Salud

Campaña contra influenza obliga a coordinar tiempos para evitar choque con vacunación por covid-19

Gerente médico de CCSS espera que aplicación de dosis comience este mes, pero falta aval de Comisión Nacional de Vacunación

La campaña de vacunación del 2021 contra la influenza implicará una logística diferente a la de años atrás, pues topará de frente con la aplicación de dosis contra la covid-19.

El gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Mario Ruiz Cubillo, explicó que esa labor obligará a coordinar tiempos de uno y otro fármaco.

Por ejemplo, si se coloca la dosis contra la influenza (es una única vacuna), se debe esperar, al menos 15 días, para poner cualquiera de las dos dosis contra la covid.

“Tenemos que jugar con esos tiempos”, dijo Ruiz.

Estas son programaciones que deben tomar en cuenta los centros de salud cuando arranque la vacunación contra el virus que causa la gripe, que sería este mismo mes, dijo Ruiz ante consulta de La Nación, el 26 de mayo.

Según la CCSS, está lista la licitación para la compra y definida la cantidad de dosis. No obstante, hasta hace una semana faltaba el banderazo de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE) para iniciar la campaña.

El gerente médico fue enfático en que también este trabajo de protección contra la influenza es muy importante para el país.

“Antes de un mes debería estarse aplicando”, dijo Ruiz, sin atreverse a dar una fecha.

Un año atrás, la campaña de vacunación contra la influenza casi se había completado para estas fechas y con una respuesta récord.

La explicación estaba en la recién declarada emergencia por la pandemia de la covid-19, que motivó a la población a protegerse más contra otras enfermedades respiratorias, como la causada por el virus de la influenza.

El primer año pandémico, la CCSS vacunó a 1,3 millones de personas en un operativo con muchos ajustes para reducir el riesgo de contagio. Costa Rica tiene experiencia en esta vacunación desde 2004.

Esta campaña es para quienes tienen alguna enfermedad de fondo que podría representar un riesgo de complicación si contrae influenza.

En esa población se incluyen diabéticos, embarazadas, enfermos cardíacos y personas adultas mayores. También población con edades comprendidas entre los seis meses y menos de tres años.

A finales de mayo del 2020 y por primera vez en los 16 años de realizarse campañas contra la gripe, la cobertura alcanzó una cifra récord de casi 900.000 personas protegidas en solo tres semanas de las nueve programadas.

La alta demanda generada en esa campaña motivó a la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología a aumentar en 200.000 el número de dosis para la jornada del 2021. De esta manera, la cantidad subiría de 1,3 millones a 1,5 millones de dosis.

El año pasado, la inversión de la CCSS en esos fármacos fue de $6,1 millones.

Por el momento, la vacuna contra la influenza solo está disponible en farmacias privadas desde inicios de abril. Su precio ronda los ¢10.000, según una consulta realizada por La Nación.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.