Irene Vizcaíno, Juan Diego Córdoba González. 26 marzo
Daniel Salas ha insistido en que las personas deben permanecer en sus casas para evitar la propagación.
Daniel Salas ha insistido en que las personas deben permanecer en sus casas para evitar la propagación.

Al día 21 desde la detección del nuevo virus respiratorio en el país, se reportan 231 enfermos de covid-19.

De ellos, 101 son mujeres y 130 hombres; 209 son costarricenses y 18 extranjeros. Además, hay cuatro cuya nacionalidad se investiga.

Por grupo de edades, informó el Ministerio de Salud, hay 204 adultos, 18 personas adultas mayores y ocho menores.

Hay contagios detectados en 43 cantones, es decir más de la mitad de los 82 que tiene Costa Rica.

Mediante pruebas de laboratorio, además, se han descartado 2.331 casos. Otros dos han sido dados de alta y hay ocho más en proceso de análisis para la alta.

“No significa que estaban en un hospital y se les da la salida, sino que están en recuperación”, aclaró el ministro de Salud, Daniel Salas Peraza, en la conferencia de prensa de este jueves.

Actualmente, hay seis personas en un hospital, cinco de ellas en cuidados intensivos. Las edades de esos pacientes van de los 36 a los 72 años. Tres son menores de 50 años, lo que recuerda que cualquier persona puede enfermar por esta causa, aun y cuando no esté en los grupos de mayor riesgo.

“Así que tenemos que tener cuidado de que no es solamente proteger a adultos mayores. Obviamente es la población más frágil. Se debe evitar que vayan a lugares públicos, procurar llevarles la comida, enseñarle los trámites virtuales pero no tener contacto directo con ellos porque podemos enfermarnos todos”, advirtió.

El jerarca informó además de que se dio el aval a cinco laboratorios privados para que realicen las pruebas de covid-19. Estos son Labin, Clínica Blíblica, Páez, San José y Hospital Metropolitano.

“Los hemos autorizado. Es importante que haya cada vez más pruebas en el país, pero estas están condicionadas a que haya un reporte inmediato para que el Ministerio de Salud haga las órdenes sanitarias, el contacto de las personas cercanas y todo el protocolo”, advirtió.

Salas detalló que en Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa) hay capacidad para 550 muestras, sin que se haya llegado a esa cuota diaria. Hasta ahora, dijo, los resultados se tienen de un día para otro o en la misma tarde.

Además, dijo, hay 1.800 reactivos y una compra por 10.700 que está en trámite.

El director del Centro de Atención de Emergencias y Desastres (CAED), de la CCSS, Daniel Quesada, explicó que se realiza un esfuerzo para preparar las instalaciones para recibir pacientes, y para eso, dijo, se implementan tres estrategias.

Para este momento, se han invertido ¢17.900 millones en insumos, equipos y recursos para tratar de responder.

No obstante, reiteró, todo este esfuerzo que hace la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) “no servirá si las personas no hacen caso”.

“Las medidas son para que el virus no haga un pico de afectación que cause una gran demanda, que colapse la capacidad del sistema y todos los preparativos que hemos hecho”, dijo.

Quesada también aseguró que todos los centros médicos reciben equipos e insumos. Por ahora hay suficiente e ingresarán más en los próximos días.

“En este momento, tenemos equipo suficiente para las unidades, que hagan el pedido y se les despacha”, garantizó.

Específicamente, Quesada se refirió a los respiradores desechables N95, de los cuales ingresarían 300.000 unidades en 15 días al país.

Asimismo, confirmó que hay acercamiento con la Universidad de Costa Rica (UCR) y con el Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec) para hacer uso de respiradores que están en construcción en esas casas de enseñanza.

El ministro Salas ha advertido que la ola pandémica puede durar de ocho a 12 semanas. Además, según la respuesta de los ciudadanos, puede enfermarse entre el 20% y el 60% de la población.

Recordó que lo que ocurra dentro de las propiedades privadas es una responsabilidad de cada persona y familia. Por eso, dijo, si la intención es procurar el distanciamiento físico, no tiene sentido hacer una fiesta en una casa.

“No podemos ingresar dentro de la casa a decirles que no se reúnan y que no se haga la fiesta. Es un momento de responsabilidad y eso involucra los espacios internos de la casa”.

