Servicios

Sugef rechazó inscripción de OMNi por falta de datos sobre origen de fondos

Superintendencia confirmó a ‘La Nación’ que empresa intentó inscribirse en abril, pero no logró demostrar cuál es la fuente de sus recursos y su ‘interrelación con ciertas empresas’

OMNi, la empresa que semanas atrás aseguró tener capacidad para traer al país inversiones hasta por $2.000 millones, no logró demostrar a la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) cuál es la fuente de los fondos con que opera.

La Sugef confirmó por escrito a La Nación que, el 26 de abril anterior, APPTITUD ZF, subsidiaria de OMNi, intentó inscribirse para realizar actividades de intermediación financiera como transferencias de dinero y otras.

No obstante, la Superintendencia negó la inscripción porque la compañía no presentó la información requerida “sobre el origen de fondos y su interrelación con ciertas empresas”.

De acuerdo con la entidad, esos datos son claves para cumplir su función de prevenir la legitimación de capitales y el financiamiento del terrorismo. Sugef no ofreció más detalles por impedimentos legales.

¿Qué dice OMNi sobre el tema? Alegan que son una empresa de servicios digitales y, por lo tanto, no requieren registrarse ante Sugef.

“Sin embargo, por la alianza para promocionar los productos de Coopenae dentro de la plataforma digital de OMNi, se nos recomendó el registro ante Sugef.

“El trámite fue rechazado por nota del 11 de agosto indicando que Sugef no pudo comprender la naturaleza de los negocios y actividades comerciales por cuanto considera que le falta información para poder entenderlo. Sabemos que el mundo de las Súper Apps es nuevo en Costa Rica y efectivamente puede ser difícil de entender”, manifestó OMNi ante una consulta de este diario.

Cuando se le pregunta a Coopenae por OMNi, la cooperativa corre a desligarse, pero desde 2019 firmaron un acuerdo de entendimiento para proyectos conjuntos.

Ese hecho fue confirmado por Adrián Álvarez, subgerente general de Coopenae en una entrevista realizada el jueves 19 de agosto.

Por ejemplo, desde mayo del 2020, OMNi ofrece en el país un servicio llamado OMNiMoni, una aplicación digital que funciona como un monedero electrónico para transferencias de dinero desde celulares, pagos en comercios y cancelación de facturas de servicios públicos, entre otros.

Según la página web de OMNi, las personas interesadas solo deben descargar la aplicación, registrarse con su número de cédula y cargar su cuenta con el monto que deseen. No requieren pago de anualidades, ni membresías.

Para el flujo de dineros en ese negocio, OMNi utilizaba, desde octubre de 2020, una cuenta bancaria en Coopenae a nombre de APPTITUD ZF.

“Lo que nosotros hacíamos con respecto a ese servicio era brindarles una cuenta de custodia de fondos, es una cuenta que está en Coopenae, que nosotros legítimamente podemos brindar desde hace más de 20 años (...) Entonces, les proporcionamos una cuenta en la cual ellos depositan los fondos que pasan por ese monedero”, declaró Álvarez.

José Eduardo Alvarado, gerente general de Coopenae, indicó que el dinero que entraba en ese cuenta lo hacía a nombre de APPTITUD ZF y no a título de personas físicas.

“Aquí entraba el monto que depositaba OMNi en Coopenae, eso debe quedar totalmente claro porque es la explicación más clara de que nosotros no administrábamos y no operábamos el monedero”, sentenció el gerente general.

La Cooperativa explicó que todo marchaba bien con APPTITUD ZF, hasta que a finales del año anterior notaron un crecimiento considerable en la cantidad de dinero que pasaba por esa cuenta.

William Bolaños, oficial de cumplimiento de Coopenae, dijo que no podían detallar las cifras que pasaron por esa cuenta. Sin embargo, aseveró que el incremento los obligó a pedirle a OMNi que se registraran ante Sugef.

Contrario a la Superintendencia, Coopenae garantiza que revisaron el origen de los fondos de OMNi y quedaron satisfechos con la información aportada.

Para ese propósito, según Bolaños, revisaron la personería jurídica, el registro de accionistas y los estados financieros de OMNi.

En la entrevista con este diario, la cooperativa dijo que desconocían que Sugef había negado la inscripción a OMNi por la opacidad en la fuente de sus recursos.

En una conferencia de prensa realizada el 16 de julio del presente año, OMNi aseguró haber invertido en Costa Rica, desde 2019, $100 millones y contratado a 700 colaboradores a pesar de la crisis económica provocada por la pandemia.

Inconsistencia

¿Por qué Coopenae le pidió a OMNi inscribirse ante Sugef hasta enero de 2021 si el monedero fue instaurado ocho meses antes?

El gerente general de Coopenae respondió que lo hicieron hasta enero de 2021 porque hasta ese momento se incrementó la circulación de dinero en la cuenta bancaria, pero eso representa una incoherencia con respecto a la ley contra la legitimación de capitales.

Los artículos 15 y 15 bis de la Ley 7.786 establecen el tipo de actividades que deben ser sometidas al registro y supervisión de Sugef, en ningún momento señala que ese requisito dependa del monto que pasa por una cuenta bancaria.

Esa normativa indica que deben anotarse ante la Superintendencia las personas físicas o jurídicas que tengan actividades como casinos, casas de empeños, transferencias sistemáticas de dinero y los envíos de remesas al extranjero, entre otras.

La cooperativa rechazó que sus controles para evitar el ingreso de dineros ilícitos sean laxos o poco rigurosos.

“Estamos convencidos de que hicimos un proceso muy fuerte, que incluye una serie de temas adicionales a los mencionados, pero que, de nuevo, no podemos citar nosotros en términos específicos qué hacemos con cada uno de nuestros clientes”, comentó Álvarez.

Para Coopenae, el monedero no tiene futuro, al menos, dentro de su estructura financiera.

¿El dinero de la gente?

Coopenae declaró que las personas que hayan depositado dinero en el monedero de OMNi y sean clientes suyos pueden estar tranquilos con respecto a la recuperación de sus fondos.

En el caso de los usuarios que depositaron efectivo allí y no sean afiliados a la Cooperativa deberán buscar directamente a OMNi para el reclamo.

“El futuro del monedero electrónico no depende del registro de OMNi ante Sugef, sino más bien de su capacidad para seguir construyendo productos digitales acordes con la necesidad de los clientes y contar con un socio bancario financiero que desarrolle sus productos aprovechando las ventajas que ofrece la Super App hacia sus clientes” justificó OMNi por medio de un correo electrónico.

Días atrás, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCCS) dio a conocer que Óscar Moisés Chaves Ramírez, fundador y presidente de OMNi, lidera un grupo de 27 compañías que le adeuda ¢107 millones a la Seguridad Social.

Diego Bosque

Diego Bosque

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.