Judiciales

Roba pintura valorada en $15.000 y la vende a $15 en calles de Tres Ríos

OIJ pide ayuda para ubicar el lienzo. Artista Cali Rivera lamenta la sustracción de su obra Corazón Herido, de 1994

Un sujeto que ingresó el pasado 1.° de marzo al Taller del Artista en Tres Ríos de La Unión, Cartago, se robó una pintura de 1994 llamada Corazón Herido, la cual forma parte de la colección Sueños en Azul del costarricense Carlos Manuel Rivera Ureña. El lienzo está valorado en $15.000 (¢9,8 millones al tipo de cambio de este 9 de marzo), detalló el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) este miércoles, al pedir ayuda a la población para ubicar la obra y esclarecer el hecho delictivo.

Rivera, más conocido como Cali, lamentó lo sucedido y contó que, al parecer, el sospechoso se puso a vender el cuadro en ¢10.000 (unos $15) cerca del cementerio de Tres Ríos. “Un señor iba corriendo, vio el cuadro y se percató de que tenía mi firma, entonces llamó al hijo que es un buen amigo mío y vive en Ecuador, él le avisó a la hermana y ella a mí, esta es una situación bastante desagradable. Pusimos la denuncia y ahora están investigando”, relató el artista a La Nación.

Agregó que además de esta pieza, el o los hampones robaron también varias copas, vasos, una guitarra brasileña, así como ¢380.000 en productos de una de las emprendedoras que expone los sábados en el Taller del Artista.

“Esta obra es una pieza icónica de 1994 (...). Fue la primera que vendí, en 1995, antes de irme a Europa, me lo compró una gente de la urbanizadora Siglo XIII y cuando a mí se me quemó la casa en el 2017 ellos me lo devolvieron como una forma de colaborarme, para que me quedara una pieza de esa colección (Sueños en Azul)”, explicó.

De momento, la Policía Judicial no tiene datos del sospechoso, por lo que difundió la fotografía de la pintura, con el objetivo de que si alguna persona llega a tener información del paradero del cuadro o del sospechoso de venderlo brinden información al teléfono 800–8000–645 o al WhatsApp 8800 0645, ambos del Centro de Información Confidencial del OIJ.

“Los agentes judiciales solicitan información a la ciudadanía para dar con el paradero de esta obra, la cual se presume pudo ser vendida en Tres Ríos, así como para dar con el sospechoso de cometer este hecho”, indicó el cuerpo policial en un boletín de prensa.

El robo de arte es muy frecuente en Costa Rica. El 10 de noviembre del 2021, los ladrones sustrajeron en un establecimiento ubicado en San José 18 obras de arte valoradas en poco más de ¢26 millones. Estas creaciones son de artistas como Fernando Carballo, Isaac Martínez, Rolando Faba, Marianela Salgado, Xinia Matamoros, Cristina Ballesteros y Roberto Lizano, según comunicó la Policía Judicial en enero de este año, cuando difundió diversas fotografías con el objetivo de dar con las piezas artísticas.

Por otra parte, en octubre del año pasado fueron sustraídas tres obras de la casa del escultor, Francisco Zúñiga, en Guachipelín de Escazú, las cuales fueron valoradas en $44.000 (unos ¢28,8 millones). El hecho delictivo ocurrió durante la noche en un momento en el que la vivienda estaba sola.

El artículo 212 del Código Procesal Penal establece penas de seis meses a seis años de prisión a quien se “apodere ilegítimamente de una cosa mueble, total o parcialmente ajena”. Ese apartado detalla que la pena va de medio o tres años “cuando la sustracción fuere cometida con fuerza en las cosas y su cuantía no excediere de tres veces el salario base” o de uno a seis años “si mediare la circunstancia prevista en el inciso anterior y el monto de lo sustraído excediere de tres veces el salario base”.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Periodista de la Sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.