Fútbol Nacional

Deuda millonaria de Alajuelense con empresa de Joseph Joseph delata favorecimientos más allá del CAR

Una deuda millonaria, en colones y sin pago de intereses, también es parte los favores recibidos por el cuadro rojinegro de una de sus empresas

La Liga no solo le debe el CAR a su vicepresidente. Una deuda superior a ¢500 millones, sin pago de intereses, también figura entre los favores concedidos por una empresa de Joseph Joseph a la institución manuda.

La dirigencia rojinegra no ha dicho la verdad completa acerca de su mecenas. Porque tampoco es cierto que el Centro de Alto Rendimiento nació producto de unas tierras baldías de la familia Joseph, que estaban y seguirían ociosas por mucho tiempo.

Joseph no es solo un directivo más del equipo manudo. Es una de las claves de la opulencia rojinegra en tiempos de crisis económica en el fútbol, pues solo por los terrenos del CAR una sociedad suya pagó más de $3,8 millones, que en el 2017 superaban los ¢2.300 millones.

Son constantes las preguntas de la prensa sobre los aportes del dueño de Pequeño Mundo a una Liga que no deja de sorprender con fichajes o su centro de entrenamiento, ahora incluida una residencia con 50 habitaciones dobles. Alajuelense siempre respondió, y en ocasiones molesta, que el aporte de Joseph se limita a las funciones como directivo y el préstamo del CAR. Pero su ayuda al club rojinegro ha ido más allá.

“No oigo a otros equipos ni a la prensa diciendo que en Heredia quién pone la plata, ni en Saprissa quién pone la plata. Nadie dice que cuando Saprissa contrata a alguien es la gente de Pricesmart o de Payless, que es parte del grupo accionario, o un banco que es parte del grupo accionario de Saprissa, o de Heredia, o de otros; siguen con el tema de la Liga”, se quejó el jerarca manudo, Fernando Ocampo, en entrevista con Yashin Quesada a mediados de año.

No muy distinta fue la posición manuda cuando para efectos de este reportaje La Nación consultó al propio jerarca y al tesorero del club, Enrique Morúa, sobre los aportes de Joseph Joseph.

“Solo el préstamo del CAR”, insistieron. Sin embargo, en junio del 2020, Alajuelense le debía ¢530,5 millones a la empresa Mundo Ofertas del Este S. A., monto que representaba casi el 22% de los pasivos a largo plazo del club en ese momento (¢2.472 millones), según se desprende de los informes a sus asociados.

Lo que no se detalla en tales documentos es que Mundo Ofertas del Este S. A. es una de las varias empresas de Joseph Joseph.

Lo adeudado no era un monto menor para Alajuelense, sino la más alta deuda con un solo acreedor después de la adquirida con el Banco de Costa Rica, entonces con saldo de ¢881 millones. Todos los demás créditos, otro con el Banco de Costa Rica (¢438 millones), con la Arrendadora Desyfin (¢58,7 millones) y el Banco Lafise (¢372,8 millones), así como el arreglo de pago con la Caja Costarricense del Seguro Social (¢189,5 millones) no superaban el pendiente con Mundo Ofertas del Este S. A., según consta en el informe del tesorero manudo a los socios del club sobre el periodo julio 2019 - junio 2020.

Equipo cero deudas

Alajuelense se declaró el 2 de marzo del presente año como un equipo sin deudas, proclama ampliamente difundida por los medios de comunicación, dada la magnitud de lo anunciado: la cancelación de $3,5 millones en un año, con pandemia de por medio.

“En nombre de la Junta Directiva y de todo el personal de la institución -afirmó Fernando Ocampo en un comunicado de prensa- me complace comunicarles la histórica noticia de que Liga Deportiva Alajuelense, al día de hoy, ha cancelado todas las operaciones crediticias que tenía pendientes con distintas entidades bancarias en el país (....) También ha liberado el estadio Alejandro Morera Soto del fedeicomiso del Banco Nacional (...)”.

