Irene Rodríguez. 21 diciembre, 2019
Estas fueron las personas que marcaron la ciencia durante 2019, según la revista 'Nature'.
Estas fueron las personas que marcaron la ciencia durante 2019, según la revista 'Nature'.

Este año que termina dio mucho de qué hablar en diferentes campos de la ciencia: hitos como la primer fotografía de un hoyo negro, o la imagen del objeto más lejano en el espacio que se haya captado hasta el momento.

También hubo aspectos negativos, como los incendios en el Amazonas o el mayor resurgimiento del sarampión.

Pero, detrás de cada uno de estos hechos, estuvo el trabajo humano. La revista Nature difundió esta semana el Nature’s 10, las diez personas que llevaron la batuta de las ciencias en estos 12 meses. En esta lista destacan activistas políticos, neurocientíficos, físicos, ingenieros y políticos.

Victoria Kaspi: una detective de los cielos
La astrofísica canadiense Victoria Kaspi se hizo famosa por lograr un nuevo tipo de radiotelescopio. Fotografía: Universidad de Montreal
La astrofísica canadiense Victoria Kaspi se hizo famosa por lograr un nuevo tipo de radiotelescopio. Fotografía: Universidad de Montreal

Esta astrofísica de la Universidad de Montreal, Canadá, comenzó a construir un telescopio en el 2017. Se llama Experimento Canadiense de Mapeo de Intensidad de Hidrógeno (CHIME, por sus siglas en inglés).

Este 2019, el CHIME se convirtió en el principal “cazador” de ráfagas rápidas de radio (FRBs, por sus siglas en inglés), flahses de energía de radio que aparecen de imprevisto en el cielo.

Dicho telescopio, localizado al sur de Columbia Británica en Canadá, ha registrado cientos de ráfagas, muchas más que cualquier otro telescopio. Con esto, los astrónomos esperan resolver los orígenes de los FRBs.

Ricardo Galvao: contra la pseudociencia
Aunque es físico de profesión, el brasileño Ricardo Galvão se ha dedicado a levantar la voz por los incendios del Amazonas. Fotografía: wikimedia commons
Aunque es físico de profesión, el brasileño Ricardo Galvão se ha dedicado a levantar la voz por los incendios del Amazonas. Fotografía: wikimedia commons

Es físico de profesión, pero fue de las voces que más reclamó al gobierno brasileño durante los incendios forestales del Amazonas. Incluso, el presidente Jair Bolsonaro dijo que su trabajo estaba lleno de falsedades y buscaba desprestigiar su mandato.

Galvao dirigía el Instituto Nacional para Investigación Espacial (INPE). Sus informes indicaban que las políticas de gobierno habían permitido la deforestación del bosque.

Los últimos números del INPE, divulgados el 18 de noviembre, muestran que se han perdido 9.762 kilómetros cuadrados (un área mayor a la de Puerto Rico) entre agosto del 2018 y julio del 2019. La política de Bolsonaro fue una señal para granjeros y agricultores para poder deforestar el bosque sin miedo a represalias, según denunciaron los ecologistas.

Galvao perdió su puesto, pero añade que fue por amor a las ciencias.

Sandra Díaz: más allá de la conservación
La conservacionista y ecologista argentina Sandra Díaz se hizo sentir este año en las calles no solo de su país, si no en las del mundo. Fotografía: página web de Sandra Díaz
La conservacionista y ecologista argentina Sandra Díaz se hizo sentir este año en las calles no solo de su país, si no en las del mundo. Fotografía: página web de Sandra Díaz

Sandra Díaz es la cara más visible de 145 investigadores que hicieron el mayor estudio hasta el momento de la biodiversidad mundial. El resultado sacudió al planeta: más de un millón de especies van rumbo a la extinción debido a la actividad humana, y se necesita acción drástica para detenerlo.

Este ritmo de extinción, según declaró Díaz a Nature, es cientos de veces más rápida de lo imaginado y estamos cerca de alcanzar el punto de quiebre.

El estudio, liderado por la Plataforma Intergubernamental de Servicios en Ciencia y Política de Biodiversidad y Ecosistemas (IPBES) en Argentina, reúne el trabajo de expertos en 51 países y el análisis de cerca de 15.000 fuentes de información.

Nenad Seestan: mostrar cómo ‘reiniciar’ cerebros
El neurocientífico Nenad Sestan revivió los cerebros de cerdos, lo que supone una nueva línea entre la vida y la muerte. Fotografía: Universidad Yale
El neurocientífico Nenad Sestan revivió los cerebros de cerdos, lo que supone una nueva línea entre la vida y la muerte. Fotografía: Universidad Yale

Experimentos liderados por este neurocientífico de la Universidad Yale (Estados Unidos) en el cerebro de cerdos muertos mostraron nuevamente actividad eléctrica. Los resultados sugerían que la privación de oxígeno, algo que puede suceder en un accidente cerebrovascular o en una lesión grave, no eran tan dañinas para las células cerebrales como antes se pensaba.

