Josué Bravo. 4 marzo
Nancy Marín, ministra de Comunicación. Fotografía: José Cordero
Nancy Marín, ministra de Comunicación. Fotografía: José Cordero

Nancy Marín, ministra de Comunicación, sostiene que los involucrados con el decreto de la UPAD asumieron su responsabilidad y, prueba de ello, son las seis renuncias que se han desencadenado.

No obstante, como vocera presidencial, no tiene respuestas para preguntas como ¿quién redactó el decreto?, ¿quién coordinaba con el equipo de análisis de datos?, o ¿sabía Presidencia que un analista envío un correo a la Sugef para pedir acceso a información protegida por ley (aunque la propuesta que ni siquiera fue tramitada)?

Sobre el futuro, sostiene que el gobierno tiene proyectos con una prioridad muchísimo mayor que la idea de levantar el secreto bancario lanzada por el Ministerio de Hacienda, la cual generó polémica

Este es un extracto de la entrevista concedida por Marín a La Nación:

-Al integrar a Rodolfo Méndez al equipo del Ministerio de la Presidencia, ¿qué errores estaría reconociendo el gobierno en este tema del equipo de análisis de datos?

En ese punto particular, el error que reconoció don Víctor Morales como ministro de la Presidencia señalando que él había firmado, sin sopesar detalladamente, lo que señalaba este decreto.

-Eso significa, en palabras del gobierno, ¿una torpeza política? Hay sectores que piden al presidente asumir mayor responsabilidad

Yo creo que se ha asumido la responsabilidad por parte de quienes han estado involucrados en este tema y, señal de ello, son las renuncias que se han puesto a disposición del presidente en este caso particular.

“Además, me parece muy importante la responsabilidad dentro del marco del debido proceso, porque hay una investigación administrativa, hay una investigación legislativa y hay una investigación judicial en curso donde, respetando el debido proceso en un país democrático y de derecho, se siga lo que debe de ocurrir para que se establezcan la verdad y responsabilidades”.

-Hasta hoy, ¿sabe Presidencia quién fue el que redactó ese decreto?

No sabría yo decirle ese punto particular pero, además, insisto, en el marco del debido proceso y del proceso judicial que está en curso, hay una obligación legal de guardar secreto en estas cosas tal y como lo establece el artículo 195 del Código Procesal Penal.

-Con las salidas del gobierno entre ayer y hoy se intenta enviar un mensaje que genere confianza. ¿Por qué no renuncian los dos técnicos de la oficina de datos?

En realidad ellos ya han sido apartados del trabajo que hacían desde el inicio de esta discusión, por una orden del señor presidente. Además, sus equipos se les habían retirado, sus computadoras se guardaron y se pusieron a la orden de la Fiscalía desde antes que se realizara el allanamiento.

“Finalmente ocurre el allanamiento y quien asume la responsabilidad en este caso y, por eso ponen sus renuncias, son tanto el coordinador de la unidad (Diego Fernández) como las otras personas que han puesto sus renuncias. Estas dos personas serán trasladadas. No van a estar más en Casa Presidencial ni van a seguir trabajando con el tema de bases de datos, sino que más bien serán trasladadas en otras instancias de gobierno donde, desde su perfil profesional, puedan seguir colaborando”.

-¿Cuáles son las instancias donde serán reubicados?

Todavía no está decidido cuáles instancias.

-¿Van a seguir analizando datos en esas instituciones?

No. Ellos son economistas.

-¿Ese traslado podría generar más desconfianza en la ciudadanía?

Creo que la confianza tiene que ver con las investigaciones que he señalado. Es decir, hay confianza en nuestras instituciones, en que ya la Fiscalía está en conocimiento de este tema, la Defensoría también. También, hay una investigación administrativa para sentar responsabilidad y también está la investigación legislativa. No es que no se va a investigar. Si se encuentran responsables, por supuesto que se les va a sancionar.

“Es decir, el debido proceso supone que eso va a ocurrir y ellos van a tener su momento para referirse a este tema y poner a disposición las pruebas, defenderse y que se establezca cuál es la verdad a todo esto en realidad. Si hay responsabilidad, que se le sancione”.

-¿El presidente coordinaba directamente a este equipo a través de la jefa de su despacho Felly Salas o Felly Salas actuaba de forma autónoma con ellos?

No podría responder eso. Primero, porque no tengo conocimiento y, segundo, porque tengo un impedimento legal para responder.

-¿Cómo es que no se tiene conocimiento de quién dirigía una oficina que venía funcionando desde mayo del 2018?

Déjeme decirle que, desde que yo estoy a cargo del Ministerio de Comunicación, no tengo detalles ni conocimiento del funcionamiento de otras dependencias. Pero, además ,tengo un impedimento legal como todos los funcionarios de gobierno que, de alguna manera calcen con el 295 de Código Procesal Penal de referirme, precisamente. ¿Para qué? Para cuidar la investigación, para cuidar y proteger el debido proceso y que, efectivamente, se logre llegar a la verdad real de los hechos para que se sancionen de encontrarse a las personas que se encuentren responsables.

-¿Presidencia sabía que algunos de los técnicos, como Alejandro Madrigal, enviaba propuestas de establecer convenio para solicitar información protegida por ley?

Eso es justamente lo que va a arrojar la investigación judicial.

-El presidente hoy hizo señalamientos. Pidió responsabilidad a la prensa, mencionó que sectores molestos con la posibilidad de levantar el secreto bancario se sumaron a a los cuestionamientos y mencionó que algunos actores políticos andan en campaña. ¿Por qué se recurre a señalamientos y no se asume mayor responsabilidad a nivel interno?

