Servicios

Fundador de OMNI lidera grupo de empresas que adeuda ¢107 millones a CCSS

Conglomerado de 27 compañías mantienen obligación desde 2018

Oscar Moisés Chaves Ramírez, fundador de Omni, dio una conferencia de prensa semanas atrás en las que explicó las razones por las que la empresa cerró el servicio de taxi en su aplicación.

El presidente y fundador de la empresa OMNi, Óscar Moisés Chaves Ramírez, lidera un grupo de 27 compañías que adeuda ¢107 millones a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

En el conglomerado aparecen importadoras de ropa, productoras de textiles y tiendas.

Según la Dirección de Cobros de la Caja, la deuda total de esas 27 compañías está en firme desde 2018, un año antes de la creación de OMNi, negocio que entró al país con una aplicación móvil para alquiler de bicicletas eléctricas, prestación de servicios de taxi, transferencias de dinero y pagos en comercios.

El 16 de julio, en una conferencia de prensa, Chaves, de 29 años, aseguró que OMNi ha invertido en los últimos dos años $100 millones en Costa Rica. Afirmó que además ha contratado a 700 personas a pesar de la pandemia.

Asimismo, anunció que en los siguientes dos años podría traer a suelo nacional, inversiones hasta por $2.000 millones.

A pesar de la capacidad económica expuesta por el empresario, sigue pendiente la obligación con la Caja.

Luis Diego Calderón, director de cobros de la institución, explicó que el monto a cobrar fue establecido luego de una inspección en la que se comprobó un vínculo entre las 27 de empresas, lo cual permitió decretar la deuda por responsabilidad solidaria.

De acuerdo con el artículo 51 de la Ley Constitutiva de la CCSS, la entidad tiene la potestad de fijar deudas por responsabilidad solidaria a personas jurídicas que representan una unidad económica, de esa manera el patrono no puede limpiar el registro de una compañía hasta que cancele los pasivos de todas.

Permanecer moroso con la CCSS le impide a cada una de las firmas deudoras gestionar exoneraciones, licencias y permisos con diferentes instituciones del Estado. También las excluye de manera automática de procesos contratación pública.

“La responsabilidad solidaria lo que procura es aumentar las posibilidades de recuperación de la deuda, porque a la larga algunas de esas empresas cierran, pero sigue habiendo otras”, manifestó Calderón.

“Se hizo una investigación específica para este caso, se siguió un debido proceso en el que se respeta el derecho de defensa (...) Es un estudio que se culminó en el año 2018 y desde marzo de 2018 es que se vincularon esas 27 empresas”, aseveró el funcionario.

El viernes 6 de agosto, La Nación envió a Chaves consultas vía correo electrónico sobre su situación con la CCSS, pero al cierre de esta publicación no se habían recibido respuestas.

Esta es una deuda importante, como grupo económico no es nada despreciable, pero creo que ¢107 millones es un monto importante”.

—  Luis Diego Calderón, director de Cobros de la CCSS

Según datos del Registro Nacional, en 10 de las 27 empresas analizadas, Chaves aparece como presidente de la sociedad anónima. En otras aparece su hermano, de 26 años.

Más deudas

Los compromisos de Chaves con la CCSS van más allá de los ¢107 millones adeudados por las 27 compañías mencionadas.

El registro de patronos morosos de la Caja muestra que SSM Conectividad y Movilidad Limitada y APPTITUD ZF S. A., subsidiarias de OMNi, le deben a la institución ¢26 millones y ¢71 millones, respectivamente.

De acuerdo con el sistema de consulta de patronos morosos de la CCSS, ambas deudas están en cobro administrativo.

También se consultó a OMNi sobre esos compromisos, sin obtener respuesta.

SSM Conectividad y Movilidad Limitada es la personería jurídica que gestionó ante la Municipalidad de San José los permisos para instalar el mobiliario urbano necesario para el alquiler de bicicletas en la capital.

Así consta en el acta de la sesión del 26 de noviembre de 2019 del Concejo Municipal de San José.

Ese día, el ayuntamiento capitalino aprobó autorizar a esa firma la instalación hasta de 40 estaciones para la renta de bicicletas.

Bajo esta sociedad también operaba OMNi taxis, servicio que cesó, según el comunicado que envió la empresa el 15 de julio.

En el documento afirmó que durante los 10 meses de operación lograron reunir a 6.500 taxistas y realizó 750.000 traslados. Su intención, dijo, es retomar el servicio más adelante.

Por su parte, APPTITUD ZF es la entidad jurídica a cargo del monedero electrónico OMNiMoni, un servicio para transferencias y pagos en línea.

La semana pasada, la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) comunicó que ni OMNi ni su subsidiaria están autorizadas para realizar las actividades sujetas de inscripción, como el monedero.

Ante esa situación, el 22 de julio Coopenae suspendió los servicios de respaldo y soporte que brindaba a dicha aplicación.

Luis Diego Calderón, director de Cobros de la CCSS, dijo que tendría que revisar si SSM Conectividad y Movilidad Limitada y APPTITUD ZF S. A. también integran el grupo económico.

Diego Bosque

Diego Bosque

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.