El club rojinegro había logrado lo que siete meses atrás Fernando Ocampo creía que iba a costarles unos cuatro años. El Alajuelense que se veía limitado para hacer contrataciones, debido al pago mensual de $97.700 producto de deudas, según revelación de Agustín Lleida (La Nación, julio 2020), quedaba libre de esa carga. Un club que en junio del 2019 no tenía “ni para comprar paños y menos para arreglar la máquina de hielo”, según el mismo Lleida (La Nación, enero 2020), no solo había conformado un plantel lleno de figuras, con la incorporación en plena pandemia de Bryan Ruiz, Marcel Hernández y Johan Venegas, sino que había saneado su situación crediticia. Y aún faltaba fichar a “Pipo”, Celso Borges y al panameño Gabriel Torres.

El tesorero manudo, Enrique Morúa, y el jerarca Fernando Ocampo explicaron a este medio, que la sanidad financiera corresponde a una estrategia sostenida, mezcla de reducción de gastos (más de un 6%) y aumento de ingresos: transferencias de jugadores, crecimiento en venta de camisetas y otras mercaderías (36% más en 2020 en comparación con 2019), incremento de patrocinios y, sobre todo, una renegociación de los derechos televisivos.

Alajuelense aprovechó el momento, según explicaron, en medio de una feroz competencia entre televisoras, con la aparición de FUTV y las pretensiones de TIGO, justo cuando los partidos solo podían verse por televisión a causa de la pandemia. Según el último informe del club a sus socios, en junio 2020 la Liga había logrado aumentar 2.7 veces los ingresos por las transmisiones con un contrato hasta el 2024. Posteriormente, con el anuncio del Alajuelense sin deudas, mencionaron la firma de un contrato de opción con Repretel hasta diciembre del 2030.

Ante consultas de este medio, el jerarca alajuelense admitió que por ese último acuerdo recibieron adelantos de pagos correspondientes a los próximos años, pero enfatizó en que los términos del contrato, con incrementos graduales, compensarán lo tomado por adelantado.

Eso sí, jerarca y tesorero dieron un “no” cuando se les consultó si Joseph Joseph o su familia hicieron aportes a las finanzas de la Liga. Para entonces, La Nación no contaba con el dato del informe financiero citado, por lo que no se puntualizó en la deuda con Mundo Ofertas del Este S. A.

En ese momento, por medio de Ocampo y Morúa se solicitó una entrevista con Joseph Joseph. Meses después contactamos directamente al vicepresidente liguista, quien accedió en primera instancia a conversar, aunque después declinó: “Un poco más adelante”, dijo, añadiendo de inmediato estar muy atareado con la puesta a punto de la Residencia del CAR. Una vez inaugurada la obra, no respondió a nuestros mensajes en el WhatsApp. También contactamos de nuevo a Ocampo, esta semana; el presidente dijo estar dispuesto a hablar “si es sobre la Liga”. Se le dijo que sería sobre la Liga, el CAR y la relación con Joseph Joseph, pero al final no aceptó la entrevista.

Se desconoce el motivo de la deuda con la empresa de Joseph y su estado actual, si bien el informe de tesorería a junio del 2020 la relaciona escuetamente con “el pago de la mercadería de la institución”.

Según se desprende de ese documento, el capital de la deuda se venía amortizando mensualmente, pero ante bajas en los ingresos se decidió no pagar ese rubro de abril a septiembre del 2020. Además, había sufrido variantes en los plazos.

“La deuda que se tiene con Mundo Ofertas a corto plazo se readecuó a una deuda a largo plazo sin intereses lo cual dio un gran alivio financiero a la institución”, reza el informe.

El publicitado “cero deudas” incluía la cancelación de todos los pendientes con las entidades bancarias y la Caja Costarricense de Seguro Social, pero no se ha mencionado a la sociedad de Joseph Joseph.

Pequeño mundo empresarial

Reconocido como el dueño de la cadena de almacenes Pequeño Mundo, Joseph Joseph se ha negado a relacionar sus empresas con Alajuelense, ni siquiera con vallas publicitarias en el Alejandro Morera Soto o el propio CAR por él construido. Tampoco en el uniforme de Alajuelense figura el más mínimo logotipo, curiosidad que él justifica con la decisión de mantener totalmente separado el equipo de sus empresas.

