Salud

‘Hackeo’ a CCSS: ¿Cuáles servicios funcionan pasado un mes del ataque?

Sicere restableció funciones básicas para pago de planillas, convenios, incapacidades y pensiones, pero EDUS sigue ‘apagado’ por lo que atención de enfermos continúa en expedientes de papel

Pasado un mes desde el hackeo a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), la institución ha restablecido paulatinamente las plataformas digitales de servicios financieros y administrativos relacionados con el Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere) y el Sistema Integrado de Pensiones.

Son plataformas simplificadas que permitieron reiniciar trámites esenciales de recaudación y pago.

La atención en salud se ha garantizado en un 94% de los casos, según autoridades institucionales, a pesar de que el Expediente Digital Único en Salud (EDUS) es uno de los sistemas estratégicos de la Caja que no ha echado a andar, ni en versión simplificada.

La Gerencia Médica de la CCSS y la Dirección de Tecnologías de la Información trabajan en un plan para reiniciar el EDUS, cuya complejidad es alta porque contiene varios módulos para registrar servicios como el de farmacia, laboratorio, consulta médica, vacunación y cirugías.

El presidente ejecutivo de la Caja, Álvaro Ramos Chaves, espera tener arriba todos los sistemas antes de que se cumplan tres meses del hackeo, detectado el 31 de mayo. Los técnicos siguen con el “análisis forense” de las secuelas del ataque y con la colocación de “vacunas informáticas” para blindar a los sistemas de una nueva violación.

El siguiente es un recuento de cómo están los principales servicios administrativos, financieros y de salud en este momento.

Más de 465.000 beneficiarios del IVM y del RNC han recibido las pensiones de los meses de mayo y junio. Esto ha sido posible gracias a un sitio alterno que la Gerencia de Pensiones estableció como plan de contingencia, que le ha permitido pagar, en promedio, ¢104.098 millones.

Ese sistema, anunciado el 29 de junio, permite recibir y tramitar las nuevas solicitudes de pensión cuyo trámite se había paralizado ante la imposibilidad de tener acceso a información para calcular montos y fechas de retiro. También se están elaborando las certificaciones que piden las operadoras para tramitar lo que corresponde al Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP).

Desde el 21 de junio, una versión simplificada del portal web de la CCSS habilitó nuevamente la oficina virtual para que los patronos presenten sus planillas en el Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere).

El acceso se realiza a las siguientes direcciones, siguiendo los pasos establecidos para patronos, y trabajadores independientes y asegurados voluntarios antes del hackeo a la CCSS:

El pago diario de incapacidades se reinició el 27 de junio, aunque el 9 y el 23 de junio se hicieron depósitos a quienes habían realizado la gestión antes del 31 de mayo, cuando se vulneraron los sistemas.

La información de alrededor de 100.000 boletas que se han generado en junio tendrá que ser ingresada “a mano” a los sistemas, y esto tomará su tiempo, advirtió el gerente financiero, Gustavo Picado Chacón.

Desde el 27 de junio, patronos físicos y jurídicos y trabajadores independientes pueden cancelar sus cuotas por medio de la oficina virtual de la CCSS mediante débito a la cuenta bancaria en tiempo real, como habitualmente lo han hecho. A los pagos de este tipo de facturas que se realizaron hasta el 1.° de julio no se les cobrará intereses o multas.

Las citas programadas siguen en pie. Cerca de un 7% ha tenido que reprogramarse, según la Gerencia Médica. Para sacar nuevas citas con el médico general o especialista, se requiere ir presencialmente al centro de salud, pues por ahora no está disponible la aplicación del EDUS que permite agendar en los Ebáis.

Las cirugías programadas se han realizado casi en su totalidad. En un mes, 612 procedimientos se tuvieron que cancelar para reprogramar, mientras que se concretaron 10.209. Los laboratorios retomaron los procesos automatizados en un porcentaje mayor al 80%, pero todavía siguen fuera de línea del módulo de EDUS para estos registros.

Más de la mitad de las farmacias han habilitado un sistema en ambiente de contingencia, que facilita el registro y el despacho, pero todavía un porcentaje importante lo continúa haciendo en papel. A los asegurados se les pide llevar los medicamentos o una lista de lo que toman para ayudar al personal de salud a elaborar la receta y permitir la continuidad de los tratamientos.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.