Luego de discusiones con profesionales en ética, Nenad Seestan siguió investigando y publicó sus resultados en Nature.

El sensacionalismo no se hizo esperar, no solo por parte de un sector de la prensa, si no también de otros científicos. Lidió con motes como “Frankenstien”, “El despertar de los cerebros” y “Aporcalipsis” (fusión de palabras “puerco” y Apocalipisis").

Sin embargo, Seestan dice que quiere enfocarse en lo realmente científico: sus preguntas originales y explorar cuánto tiempo quieren mantenerse los cerebros y si la tecnología podría preservar los órganos para trasplantes.

Wendy Rogers: la ética de los trasplantes
La especialista en ética, Wendy Rogers, estudió casos de corrupción en el sistema de trasplantes de órganos en China. Fotografía: wikimediacommons
La especialista en ética, Wendy Rogers, estudió casos de corrupción en el sistema de trasplantes de órganos en China. Fotografía: wikimediacommons

La australiana Wendy Rogers, encontró serios problemas en la forma en la que se adquirían, donaban y trasplantaban órganos en China.

Esto ocasionó uno de los escándalos bioéticos más grandes hasta el momento. Ella y su equipo examinaron más de 400 documentos y vieron que se utilizaron órganos de prisioneros. Había cerca de 85.000 trasplantes cuyos órganos eran de dudosa procedencia.

El descubrimiento provocó también que varias revistas científicas retractaran publicaciones. ¿Por qué? Los investigadores que las habían escrito no supieron responder las preguntas sobre las procedencias de los órganos ni sobre los métodos utilizados para obtenerlos.

Jean-Jaques Muyembe Tamfum y su lucha contra el ébola
Jean-Jacques Muyembe Tamfum fue uno de los descubridores del ébola, y sus investigaciones también ayudaron en los primeros nuevos tratamientos curativos y la primer posible vacuna. Fotografía: OMS
Jean-Jacques Muyembe Tamfum fue uno de los descubridores del ébola, y sus investigaciones también ayudaron en los primeros nuevos tratamientos curativos y la primer posible vacuna. Fotografía: OMS

En 1976, Jean-Jaques Muyembe Tamfum era un investigador joven que viajó a la República Democrática del Congo (RDC) para investigar una grave enfermedad que estaba matando a cientos de personas. Allí fue donde descubrió que era producida por un agente completamente nuevo: el virus del Ébola.

43 años después, este científico sigue luchando contra esta enfermedad, que en el 2018 mató a más de 2.200 personas solo en la RDC.

Lo cultural jugaba un papel muy importante en ese país africano. Allí se tiene la costumbre de bañar a los muertos, y esto aumentaba exponencialmente el riesgo de infección. Muyembe encontró formas de enterrar respetuosamente a los fallecidos y esto redujo los contagios. Además, comenzó las investigaciones por medicamentos y vacunas.

En noviembre pasado, un ensayo clínico con 680 personas encontró un 90% de supervivencia en personas que, luego de haber sido infectadas, fueron tratadas con fármacos basados en anticuerpos. Uno de estos medicamentos, el mAb114, se produjo con los anticuerpos extraídos de una muestra de sangre de un sobreviviente con el que Muyembe trabajó.

Greta Thunberg: el activismo por el clima
La activista sueca por el clima y la mitigación de los efectos del cambio climático, Greta Thunberg, muestra cómo una adolescente puede liderar movimientos y ser escuchada. Fotografía: Ben Stansall/ AFP
La activista sueca por el clima y la mitigación de los efectos del cambio climático, Greta Thunberg, muestra cómo una adolescente puede liderar movimientos y ser escuchada. Fotografía: Ben Stansall/ AFP

“No quiero que me escuchen a mí, quiero que escuchen a los científicos. Quiero unirlos a ustedes y a la ciencia y quiero que tomen acción real”.

Estas palabras, que dijo la activista sueca Greta Thunberg a un panel intergubernamental en cambio climático en Estados Unidos, resumen su lucha.

La adolescente de 16 años comenzó con huelgas en las que solo participaba ella, hasta que posteriormente capturó la atención de otras personas y de los medios de comunicación.

Para Nature, aunque Greta sí tiene efecto sobre quienes están trabajando en ciencias en este momento o los activistas climáticos, tal vez su mayor influencia sea para su generación.