Igualmente, llamó a desinfectar la superficie de los objetos pues solo con hablar, se expiden gotas de saliva que caen en ellos.

“Entre más una persona tenga síntomas, la capacidad de que esas gotitas de saliva infecten objetos y que esos objetos contaminen a alguien más, se multiplica”, explicó.

Mayor contagio

El ministro de Salud, informó de que hasta el momento el mayor contagio es el relacionado con el médico de 54 años de Alajuela, quien sigue hospitalizado. A él se le vincula de manera directa o indirecta con 23 enfermos, quienes a su vez, tuvieron contacto con otras personas.

Alajuela tiene el mayor conglomerado. A este jueves, acumulaba 45 casos.

"Ha sido el cluster o conglomerado más importante que hemos tenido en todo el país, pero recordemos que el virus ha ido avanzando. Vean que tenemos a más de la mitad de todos los cantones con casos y al final esto va a llegar a todos.

"Entonces tenemos que prepararnos en el sentido de que el virus va a seguir expandiéndose. Que del todo no haya transmisión no se logra aquí ni en ninguna parte del mundo.

“El virus está, la clave es que no se transmita en poco tiempo para que no sobresaturemos los servicios de salud”, insistó.

Acciones económicas

Pilar Garrido, ministra de Planificación, informó de medidas que complementan los esfuerzos para proteger hogares.

Según dijo, se analiza la suspensión de aumentos en tarifas eléctricas, transportes y combustibles para evitar el impacto económico.

También se visualiza “hacer mayores sacrificios” dentro de la Administración Pública, como en las partidas de viajes y otras para destinarlas a la atención de la emergencia.

Se incluye, además, una posible sobretasa al impuesto único de los combustibles.

Igualmente, se analiza si las personas con ingresos altos, con mayores posibilidades de “llevar sustento” y con “una vida con mayor estabilidad”, puedan contribuir con hogares “que la están pasando mal y que tienen incertidumbre sobre cómo van a resolver sus necesidades más básicas a partir de abril”.

Garrido dijo que estudian cómo hacer que las rentas por capital también vengan a palanquear la necesidad de mayores recursos.

“En relación con el aporte solidario, hay cerca de 180.000 personas que no van a tener un ingreso fijo. Para esas personas necesitamos generar una solución. Esa solución se genera desde el ser costarricense, desde el principio más básico de justicia, de solidaridad.

"Por eso, estamos pensando que las personas que tengamos salarios estables podamos contribuir, pero también quienes tienen ingresos por renta de capital. Estamos analizando para que la propuesta sea viable y que cumpla con la protección de los afectados desde la óptica sanitaria, social y económica”, explicó.

“Es una propuesta que se está valorando en relación con los umbrales y los montos de la misma, pero sí está pensada como una de las medidas que estamos hablando con los señores diputados para encontrar la manera más justa de hacer esto”, añadió.

La idea planteada esta mañana por el ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, era ponerle un impuesto gradual a lo salarios mayores de ¢500.000 de empleados públicos y privados, que no se vieran afectados con suspensiones de contratos o reducción de jornada.

Al respecto Garrido explicó que ese impuesto solidario no sobrepasaría los ocho meses y que continuaba bajo análisis del equipo económico del Gobierno.

No obstante, minutos más tarde de dar esa explicación, la ministra leyó un mensaje que le envió el presidente de la República, Carlos Alvarado, negando que un proyecto para gravar salarios se presentaría a la Asamblea Legislativa.

(Video) Ministra lee mensaje del presidente en el que desmiente idea de gravar salarios de ¢500.000

“Lo que quisiera hacer es compartir un mensaje del señor presidente que me indica lo siguiente: el Gobierno de la República no presentará ningún proyecto que ponga impuestos a salarios de ¢500.000 o menores. El Plan Proteger es para cuidar a las personas que perdieron el empleo y bajaron sus ingresos. Convocaremos lo que de manera solidaria, justa y sostenible de alivio a la población”, dijo Garrido.

Dicho plan quedó en suspenso, pues el Gobierno emitió otro comunicado de prensa indicando que sí “se está trabajando en un proyecto de ley de impuesto solidario a los salarios altos que sería temporal y aplicaría para sector público y sector privado, orientada a quienes ganan salarios altos, fijos y cuentan con seguridad y estabilidad en estos momentos”.

