El Explicador

¿Cómo funciona la vacuna de Johnson & Johnson de una sola dosis?

Costa Rica avala la vacuna de una dosis contra la covid-19 de Johnson & Johnson. Explicamos cómo funciona este medicamento, cuán bueno es en comparación con los otros + un testimonio de cómo aplicárselo sin cita en Miami, Florida.

Miles de ticos y habitantes de otros países de Latinoamérica están yendo a Estados Unidos (EE.UU.) a vacunarse contra la covid-19. Y el medicamento que muchos buscan es el de Johnson & Johnson, de una sola dosis, lo cual se traduce a la necesidad de un solo viaje.

Este miércoles 16 de junio, el Ministerio de Salud de Costa Rica dio el aval al uso de esta vacuna (que puede ser recibida en caso de posibles donaciones y mediante el mecanismo Covax).

A continuación explicamos cómo funciona esta vacuna, y hago un relato de cómo fue mi proceso de vacunación de 60 minutos en un centro federal de Miami, Florida. Sin cita.

¿Es buena la vacuna de Johnson & Johnson? ¿Cómo funciona?

Sí es buena. Su eficacia es un 72% general contra la covid-19 y de un 86% contra enfermar gravemente de covid-19.

Es decir, una persona vacunada con el medicamento de Johnson & Johnson reduce en un 72% su riesgo de enfermarse con la covid-19 y dar positivo en un test PCR, y reduce en un 86% su riesgo de enfermarse gravemente con esa enfermedad. Este es el dato más importante, según afirma la doctora Eugenia Corrales-Aguilar, microbióloga del Centro de Investigación de Enfermedades Tropicales (CIET) de la UCR, doctora en Virología y catedrática universitaria.

“La eficacia es lo que uno mide en el ensayo clínico en la fase III, cuando se agarra a un grupo y se divide entre vacunados con la vacuna de a deveras y otro grupo con el placebo --de mentiras. Entonces cuando se habla de eficacia es cuántas personas tuvieron síntomas y fueron detectadas con una prueba PCR positiva, y cuántas personas no. Cuando uno ve ese porcentaje de 95% de Pfizer, quiere decir que hay un 95% menos de posibilidades de tener síntomas. Y en el caso de Johnson & Johnson ese porcentaje es del 72%”, explica la experta.

“Pero lo más importante realmente es el porcentaje de prevención de enfermedad severa y de muerte. Reducir hospitalización y muerte es lo que se espera de estas vacunas. Y en realidad las dos están cerca del 90%. O sea que es mejor ponerse cualquiera y no tener que esperar necesariamente las dos dosis de Pfizer en EE.UU.”, agrega Corrales-Aguilar.

Ojo: el dato de eficacia funcionó así con el ensayo clínico fase III de la vacuna de Pfizer / BioNTech:

--Hubo 43.000 voluntarios para el test. La mitad fue inyectada con la vacuna de Pfizer y la otra mitad con un placebo. Nadie sabía realmente si le pusieron el placebo o la vacuna real. Y los 43.000 retomaron sus vidas normalmente.

--170 personas de las 43.000 tuvieron covid-19, detectado a través de una prueba PCR positiva.

--La eficacia de la vacuna se determina analizando cuántas de estas 170 personas que se enfermaron recibieron la vacuna de Pfizer y cuántas el placebo.

--Si 85 personas de las 170 enfermas recibieron el placebo, y otras 85 la vacuna, querría decir que quienes se vacunan tienen la misma probabilidad de caer enfermas que las personas que no se vacunaron. O sea que la eficacia de la vacuna de Pfizer sería del 0%.

--Resultados oficiales: de los 170 enfermos con covid-19, 162 eran voluntarios que habían recibido el placebo (95% de los enfermos con covid-19), y solamente 8 eran voluntarios a quienes les aplicaron la vacuna de Pfizer. Por lo tanto, se determinó que la eficacia de la vacuna es del 95%.

--Esto no quiere decir que de cada 100 personas que se vacunan con la de Pfizer, cinco se van a enfermar. El dato es individual. Quiere decir que cada persona vacunada tiene un 95% menos de probabilidades de enfermarse que una persona no vacunada.