“Su movilización de personas jóvenes muestra una generación que crece y que se especializará en ciencia y política ambiental y puede inspirar a muchas personas de su edad a convertirse en científicos”, declaró la revista.

Yohannes Haile-Selassie: cazador de nuestros orígenes
El paleontólogo Yohannes Haile-Selassie impactó al descubrir y analizar un cráneo de 3,8 millones de años en muy buen estado de conservación. Fotografía: Wikimedia commons
El paleontólogo Yohannes Haile-Selassie impactó al descubrir y analizar un cráneo de 3,8 millones de años en muy buen estado de conservación. Fotografía: Wikimedia commons

En agosto, el paleontólogo Yohannes Haile-Selassie difundió un hallazgo realizado dos años atrás y que, tras numerosos análisis, resultó ser un hito para la ciencia mundial: un cráneo completo de un homínido, pero no uno cualquiera: uno que data de hace 3,8 millones de años. Este cráneo perteneció a una especie llamada Australopithecus anamensis, el más antiguo de los “parientes” del ser humano conocido hasta el momento.

Es el cráneo más antiguo reportado hasta la fecha, incluso más que el de Lucy, de la especie Australopithecus afarensis, que data de hace 3,2 millones de años.

Este nuevo fósil, llamado MRD, es importante porque es el primero de una época tan antigua. Además, mostró nueva información de las ramas más antiguas de la evolución de los homínidos.

Hongkui Deng: el uso del CRISPR contra el VIH
El científico chino Hongkui Deng muestra como la técnica de edición genética CRISPR puede tener aplicaciones en el tratamiento del VIH. Fotografía: Universidad de Beingin
El científico chino Hongkui Deng muestra como la técnica de edición genética CRISPR puede tener aplicaciones en el tratamiento del VIH. Fotografía: Universidad de Beingin

La técnica de edición genética CRISPR-Cas9 dio un paso más allá este año de la mano del científico chino Hongkui Deng.

Su trabajo mostró como el CRISPR puede potencialmente suprimir una infección con VIH.

Deng se inspiró en el “paciente Berlín", la primera llamada cura funcional del VIH (que no registra replicación del virus aún después de dejar el tratamiento). Esta persona recibió un trasplante de médula de alguien con una mutación que “desactiva” una proteína llamada CCR5, con lo que se impide una infección con este virus.

El científico tomó células madre de un donante de médula ósea, las editó con CRISPR para colocarle esta mutación genética y luego se trasplantó la médula a un paciente con leucemia y VIH.

Por ahora el paciente ha reaccionado bien, pero es temprano para saber si obtuvo una cura funcional.

John Martinis y la supremacía cuántica
El físico John Martinis, de la empresa Google, clama haber logrado que una computadora llegara a la supremacía cuántica y obtuviera lo que ninguna otra computadora ha tenido hasta el momento. Fotografía: Nature
El físico John Martinis, de la empresa Google, clama haber logrado que una computadora llegara a la supremacía cuántica y obtuviera lo que ninguna otra computadora ha tenido hasta el momento. Fotografía: Nature

El físico John Martinis lideró el trabajo de más de 70 científicos en Google, hacia un hito anunciado en octubre pasado: una computadora con un procesador cuántico que podía realizar cualquier cálculo más rápido que una computadora convencional.

Según lo que declara la compañía, esta nueva máquina puede hacer en 200 segundos, algo que las versiones convencionales demorarían 10.000 años. Sin embargo, otros especialistas en la materia aseguran que las computadoras actuales podrían hacerlo en cuestión de días.

A quiénes ponerle atención este 2020

Cada fin de año, Nature brinda una lista también de figuras a quienes seguir durante los próximos 12 meses. Muchos de ellos sí llegan a Nature’s 10 al año siguiente.

Por ejemplo, Sandra Díaz y Jean-Jaques Muyembe estuvieron dentro de las “predicciones” que se hicieron a finales del 2018 y entraron en la lista del 2019.

Estas son las propuestas para el 2020.

Antonio Guterres, secretario general de Naciones Unidas. Uno de los principales activistas contra el cambio climático.

Denis Rebrikov, ginecoobstetra de Moscú. Piensa procrear bebés genéticamente modificados, solo está a la espera de la autorización del gobierno.

Geng Meiyu, del Instituto de Materia Médica, China. Su equipo descubrió un compuesto que podría tratar el alzhéimer.

Mariya Gabriel, comisionada europea para innovación, investigación, educación, cultura y juventud. Sus planes podrían cambiar el futuro de las políticas públicas para ciencia e innovación.

Markus Rex, del Instituto Alfred Wegener. Dirige la expedición MOSAiC, que busca llevar un barco congelado al hielo ártico para estudiar las condiciones polares.