Según dejó entrever Presidencia en el boletín, el problema está en determinar a partir de qué monto los salarios tendrán que contribuir con ese tributo solidario temporal.

Además, la jerarca detalló que se trabaja en tres frentes: primero, una fuente de financiamiento para la atención sanitaria; segundo, los subsidios para las personas afectadas en sus trabajos, y, un tercer frente para quienes por jornadas flexibles no tengan ingresos suficientes y robustos para hacer frente a la emergencia.

“Nosotros no tenemos una bola de cristal ni todas las respuestas de las repercusiones. Hay sectores cuya recuperación va a depender de las economías de los socios comerciales”, dijo.

Para la búsqueda de vías, hay dos mesas de trabajo que abordan tres temas diferentes. Uno, arrendamientos; segundo, moratorias en materia de créditos, y tercero, el que tiene que ver con estos proyectos que van orientados a pensiones y demás.

"Estamos identificando con la Asamblea Legislativa proteger a la mayor cantidad de personas sin poner en riesgo el sistema financiero. No podemos permitir que por una irresponsabilidad de nuestra parte lo pongamos en riesgo.

“Cada decisión que tomamos afecta la liquidez de otra medida y la liquidez en su conjunto. Que tengan la certeza que vamos a tomar las medidas necesarias para cuidarles y que tengan los recursos suficientes para enfrentar su día a día”, afirmó.

El plan proteger tiene la finalidad de tomar los recursos de apoyo presupuestario y otros que venían en la Asamblea Legislativa para dar más oxígeno al servicio de la deuda y amortizarla.

“La pandemia se impulsa en este proceso de consolidación fiscal. No significa que debemos abandonar la ruta, pero debemos proteger a las personas que se ven afectadas por las repercusiones económicas para poder atender la pandemia”, insistó.

También, añadió la ministra, sería necesario acudir a las necesidades de financiamiento con líneas de crédito multilaterales para los servicios públicos y para las personas afectadas.

Garrido, ante preguntas, reiteró, que el Consejo Económico que ella preside no recomienda el retiro del ROP, esto es los fondos del Régimen Obligatorio de Pensiones Complementario.

Ojo con estafas

El ministro de Seguridad, Michael Soto, hizo un llamado a estar alertas ante personas “inescrupulosas” que aprovechan la emergencia para intentar estafar.

Por ejemplo, dijo, se hacen pasar por funcionarios de Salud que les dicen que van a quedar exentos de impuestos y les piden información para robar datos. También personas que se han pasar por funcionarios de la Organización de Naciones Unidas para otorgar ayuda.

Igualmente, dicen representar que dan créditos rápidos con muy buenos intereses y que deben hacer un depósito.

Soto informó de que la noche del miércoles se realizaron 169 multas a personas que incumplieron la restricción de circular entre las 10 p. m. y las 5 a. m. Según el jerarca, aumentó en 10 casos con respecto al martes.

“Las personas no están haciendo caso, salen a jugársela. Tienen que cumplir con esta disposición que es por el bien y la salud de los costarricenses”, expresó.

Ante consultas, Soto confirmó que la restricción vehicular diurna (por número de placa, en San José) se mantendrá.

“La idea es evitar el contacto masivo de personas y todas esas medidas tienen ese objetivo. La nocturna total y en algunas circunstancias podríamos variar”, agregó.

Medidas

Conforme avanza el tiempo y también el número de afectados autoridades de Salud han incrementado las medidas para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Entre ellas están la suspensión de lecciones hasta el 13 de abril, la aplicación del teletrabajo, el cierre de establecimientos y prohibición de espectáculos públicos. También hay cierre de playas.

Esta semana, desde el martes, rige la restricción de circular para vehículos particulares entre las 10 p. m. y las 5 a. m.

Asimismo, este miércoles se dieron a conocer lineamientos para el manejo de cadáveres de eventuales víctimas de covid-19.

Cada día, el llamamiento de Salud, de la CCSS, la CNE y todas las autoridades de Gobierno ha sido a permanecer en la casas, así como el distanciamiento físico, aparte de lavado de manos y protocolo de estornudo y tos.

Especial atención dan al caso de los adultos mayores y personas con enfermedades como diabetes, cardiopatías o cáncer, para quienes pide extremar la protección.