del JFK", dijo luego en una transmisión en vivo desde el avión, mientras ascendía hacia el cielo oscuro. Esta es una peligrosa travesía que busca promover el uso de energías renovables.

LEA: Tormenta frustra llegada a Nueva York del avión solar Impulse 2

Piccard solo podrá tener breves momentos de sueño durante las 90 horas de vuelo hasta Sevilla.

El piloto suizo, de 58 años, se alterna con su compatriota André Borschberg, de 63, al mando de Solar Impulse 2, un monoplaza de cuatro hélices movidas por la energía suministrada por sus 17.000 células fotovoltaicas instaladas en sus alas.

"Esta vez estoy yo en la cabina, pero volamos juntos", le expresó Piccard a su copiloto antes de subirse a su "avión de papel". El aparato puede transportar solo a un tripulante.

No más pesado que un automóvil y con una envergadura de 72 metros similar a un Jumbo 747, el avión surca los cielos a una velocidad que generalmente no excede los 50 km/h, pero que puede duplicarse con una exposición directa al sol.

TAMBIÉN: Avión Solar Impulse 2 continúa su gira alrededor del mundo

Su poco peso (1,5 toneladas) hace al Solar Impulse 2 muy sensible a las turbulencias.

El "avión de papel" cumple sobre el Atlántico su 15ª etapa de su vuelta al mundo, iniciada el 9 de marzo en Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos. Cuando llegue a Sevilla le faltará un tercio del viaje, el cruce de Europa y el Medio Oriente, para volver a su punto de partida.

En su etapa más larga, el Solar Impulse 2 voló 118 horas desde de Nagoya, en Japón, hasta el archipiélago estadounidense de Hawái.