Además, como detalla este video de Vox Media, mucho tiene que ver con el momento en que se realizaron los ensayos clínicos fase III. En el caso de Moderna y Pfizer, la mayoría de sus ensayos fase III se hicieron en EE.UU. durante el verano de 2020. No era el peor momento de la pandemia para ese país.

Los ensayos fase III de Johnson & Johnson, por su parte, se desarrollaron entre otoño e invierno, cuando los casos de contagios eran mucho mayores en EE.UU., y las probabilidades de enfermarse de covid-19 eran lógicamente superiores. Además, Johnson & Johnson condujo pruebas en Brasil y Sudáfrica, donde la situación era aún más alarmante y donde había variantes nuevas del coronavirus, que la ciencia cree más contagiosas. Y contra las cuales la vacuna de Johnson & Johnson demostró ser efectiva también.

Datos técnicos de la vacuna de Johnson & Johnson:

Nombre: Ad26.COV2.S.

Eficacia (EE.UU.): 72% (y 86% contra enfermarse gravemente de covid-19)

Dosis: 1

Tipo: inyección muscular (parte superior del brazo)

Almacenamiento: entre 2 y 8 grados centígrados (aguanta tres meses así, o bien dos años a 20 grados centígrados bajo cero)

Uso en países: autorización para uso de emergencia en EE.UU., la Unión Europea y más de 40 otros países. Avalada para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Uso descontinuado en Dinamarca y Finlandia

Desarrolladores: Johnson & Johnson, Janssen (división farmacéutica belga de Johnson & Johnson) y Beth Israel Lahey Health (Boston, Massachusetts)

Funcionamiento de esta vacuna

Resumen: esta vacuna utiliza un virus del resfriado común que se modifica para que actúe como vector (transporte vivo) y provoque una respuesta controlada del sistema inmune. Esta respuesta se repetirá si el organismo detecta la presencia en el cuerpo del SARS-Cov-2.

Al igual que las vacunas de Pfizer, Moderna o Gamaleya (la rusa), las personas vacunadas con el medicamento de Johnson & Johnson sí pueden infectarse con el coronavirus y pueden transmitirlo, pero lo más probable es que no se enfermen, ya que sus organismos sabrán batallar efectivamente contra el agente invasor.

En 4 claves sencillas:

1-- La vacuna de Johnson & Johnson hace que un adenovirus inofensivo (un virus de gripe común que fue modificado de tal manera que no se replique o multiplique en nuestro cuerpo, ni pueda provocar una enfermedad) entre en nuestro organismo. El adenovirus posee un gen que proviene del SARS-CoV-2, el coronavirus que transmite la covid-19.

2-- Este gen trae instrucciones que permiten a nuestro cuerpo fabricar la proteína de espiga o “spike”, presente en el coronavirus, que es la que le permite pegarse a nuestras células. Es la llave de acceso del coronavirus a las células humanas.

3-- Nuestro organismo produce la proteína de espiga, pero no produce al virus. Las proteínas incitan a nuestro sistema inmunológico a generar anticuerpos contra esas espigas o llaves del coronavirus.

4-- Una vez vacunados, si el coronavirus responsable de la covid-19 fuera a entrar en nuestro organismo, los anticuerpos lo reconocerían porque ya están familiarizados con sus espigas o llaves de acceso a nuestras células. Nuestro organismo nos defendería y no caeríamos enfermos, aunque sí podemos estar contagiados y podemos transmitir el coronavirus.

Ojo 2: el adenovirus no puede multiplicarse ni enfermar. La vacuna no contiene al coronavirus responsables de la covid-19. Es imposible que la vacuna transmita la enfermedad. La vacuna no puede modificar nuestro ADN.

Ojo 3: Janssen, la división farmacéutica de Johnson & Johnson, es experta en la creación de vacunas. En julio de 2020 logró la aprobación de una vacuna contra el Ébola que funciona también con un adenovirus. La compañía también realiza estudios de vacunas con esta tecnología para enfermedades como el VIH y el Zika.

