Arturo Pardo V.. 17 diciembre, 2018
Fotografía cortesía del TEC

La independencia, la velocidad y el ejercicio se mezclan en una iniciativa sostenible que le traerá beneficios a quienes asisten a las instalaciones del TEC en su campus central, en Cartago.

Bici-TEC es el nombre que lleva un proyecto que se ha estado gestando desde el 2016; al año siguiente se armó un equipo interdisciplinario para desarrollar el detalle de la iniciativa y esta será una realidad en el primer semestre del 2019.

Consiste en bicicletas que estarán estacionadas en cinco estaciones diferentes y que podrán ser reservadas gracias a una aplicación celular o retiradas en una de las paradas ubicadas estratégicamente. En el segundo caso, la solicitud se puede hacer con un sistema automatizado gracias al carné de estudiante o de funcionario.

Cada bicicleta puede ser utilizada por un lapso de 30 minutos, antes de que sea colocada de regreso en otra de las estaciones. Las unidades serán monitoreadas de manera permanente, contará con un registro de usuarios y un sistema mecánico de anclaje, para mayor seguridad.

La idea, además de echar mano de la tecnología, es visionaria, en cuanto a que convertirá al TEC en la primera institución educativa en ofrecer este tipo de soluciones automatizadas de movilidad.

Así lo manifiesta la ingeniera Alina Rodríguez, quien es regente ambiental y participó del proceso de desarrollo de BiciTEC: “Estamos a la vanguardia en Costa Rica en temas ambientales, en este caso específico en la implementación de acciones sobre movilidad sostenible. Significa que también lo estamos en temas tecnológicos, ya que BiciTEC es un sistema de quinta generación. La inteligencia del sistema está en la bicicleta”.

Por el hecho de que el campus del TEC ha seguido creciendo, y esto puede dificultar el traslado de la comunidad, entre los beneficios para los usuarios, Rodríguez cita la movilidad rápida y a su vez limpia, considerando que no se generan emisiones.

Las estaciones fueron seleccionadas en puntos equidistantes, con facilidad de acceso y, además, considerando que fueran puntos de alta afluencia de personas. Las estaciones grandes estarán cerca de la parada de buses y otra en la zona deportiva. Además, habrá otra cerca de la Escuela de Ingeniería Electrónica, una más por los edificios nuevos cerca de la biblioteca y la última en el pretil del D3.

Para poder financiar este proyecto, el TEC contó con el apoyo de la Cooperativa Coopeande Nº 1, que hizo un aporte financiero significativo de ¢55 millones. Esto representa el 85% del dinero requerido para poder llevar a cabo el proyecto.

El acuerdo fue firmado por Alexandra Márquez, Gerente General de Coopeande Nº1 y el Rector del TEC, Julio César Calvo.

BiciTec comenzará a funcionar con 73 bicicletas, mientras que, en caso de que el proyecto tenga el éxito deseado, podría crecer en cantidad de unidades, y, porqué no, implementarlo en otros campus.

“También quisiéramos que se pueda implementar en el país, ya sea mediante un gobierno local o zonas francas”, agrega Rodríguez.