Salud

Vacuna contra la influenza representa mayor protección

CCSS espera comenzar campaña para personas de riesgo en las próximas semanas; farmacias privadas ya cuentan con dosis con un precio aproximado de ¢10.000

La covid-19 no es la única enfermedad respiratoria que puede afectar a los costarricenses. La influenza, o gripe común, también representa un reto para el sistema de salud.

Por este motivo, es importante que las personas no olviden inmunizarse contra este virus también, pues la vacuna contra la covid-19 no protege contra este otro patógeno.

El farmacéutico Larry Ramírez explicó que este virus puede causar una enfermedad leve, pero también puede complicarse con síntomas graves que requieran hospitalización y, en ocasiones, puede llevar a la muerte.

La mejor forma de evitarlo es con la vacunación.

“El tema que está de moda ahora es covid-19, pero la influenza no se va y tenemos que cuidarnos de ella. Esta puede ser muy complicada para personas con factores de riesgo”, explicó el especialista.

Las complicaciones por influenza, de acuerdo con el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), pueden incluir neumonía bacteriana, infecciones del oído, sinusitis y agravamiento de las afecciones crónicas que la persona ya tiene, como insuficiencia cardiaca congestiva, asma o diabetes.

Las poblaciones de mayor riesgo para complicarse son los niños menores de cinco años, además de los adultos mayores con problemas respiratorios como asma o neumonía.

Vacuna anual

El fármaco contra la influenza debe colocarse todos los años y hay dos razones principales para ello.

La primera es que la protección inmunitaria de una persona mediante la vacunación disminuye con el tiempo y, por ende, es necesario recibir una vacuna anual para que la protección sea óptima.

La segunda es que los virus de la influenza cambian constantemente (mutan).

Entonces, las vacunas deben ser actualizadas de una temporada a otra para brindar protección contra los virus que, según las investigaciones, podrían ser los más comunes en la siguiente temporada.

“Normalmente, las vacunas contra la influenza protegen contra cuatro cepas, dos de influenza A y dos de influenza Be, pero estas van cambiando constantemente, mutan mucho, por eso, no generan protección a largo plazo”, aclaró Ramírez.

Al igual que sucede con la covid-19, la protección comienza aproximadamente dos semanas después de que la persona es inoculada.

Sector privado ya tiene dosis

Usted ya puede adquirir su vacuna contra la influenza en los centros médicos y farmacias privadas, por un precio cercano a los ¢10.000.

A nivel público, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) indicó el pasado 26 de mayo que esperaba comenzar el proceso para personas con alto riesgo en “el próximo mes”.

En aquel entonces, se estaba a la espera del aval de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología. El año pasado, la campaña a nivel público comenzó el 3 de mayo.

La CCSS vacuna a quienes tienen alguna enfermedad de fondo que podría representar un riesgo de complicación si contrae influenza.

En esa población se incluyen diabéticos, embarazadas, enfermos cardíacos y personas adultas mayores. También figuran niños con edades entre los seis meses y menos de tres años.

Uno de los grandes retos logísticos que afronta la vacunación de este año es que va a coincidir con la inmunización nacional contra la covid-19.

Si una persona se inmuniza contra la influenza (es una única dosis), debe esperar, al menos, 15 días para ponerse cualquiera de las dos inyecciones contra la covid.

Y si usted está vacunado (con una o dos dosis) contra covid-19, debe esperar al menos 15 días para ponerse la inyección contra la gripe.

Lavado de manos es imprescindible

Medidas que ya tomamos contra la covid-19, como el lavado de manos -o el uso de alcohol en gel si no tenemos agua y jabón disponibles- también ayudan a prevenir la influenza y todo tipo de virus.

“El llamado también va enfocado en que prestemos una mayor atención a cuidarnos, lavando constantemente nuestras manos, pues esto es esencial para prevenir contraer esta gripe. La vacuna no es 100% efectiva, es una herramienta más”, aseveró Ramírez.

Para el farmacéutico, la vacuna es una gran herramienta, pero no la única si queremos evitar que esta enfermedad llegue a nuestras familias; por eso combinarla con la higiene es vital.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.