Ojo 4: Eficacia de estudios clínicos de las vacunas que se aplican en Costa Rica: Pfizer y BioNTech: 95% (100% contra enfermarse gravemente de covid-19) / AstraZeneca: 76% (100% contra enfermarse gravemente de covid-19).

Eficacia de estudios clínicos de la otra vacuna que aplican en EE.UU.: Moderna: alrededor del 94,1% (100% contra enfermarse gravemente de covid-19).

Vacunarse con el medicamento de Johnson & Johnson en Miami sin cita (a finales de mayo de 2021)

--Yo viajé a Miami la madrugada del pasado 21 de mayo. Hice el viaje con tres familiares. Llegamos al aeropuerto de Fort Lauderdale (al norte de Miami) a las 6:00 am, y entre el acomodo en el hotel y la gestión del transporte, arribamos al centro de vacunación a la 1:00 pm.

--Nosotros elegimos el Federal Vaccination Site Miami-Dade North Campus, cuya dirección es 11380 NW 27th Ave, Miami, FL 33167.

--Se trata de un centro de vacunación instalado recientemente, donde funcionarios de salud y militares norteamericanos vacunan sin cita. El sitio web oficial del condado lo describe como un “on-site walk-in registration” (registro sin cita previa). Nosotros sabíamos de este lugar gracias a amigos que fueron a comienzos de mayo.

--Al llegar, el personal del centro le pregunta a uno si viene por la vacuna de Pfizer / BioNTech o por la de Johnson & Johnson. Esas son las únicas dos que se ofrecen en el sitio al menos en mayo de 2021.

--Si uno escoge la de Pfizer, le ponen una pegatina celeste en la mano. Si uno va por la de Johnson & Johnson, la pegatina es roja.

--Ya con el sticker en la mano, uno entra en un primer espacio bajo toldo para hacer fila. En mi experiencia, todas las filas avanzaron fluidamente y no hubo que esperar demasiado tiempo en ningún lado.

--La primera fila es para hablar con funcionarios de salud para que recopilen los datos personales y para despejar dudas sobre el proceso de vacunación. Aquí es donde uno dice si es alérgico a alguna sustancia y donde uno hace preguntas. Después de esto, a uno le dan un papelito para mostrar en el siguiente toldo, tras otra corta fila. Este papel es el que se pegará en un carnet de cartón oficial tras concluir la vacunación.

--Una vez en el toldo que está justo antes del sitio de vacunación, el personal de salud le pregunta a las personas si tienen fobia de las agujas o si han tenido malas experiencias con agujas en el pasado. En nuestro caso, dijimos que no y avanzamos a la parte de vacunación.

--En ese centro de vacunación federal, quienes vacunaban ese día eran militares de salud. La atención fue cálida y veloz. Uno se sienta en una silla al lado de una mesa donde están las vacunas refrigeradas. Hay una veintena de mesas bajo una gran carpa, con dos militares por mesa.

--En mi caso, me pidieron el papel que mencioné, me inyectaron en el brazo derecho, y me dieron mi carnet de la CDC (Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos), que trae la siguiente información:

-Nombre completo

-Fecha de nacimiento

-Número de dosis aplicada contra la covid-19 (primera o segunda; en este caso primera y única)

-Fecha de aplicación de la vacuna

-Fabricante de la vacuna aplicada (en este caso Janssen, la división belga de Johnson & Johnson que elaboró la vacuna)

-Número de lote de vacuna

-Lugar de aplicación (en este caso Florida, Miami Dade)

-Próxima cita (en este caso ciclo de vacunación completado -- una sola dosis)

--Tras la aplicación de la vacuna, me indicaron que tenía que esperar 15 minutos cronometrados bajo el siguiente y último toldo: un espacio amplio con unas 50 sillas donde los recién vacunados aguardan por si presentan algún tipo de reacción a la vacuna.

--Tras esos 15 minutos, el personal de salud le indica a uno que puede irse, pues se ha completado el proceso.

--En total, incluyendo los 15 minutos de observación postvacunación, duramos una hora entre llegar al lugar y salir vacunados con el carnet oficial.