No. Creo que hay un reconocimiento de la responsabilidad del Ejecutivo y, a partir de ahí, se ha dado esta serie de renuncias. Pero, además, ha habido tal reconocimiento de la responsabilidad que, incluso, se puso a disposición de la Fiscalía desde el primer momento, se puso a disposición de la Defensoría de los Habitantes entendiendo que es necesario llevar confianza y certeza a la población que por supuesto se tiene que escuchar y atender.

"En ese marco de generar confianza y credibilidad es que, precisamente, la investigación judicial debe ser absolutamente protegida y cuidada para seguir abonando al fortalecimiento de nuestras instituciones que, al final, es lo que sostiene a este país que es un país democrático.

En cuanto a las referencias que hizo el presidente, el día de hoy, lo que hace es un análisis coyuntural de distintos elementos que se suman en el marco de este decreto".

-¿Por qué traer de nuevo, en esta coyuntura actual, el tema del secreto bancario? Esto generaría más dudas cuando el país necesita otros temas importantes

El presidente hizo un análisis de coyuntura, pero, además, hizo un llamado seguir trabajando por el país poniendo de primero a Costa Rica, como ya lo han hecho el Ejecutivo y el Legislativo en esta administración, pero, además, reconociendo, también, que hay una debilidad ante la situación de don Víctor Morales. Él da un paso al costado, justamente, entendiendo esta coyuntura y entendiendo que le queda poco espacio político para maniobrar frente a la Asamblea Legislativa.

-¿El gobierno seguirá insistiendo en la posibilidad de levantar el secreto bancario?

Esa es una decisión que tiene que tomar el Ministerio de la Presidencia con el señor presidente. Yo creo que hay cosas importantes que están sobre la mesa en términos de educación, infraestructura vial, de atención a la pobreza, el proyecto Pagar que presentó el ministro de Hacienda (Rodrigo Chaves) me parece que tiene una prioridad muchísimo mayor que el tema del secreto bancario; el tema de las pensiones de lujo y que ese dinero se oriente a la atención a las personas que viven en condiciones de pobreza extrema.

“Esas han sido las prioridades que el señor presidente ha señalado y entiendo que el secreto bancario no es una prioridad en este momento”.

-¿Presidencia conocía que se desoyeron las observaciones de Mideplán a la propuesta de crear una unidad de análisis de datos?

No. Yo como ministra de Comunicación lo desconocía. No es un tema de mi competencia y, en cuanto a lo demás, no podría referirme, nuevamente, por el marco de la investigación.

A lo que tengo poca tolerancia es a los gritos

-¿Su relación con los medios de comunicación está fracturada? Hoy hubo molestia de los periodistas por las pocas consultas al presidente. Por otro lado, hay sectores que piden su renuncia debido a que ven debilidad en el manejo del caso de la UPAD.

Yo tengo en general una buena relación con los colegas, a usted le consta. Todavía, ayer en la noche, estuve respondiendo consultas de casi todos los que estuvieron en la conferencia del día de hoy, confirmando información y respondiendo. A algunos de ellos les he respondido, de manera telefónica, entrevistas de última hora los fines de semana, en horas de la noche. Yo en general creo que tengo buena relación.

"A lo que tengo poca tolerancia es a los gritos y a la falta de respeto. A eso tengo poca tolerancia porque me parece que, independiente del puesto que uno ostente y de la labor que desempeñe, el respeto de las personas siempre debe de ser lo que prevalezca en una relación profesional como esta.

No es la primera vez que lo digo. Es la segunda vez que lo recuerdo en este puesto como ministra. Yo podré tener muchas debilidades y muchos errores como persona. Creo que el equipo de trabajo del ministerio de Comunicación es un equipo excelente y hacemos lo mejor que podemos con los insumos que tenemos a la mano. Eso ha sido así.

Hemos hechos estrategias muy exitosas en algunos casos que, claramente en el tema de la comunicación, tiene la pequeña variable de que cuando algo sale bien, el crédito, usualmente, se lo lleva un jerarca que es el que lleva la materia; mientras que si algo sale mal, el tema de la comunicación siempre surge como un punto débil.

Yo entiendo que la comunicación se trabaja en equipo. La buena comunicación se trabaja así y eso es algo que hemos intentado hacer. No siempre lo hemos logrado, pero siempre hemos hecho esfuerzo por hacer nuestro mejor trabajo y dar a conocer a la población lo que realmente le importa.

A veces nos quedamos enfrascados en lo que le interesa a un pequeño grupo y que realmente no le interesa a la gente. Mi puesto está a disposición del presidente, siempre lo he dicho, es un puesto de confianza. En el momento en que el presidente me pida dar un paso al costado por la razones que sean, yo no tengo ningún inconveniente en irme a mi casa a estar con mi familia".

¿No nace de usted poder renunciar?

En este momento creo que no es un momento para hacer eso. Creo que es un momento, más bien, de permanecer en un equipo, de trabajar fuertemente, de apostar a seguirle diciendo a al ciudadanía, justamente, como el mensaje que señalaba don Rodolfo, de lo que hemos hecho y lo que queremos seguir haciendo por el país.

¿Defiende la comunicación de lo relacionado con la UPAD? ¿Fue idónea?

No creo que fuese idóneo. Creo que pudo haber sido más acertada, pero en el nivel de la coyuntura y de la actualidad y de cómo funciona la comunicación en estos tiempos, creo que fue lo mejor que se pudo hacer

¿Se descartan más salidas vinculada sal tema de la unidad de análisis de datos?

En este momento no está contemplada ninguna otra salida.