He sido estricto en mantener las cosas separadas (...) No creo que yo deba, en mi posición, mezclar un tema con el otro, o aprovecharme de mi posición de estar en un lado para beneficiar el otro lado (...)”, aseguró en entrevista con La Nación, en mayo 2020.

Aunque no se conoce relación directa entre Liga Deportiva Alajuelense y Pequeño Mundo, no puede decirse lo mismo de otras de sus empresas. Además de Mundo Ofertas del Este S. A., la acreedora de los ¢530,5 millones, otra de sus sociedades, Mundotelas S. A., es la propietaria de los terrenos del CAR, en Turrúcares de Alajuela.

Contrario a lo dicho por Joseph Joseph, los terrenos del CAR no estaban en desuso en poder de su familia. Documentos a los que tuvo acceso La Nación indican que fueron cuatro fincas adquiridas entre el 2016 y 2017 con la intención, desde su compra misma, de construir un complejo deportivo.

En Mundotelas S. A., así como en Mundo Ofertas del Este S. A. y en Alpemusa, la sociedad dueña de Pequeño Mundo, lo acompaña como tesorero Antonio Gazel Zaglul, esposo de su hermana, y primo hermano de Rodrigo Jaikel Gazel, el suegro del capitán manudo Bryan Ruiz. Como presidente figura Eduardo Gazel López, esposo de Marta Gazel Zaglul, hermana de Antonio y, por ende, también prima hermana de Rodrigo. Como fiscal figura en las tres sociedades Pablo Gazel Pacheco, otro primo, quien además es apoderado legal del suegro del volante manudo.

Todos ellos, salvo Joseph Joseph y su hermana, coinciden en diferentes sociedades y negocios, sobre todo en préstamos con garantías inmobiliarias, en los que incluso el mismo Bryan Ruiz ha figurado. Consultado Fernando Ocampo hace algunos meses, aseguró que desconocía esos vínculos empresariales o familiares y negó rotundamente que estén ayudando a pagar el fichaje o salarios del capitán o cualquier otro jugador.

Se desconoce, y no fue posible obtener respuesta por parte de Joseph Joseph, cuál es su participación accionaria en dichas sociedades, a las que siempre se ha referido como “empresas de la familia”.

Un documento notarial en poder de La Nación revela que para el 30 de enero del 2008, Alpemusa S. A., la dueña de Pequeño Mundo, tenía un capital de ¢49.995.000, constituida por 9999 acciones de ¢5.000, todas pertenecientes a la sociedad constituida en Islas Caimán bajo el nombre de Allied Securities limited.

Curiosamente, Joseph Joseph hoy no es apoderado en Mundotelas S. A., como tampoco en Mundo Ofertas del Este S. A.(la sociedad acreedora de la Liga) ni en Alpemusa. En todas es secretario, cargo desprovisto de poder para actuar en nombre de la sociedad, pero antes de ingresar a la directiva manuda si era el presidente y representante legal.

Sin mayores pretensiones

¿Pretende Joseph adueñarse de la Liga? En diferentes entrevistas ha dicho que no. Tampoco busca ser su presidente, y dice que la idea es que el CAR se vuelva autosuficiente y genere recursos por alquiler de las instalaciones y venta de futbolistas al exterior. También ha negado que pretenda beneficiarse de la venta de jugadores o que de su peculio o de sus empresas saliera dinero para las operaciones propias de la Liga Deportiva Alajuelense, si bien alguna vez admitió haber dado “un empujoncito” al mantenimiento del CAR, sobre todo al inicio.

Con todo eso y por más perfil bajo que Joseph Joseph desea mantener, muchos lo seguirán viendo como el mecenas de Alajuelense; otros como “un señor que viene del futuro”, “el que nos tiene acá” (Lleida, 22 de diciembre, 2020); sin faltar quienes lo imaginan como el próximo jerarca de Alajuelense, definido por Fernando Ocampo en julio del 2020 como su sucesor natural. ¿El dueño de Alajuelense? “Nada que ver, esa es una frase sin ningún tipo de fundamento” -aseguró el propio Joseph en la inauguración de la residencia en el CAR, la obra que completa su centro de alto rendimiento-. “La Liga sigue perteneciendo a los asociados”.

Antonio Alfaro

Antonio Alfaro

Director de la sección de deportes de La Nación. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.