Ángela Ávalos. 8 abril
A principios de mayo del 2020, la CCSS arrancó su campaña contra la influenza en el primer año pandémico. La respuesta de la población fue abrumadora. En la foto, tomada el 4 de mayo, Anáis Chavarría, del Ebáis de Coopesalud vacunó a grupos de riesgo en la parroquia San Miguel Arcángel, de San Rafael Arriba de Desamparados. Foto: Archivo/Mayela López
A principios de mayo del 2020, la CCSS arrancó su campaña contra la influenza en el primer año pandémico. La respuesta de la población fue abrumadora. En la foto, tomada el 4 de mayo, Anáis Chavarría, del Ebáis de Coopesalud vacunó a grupos de riesgo en la parroquia San Miguel Arcángel, de San Rafael Arriba de Desamparados. Foto: Archivo/Mayela López

Las personas que ya se vacunaron contra la covid-19 y están interesadas en ponerse la vacuna contra la gripe deben esperar al menos 14 días para colocarse esta otra vacuna, después de completar el esquema de dos dosis contra el coronavirus.

La coordinadora del Programa Ampliado de Inmunizaciones, de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Leandra Abarca Gómez, explicó que ese es el periodo recomendado, independientemente de la vacuna de la cual se trate, y esto incluye la de la influenza.

“En este momento, la vacunación contra covid establece que las personas deben esperar 14 días para aplicar otra vacuna, independientemente de cual sea″, dijo Abarca.

Por ahora, las dosis contra el virus de la influenza circulante este año solo están disponibles en farmacias privadas. La campaña organizada por la Caja todavía no tiene fecha de inicio, aunque lo usual es que se programe en mayo.

“La fecha de inicio de la campaña va a depender del aviso de llegada de la vacuna. En este momento, no tenemos oficialmente ninguna fecha. Cuando se tenga, se estaría avisando de manera inmediata y oportuna la fecha de inicio y las características de cómo se va a ejecutar”, dijo Abarca.

En el primer año pandémico, la CCSS tuvo que realizar varios ajustes para esa campaña, en la cual se vacunó a 1,3 millones de personas de los grupos de riesgo. Entre ellos, adultos mayores y diabéticos.

“El país tiene experiencia en esta vacunación desde 2004. Poco a poco hemos ido fortaleciendo las actividades a nivel local, regional y central, que permiten que esta vacuna llegue a las metas establecidas.

“De igual manera, como se ha hecho antes, la campaña se hará con estrategias y actividades intramuros y extramuros (dentro y fuera de los centros de salud)”, agregó Abarca.

Intervalo recomendado

La inmunóloga Olga Arguedas Arguedas, quien dirige el Hospital Nacional de Niños, explicó que todavía faltan datos sobre la seguridad y eficacia de las vacunas contra la covid-19 administradas simultáneamente con otras.

“(...) la serie de vacunas debe administrarse de manera rutinaria sola, con un intervalo mínimo de 14 días antes o después de la administración de cualquier otra vacuna”, aclaró la especialista.

De acuerdo con la inmunóloga, al tiempo que hay que dar entre la aplicación de una vacuna y otra se le conoce como “intervalo recomendado de vacunación”, y solo es necesario para algunos tipos de vacunas, aclaró.

“La mayoría de las vacunas de nuestro esquema nacional se administran de manera simultánea con otras, en la misma visita (al centro de salud), y esto no representa ningún problema especial para el sistema inmune del paciente.

Pero en el caso de las fabricadas contra la covid-19, al ser relativamente nuevas, es mejor aplicar ese intervalo de 14 días.

“El momento ideal para la aplicación contra influenza en nuestro país, suele ser cuando estamos próximos al inicio de la estación lluviosa; esto previendo que los picos de circulación en nuestro país por lo general se dan en la segunda mitad del año.

“La idea es administrarlas en el momento justo para garantizar que cuando ya hay circulación viral, los niveles de defensas en el cuerpo estén en un punto alto”, explicó Olga Arguedas.

Las vacunas contra la gripe producidas por las farmacéuticas Sanofi Pasteur y GSK ya están disponibles en varias farmacias y hospitales privados del país, confirmaron representantes de esas empresas.

Cuestan alrededor de ¢10.000, según una consulta realizada por La Nación.

En el primer año pandémico, las dosis contra la gripe tuvieron una alta demanda ante la recomendación de las autoridades de Salud de protegerse también contra ese virus. De hecho, se agotaron muy rápidamente en las farmacias privadas.

Por esta razón, en el caso de GSK, este año se aumentó la proyección en un 70% en comparación con el 2020.

“Trabajamos de manera conjunta con nuestro distribuidor (CEFA) para mapear las oportunidades y determinar el incremento esperado en el país, por lo cual decidimos aumentar en un 70% nuestra proyección versus el año pasado.

Ataps del Área de Salud de Siquirres, en Limón, llevaron la vacuna contra la covid-19 a adultos mayores de comunidades alejadas. Foto: CCSS
Ataps del Área de Salud de Siquirres, en Limón, llevaron la vacuna contra la covid-19 a adultos mayores de comunidades alejadas. Foto: CCSS

“Adicional a las vacunas asignadas, incrementamos la solicitud a la planta en Dresden, Alemania, donde logramos que nos aceptaran dicha solicitud dada la importancia que tiene esta vacuna para la protección de esta enfermedad”, informó la farmacéutica.

La directora médica de vacunas de Sanofi, Ofelina Vergara, también confirmó que ellos tomaron en cuenta la demanda del año pasado, y aseguró que están preparados para contar con una mayor cantidad de vacunas esta temporada.

“Debido a que a la covid-19 es una enfermedad en progreso y el desarrollo de la vacuna es reciente, no se cuenta aún con estudios clínicos que soporten la aplicación de otras vacunas de forma concomitante o en medio de las dos dosis de la vacuna contra la covid-19″, advirtió GSK.

La recomendación que hace esta farmacéutica es que la persona complete su esquema de vacunación contra el coronavirus antes de vacunarse contra la influenza, o que se vacune contra la influenza antes de recibir la vacuna contra la covid-19.

“La OPS/OMS (Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud) recomienda que la vacuna contra la covid-19 no se administre al mismo tiempo que otras vacunas, incluidas las vacunas contra la influenza. Deben estar separadas por un período de al menos 14 días. Esta recomendación puede cambiar a medida que haya más evidencia disponible.

“Todos los países deben continuar con los programas de inmunización de rutina durante la pandemia, incluida la vacunación contra la influenza en los países que han introducido esta vacuna, especialmente en las poblaciones en riesgo”, enfatizó Vergara.