Ojo 5: en este lugar íbamos mezclados todos: ciudadanos estadounidenses y extranjeros que veníamos a eso. No vimos discriminación de ningún tipo, y hay asistencia especial para quienes requieren de sillas de ruedas.

También noté que algunas familias fueron con menores de edad. En Estados Unidos ya se está vacunando a niños de entre 12 y 15 años con el medicamento de Pfizer / BioNTech. Las familias que iban con niños pasaban otro proceso de atención con funcionarios de salud.

Actualmente, Moderna y Johnson & Johnson conducen diversos análisis acerca de la aplicación de sus vacunas en niños.

A tener en cuenta

En mi caso, fui a un centro federal de vacunación, pero lo cierto es que en EE.UU. las vacunas sobran. Visité dos supermercados Target, que se encuentran prácticamente en todas las ciudades del país. Ambas tiendas tenían farmacias de la franquicia CVS al interior. Son farmacias muy comunes también, que están por todos lados, ya sea dentro de supermercados o como locales individuales.

En ambas farmacias nos dijeron que estaban vacunando con el medicamento Moderna, de dos dosis, y que solo había que hacer la cita online, en esta dirección: https://www.cvs.com/ (que funciona solo para quienes estén en EE.UU.). El tipo de vacuna depende de cuál CVS se visita, por eso es idóneo buscar en el sitio web estando allá o bien usando un VPN.

También las farmacias Walgreens y los supermercados Walmart tienen el servicio de vacunación contra la covid-19. Podés sacar citas aquí: https://www.walgreens.com/findcare/vaccination/covid-19 y https://www.walmart.com/cp/flu-shots-immunizations/1228302.

Todas las vacunas contra la covid-19 se aplican de forma gratuita en EE.UU.; ya sea en farmacias, supermercados o sitios especiales de vacunación.

Ahora mismo, a finales de mayo de 2021, los boletos aéreos a Miami y a otras ciudades de estados donde las autoridades aplican la vacuna a turistas, tienen precios muy elevados, por la altísima demanda que hay en toda Latinoamérica.

Sí se pueden conseguir a menos de $300, pero implica hacer escalas en otras ciudades. A veces son escalas de más de un día, así que toca valorar el riesgo que implica pasar mucho más tiempo en aeropuertos y aviones. A mí, el boleto ida y vuelta San José - Fort Lauderdale me costó alrededor de $700.

En mi caso, el único efecto secundario notable de la vacuna fue dolor de brazo en el lugar de la aplicación del medicamento y sensación de pesadez en el brazo. Pero ambas molestias se fueron con acetaminofén.

En junio de 2021, en Miami, se están aplicando las vacunas de Johnson & Johnson y de Pfizer a turistas en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA).

Recomendaciones para el viaje:

Usar al menos doble mascarilla. KN-95 y quirúrgica, o bien KN-95 y una de tela. Si el viaje es a Florida u otro destino no tan lejano, lo ideal es no quitarse la mascarilla en ningún momento en el aeropuerto y en el avión. Es mejor viajar ya alimentado y no comer nada a bordo.

Para viajar a EE.UU. hay que llevar prueba negativa de covid-19, ya sea la de antígenos o la PCR. La de antígenos tiene un costo menor y los laboratorios entregan el resultado en menos de dos horas. En mi caso, me costó 33.000 colones y me dieron el resultado negativo en una hora. En el aeropuerto Juan Santamaría ya hay un servicio de pruebas de antígenos para quienes deseen llegar a la terminal con varias horas de anticipación.

Ojo 6: Johnson & Johnson anunció a finales de 2020 que realiza estudios para observar los efectos de una segunda dosis de su vacuna en lugar de una. Los resultados se esperan para el tercer trimestre de 2021.

En marzo, el director ejecutivo de Johnson & Johnson dijo que su vacuna estaría disponible para niños en setiembre de 2021.

Fabrice Le Lous

Periodista francés radicado en Centroamérica. Becario ICFJ. Exeditor en La Prensa (Nicaragua). Autor del blog El Explicador, un nuevo formato para comprender noticias nacionales e internacionales.